Washington traza tres prioridades para Centroamérica

El nuevo embajador de Estados Unidos, Luis Arreaga, mantendrá el respaldo a la lucha contra la corrupción, combate de la pobreza y reducción de los niveles de crimen y violencia, según lo dispuesto por la Estrategia del Gobierno de Estados Unidos para el Compromiso o de Actuación con Centroamérica.

Publicado el
El nuevo embajador de Estados Unidos, Luis Arreaga —centro—, expresó ayer su apoyo al jefe de la Cicig, Iván Velásquez, y a la fiscal general, Thelma Aldana. (Foto Prensa Libre: Embajada de EE.UU. en Guatemala)
El nuevo embajador de Estados Unidos, Luis Arreaga —centro—, expresó ayer su apoyo al jefe de la Cicig, Iván Velásquez, y a la fiscal general, Thelma Aldana. (Foto Prensa Libre: Embajada de EE.UU. en Guatemala)

A continuación detallamos los propósitos y líneas de acción de la política del Departamento de Estado de Estados Unidos hacia la región centroamericana.

Mejor gobernanza

Lucha contra la corrupción

Apuntar a la corrupción es la primera de seis líneas de acción en el eje de Mejorar la Gobernanza. “Una de las principales quejas de los ciudadanos en América Central es que hay una cultura de corrupción. Apoyaremos programas para modificar las prácticas actuales en la prestación de servicios gubernamentales, para reducir las oportunidades de corrupción”.

De hecho, en enero de este año, EE. UU. entregó un aporte de US$7.5 millones a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Servicio civil y sociedad

Invertir en una reforma al servicio civil es otra de las líneas de acción de EE. UU., por considerar que la prestación de los servicios gubernamentales está a cargo de personal que es cambiado con cada ciclo electoral.

“Como resultado, hay poca memoria institucional a lo largo de las organizaciones y una curva de aprendizaje después de cada elección”, consideró el Departamento de Estado.

Además, la falta de un servicio profesional socava la eficacia de las inversiones de donantes.

Aumentar el rol de la sociedad civil es otro punto, para reducir la corrupción, las brechas económicas y mejorar el uso de los impuestos, así como para promover los derechos humanos.

En la gobernanza también se busca mejorar la capacidad fiscal, así como reforzar las instituciones democráticas.

Properidad e Integración regional

Reducción de la pobreza

“El 50 por ciento de la población de Centroamérica vive en la pobreza. Nos enfocaremos en iniciativas encaminadas a reducir la tasa de pobreza a menos del 40 por ciento durante la siguiente década y poner la tasa de pobreza en una tendencia decreciente en el largo plazo”, estipuló el gobierno estadounidense el 2014.

Contrario a lo que se busca, el 59 por ciento de la población vive en los rangos de pobreza y pobreza extrema en Guatemala, lo que equivale a nueve millones 370 mil personas, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) del 2014. Ese indicador subió 8.1  puntos porcentuales respecto de la medición efectuada en el 2006, cuando era de 51.6 por ciento.

Luis Arreaga comenzó su gestión el miércoles último con la presentación de cartas credenciales al presidente Jimmy Morales. (Foto: Hemeroteca PL)

“Un componente importante de ese esfuerzo serán los programas de desarrollo rural”, anotó EE. UU.

Mejorar clima de negocios

En ese eje entra lo relacionado con mejorar el clima de negocios, en que el sector privado pueda remover barreras hacia oportunidades económicas en las áreas urbanas y rurales.

También se plantea reforzar la calidad educativa, para crear mejor fuerza de trabajo y oportunidades de empleo.

Asimismo, se busca fortalecer las instituciones, promover la unión aduanera y vincular a Centroamérica con una “integrada” Norteamérica.

Más seguridad

Reducción de la criminalidad

Los tres grandes objetivos de este eje y la cooperación de Estados Unidos para complementar los esfuerzos de los países son reducir los niveles de crimen y violencia, fortalecer las instituciones que trabajan para el imperio de la ley y asistencia en comunidades marginales para erradicar de  raíz de la inseguridad, que impide el desarrollo económico y la inclusión social.

Los enfoques son la reforma policial, seguridad comunitaria y continuar con la cooperación en cuanto a defensa.

Estados Unidos ha donado las principales herramientas de las fuerzas de tarea que funcionan en las fronteras occidental y oriental de Guatemala, como vehículos blindados todoterreno, armamento y equipo.

Contra el crimen organizado

El combate del crimen organizado es otro de los focos de atención. De acuerdo con el Departamento de Estado, esos grupos se han vuelto más poderosos en la región centroamericana y, en algunos casos, han ganado influencia “significativa” en algunos territorios.

“El tráfico de drogas es la mayor fuente de ingresos para las organizaciones más poderosas, por lo que nuestro trabajo para combatir el crimen organizado debe estar vinculado a intensificar los esfuerzos antinarcóticos”, se lee en la estrategia.

Hasta el 17 de septiembre último se registraban mil 296 homicidios menos en relación con el mismo período del año pasado. La tasa de homicidios por cada cien mil habitantes también ha tenido una tendencia a la baja. Era de 29.78 en el 2015, 27.25 en el 2016 y hasta el 17 de septiembre último estaba en 18.98.