Ambigüedades con elevado riesgo

Opinión

Hace pocos días el embajador de Estados Unidos, Luis Arreaga, dijo que no podía emitir opinión sobre la problemática nacional, por ser asuntos que deben resolver los guatemaltecos. Es una excusa débil, si se leen los textos de la Alianza para la Prosperidad o la carta de los congresistas y senadores que señalan el peligro de las recientes acciones del gobierno guatemalteco para socavar la batalla anticorrupción.