El voto grande de los niños en el 2019

Los niños y adolescentes emitieron su voto con responsabilidad. Se tienen reportes de que en algunos departamentos las filas de los menores eran de una a dos cuadras.

Los niños y adolescentes emitieron su voto en las elecciones de Guatemala en 2019.  (Foto Prensa Libre: Ingrid Reyes).
Los niños y adolescentes emitieron su voto en las elecciones de Guatemala en 2019. (Foto Prensa Libre: Ingrid Reyes).

Desde las ocho de la mañana de este domingo 16, las familias y los niños empezaron a acercarse a los centros de votación infantil en toda Guatemala.

Los centros de votación que participaron fueron &Café, el Arca de Noé, Banco Promerica, Banrural, Cemaco, Econosuper, Génesis Empresarial, Supermercados La Torre y otros centros comerciales en toda la República.

El padrón electoral infantil de Guatemala cuenta con más de 300 mil niños registrados. Se habilitaron 365 centros de votación, cubriendo 130 municipios con 547 mesas distribuidas en los departamentos del país.

El lema de esta séptima edición de las elecciones infantiles es “Tu voto es grande” y así lo han demostrado con su participación.  Algunas mesas como en la sede del &Café en Antigua Guatemala, a las primeras horas reportaban ya más de 100 sufragios infantiles.

Largas filas de niños se reportaron en algunos departamentos. Esta fotografía es en el Centro de Votación de & Café, en La Antigua Guatemala. (Foto Prensa Libre: cortesía).

En la ciudad capital también algunas mesas visitadas en la zonas 13, 10, 14 y 17 contabilizaban una afluencia importante, aunque todavía no se tienen los datos concretos que serán dados a conocer el lunes 17 en una conferencia de prensa.

José del Cid, presidente del Tribunal Infantil, adelantó que en algunos departamentos como Quetzaltenango y Chimaltenango hubo reportes de que las filas de los menores participantes eran de una o dos cuadras.  “Esta es una gran satisfacción y en especial ver a las familias y padres orientando a sus hijos a emitir su voto”, agregó.

El joven también lamentó las situaciones de Zacapa y San Marcos, donde se dieron algunos problemas de violencia y durante algunas horas se suspendieron las elecciones infantiles en estos lugares.

Nora Micheo, de la Fundación Elecciones Infantiles, agregó que la prioridad era resguardar la seguridad de los niños y hasta las 16 horas tenían reporte de que algunas de las mesas receptoras infantiles volvieron a abrir cuando la situación se tranquilizó en estos sitios.

Ciertos centros de votación abrieron a las 8 horas, otros a las 10 y todos tenían programado cerrar a las 18 horas.  Los niños y jóvenes voluntarios en las mesas experimentaron una jornada larga de un turno, mientras en otros lugares hubo dos turnos.

Aunque un gran número de los participantes estaban empadronados con anterioridad y contaban con  su Documentos Personal de Identificación (DPI)  otros llegaron a hacerlo a los centros de votación.

En uno de los puntos del Centro Comercial Portales, casi estaban por terminarse los DPI al mediodía de este domingo 16, aunque no representó mayor problema, pues se tenía otro centro a pocos metros que podría cubrir la necesidad.

Los hermanos Xuyá llegaron de Chinautla a emitir su voto en Cemaco del Centro Comercial Portales. (Foto Prensa Libre: Ingrid Reyes)

“Hemos visto que los niños vienen motivados, algunos traen emplasticado su Documentos Personal de Identificación y nos alegra que tomen esto con seriedad”, dijo Alejandra Orozco, de 17 años, miembro de una de las mesas receptoras.

Alejandra es parte de los jóvenes que se juramentaron, junto al Tribunal Supremo Electoral Infantil, juntas receptoras de votos, y centros electorales, con la finalidad de darle la formalidad y el protocolo del proceso.

Gladys de Valladares llegó con su hija y sus nietos a uno de los centros de votación en la zona 15 capitalina y sobre esta oportunidad con los niños comentó que “Guatemala necesita un cambio y tenemos que estar conscientes de que el voto vale, me da alegría ver la afluencia de gente y los valores cívicos que se están sembrando en los niños”.

Los participantes de las mesas receptoras de votos también emitieron su sufragio. Una imagen de la mesa en La Torre, del Centro Comercial Portales. (Foto Prensa Libre: Ingrid Reyes).

Por su parte, Fabiola Zúñiga, una de las madres asistentes, señaló que es una tarea de los padres darles el ejemplo a los niños de este derecho y responsabilidad.  Su familia empezó la jornada electoral por llevar a los niños de la familia a votar y luego lo harían los adultos.

Detalles en las mesas

A diferencia de los adultos, los niños únicamente votaron con una boleta, la de los presidenciables.  Los adultos tenían prohibido tomar fotografías y acercarse en el momento que los pequeños estaban dando su voto.

Cada mesa tenía un presidente.  Los niños anotaban los nombres de los votantes y después de sufragar, los menores  introducían la boleta a la bolsa, que al final será contabilizada, y para finalizar ponían su huella digital en el registro físico.

Solo los jóvenes y niños participantes estaban autorizados para dar declaraciones por parte del Tribunal Supremo Electoral Infantil, y en las mesas visitadas los niños sabían con seguridad el proceso  y cómo responder frente a casos especiales.

Desde la mañana los niños y jóvenes empezaron a acercarse a los Centros de Votación Infantil. Aquí durante la jornada en el Arca de Noé, zona 14. (Foto Prensa Libre: Ingrid Reyes).

Por ejemplo, contaban con papeletas Braille para los niños con discapacidad visual.  El Benémerito Comité Pro Ciegos y Sordos de Guatemala especificó que se empadronaron en total 1500 niños con algunas discapacidad visual y auditiva.

En algunas instituciones educativas se realizaron simulacros antes de este día.  Uno de ellos se realizó en el Centro Educativo para Niños Sordos Dra. H. C. Molina de Stahl, en Quetzaltenango, “los alumnos participaron en el simulacro como votantes e integrantes de mesas receptoras de votos y también realizaron el empadronamiento de sus compañeros”, dijo Karina Domínguez, directora del centro educativo.

Micheo, directora de la Fundación, agregó que este ejercicio que se ha vivido en Guatemala desde hace algunos años pone en evidencia que se están formando jóvenes  con un voto más consciente y crítico.  A los niños se les orienta para que creen ciudadanía, que hablen con sus padres y maestros, se eduquen y busquen información para tener un pensamiento más razonado y tomen una decisión más consciente.

Compartimos otras imágenes de la jornada:

Contenido relacionado

>Tribunal Supremo Electoral dice que la participación en las urnas “no es óptima”

>Elecciones generales 2019, la primera prueba de una campaña atípica en Guatemala

>Esto es lo que debe ocurrir para que un voto sea invalidado

1

Marìa Peralta Hace 2 meses

si nos gustaria saber a quien dan por ganador sabemos que los niños han elegido correctamente, y la muestra de disciplina patriotismo lo demostraron ellos felicitaciones gracias por su civismo