Maga reconoce incapacidad para atender inseguridad alimentaria este año

La falta de presupuesto provocará que el Ministerio de Agricultura (Maga) no pueda dar el segundo cupón a damnificados por la canícula prolongada de 2018, que no compre alimentos para el periodo de hambre estacional de este año y que no contrate a extensionistas.

La falta de lluvia en 2018 azotó a 21 de 22 departamentos, donde campesinos perdieron el 75 o hasta el cien por ciento de su siembra. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La falta de lluvia en 2018 azotó a 21 de 22 departamentos, donde campesinos perdieron el 75 o hasta el cien por ciento de su siembra. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El propio ministro Mario Méndez-Montenegro informó sobre la falta de capacidad para atender los problemas alimentarios de este año debido a candados en el presupuesto de este año; sin embargo, el tema no ha sido analizado formalmente con la cartera de Finazas.

El funcionario dijo en conferencia de prensa que el Artículo 33 del Presupuesto General de este año impiden transferencias al Maga, por lo que hacen falta unos Q350 millones para compras y contratación. La solución, afirmó, la tiene el Congreso, para modificar el decreto del presupuesto.

Méndez-Montenegro aseguró que como funcionario ya hizo lo posible por evitar la crisis en la cartera, pero que después de varios analísis técnicos se determinó que no existe una solución.

El ministro de Finanzas, Víctor Martínez, fue cuestionado sobre el problema en el Maga, a lo que afirmó que cuando el funcionario haga un requerimiento formal al respecto se analizará, pues por el momento no se ha presentado un documento oficial a la cartera que dirige.

Le puede interesar: El compromiso no es solo lucha antinarco, dice Estados Unidos

Lo que hace falta

El presupuesto que hace falta, según Méndez-Montenegro, se divide en Q79 millones para entregar el segundo cupón canjeable por alimentos a las familias damnificadas por la canícula prolongada del 2018.

Otros Q140 millones estarían destinados a la compra de alimentos para atender la inseguridad alimentaria de este año, cuyo periodo de hambre estacional comienza en marzo.

Otros Q130 millones son necesarios para la contratación de extensionistas del Maga, señaló el funcionario. Estos trabajadores son, precisamente, quienes trabajan en los siete departamentos priorizados por la Estrategia Nacional para la Reducción de la Desnutrición Crónica.

Méndez-Montenegro indicó que la institución se encuentra en una alerta roja y que depende del Congreso el poder hacer las enmiendas necesarias en el presupuesto para poder atender la situación alimentaria.

Lea también: Maga reconoce anomalías en entrega de vales canjeables por alimentos

Además, al ser cuestionado sobre si la cartera requiere recursos del préstamo Crecer Sano, que se discute en el Congreso y cuyo destino es el Ministerio de Salud, el funcionario dijo que ese dinero podría aliviar la situación en la cartera.

El ministro reiteró que hay personas en riesgo por inseguridad alimentaria y la cartera ya hizo los estudios técnicos para poder solucionar la situación, por lo que todo depende del Congreso para que el dinero pueda ser transferido para ese fin.

Según organizaciones de cooperación internacional que realizan monitoreos, se estima que los afectados por el hambre estacional este año pueden llegar a 500 mil.

Artículo cuestionado

El Artículo 33 del Presupuesto General para el 2019 indica que hay una “prohibición para modificar asignaciones de seguridad alimentaria y programas sociales”.

Lea también: Niños de 15 departamentos están en riesgo de desnutrición aguda

En este artículo se indica que las asignaciones destinadas a la seguridad alimentaria, remuneración al personal temporal y servicios técnicos profesionales en el Maga, así como las asignaciones de los programas sociales del Ministerio de Desarrollo Social “no podrán por ningún motivo incrementarse o disminuirse”.

La excepción, indica el artículo, es cuando los casos se declaren conforme el Decreto 7 de la Ley de Orden Público, que regula las declaratorias de estados de Calamidad Pública, Excepción, Alarma y Sitio, entre otros.

Méndez-Montenegro, sin embargo, insistió en que no es por esta vía que se quiere manejar la situación, “tiene que ser por la vía del Legislativo pero a través de una enmienda a este artículo”, indicó.

Los cupones estaban contemplados

Así como el tema no se ha abordado formalmente con Finanzas, el Maga tampoco ha presentado esta situación al Consejo de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Conasán), cuya primera reunión ordinaria se efectuará en marzo.

Armando Barreno, representante de la sociedad civil en el consejo, indicó que el Maga no debe incluir en sus problemas financieros los cupones para damnificados por la canícula prolongada del año pasado, porque ese presupuesto se aprobó para cubrir a todos los beneficiarios.

Además, indicó Barreno, el desamparo para las personas que sufren por la falta de alimentos ocurre casi todos los años en octubre y noviembre, no a principios como en esta ocasión. Además, dijo, el Maga debe presentar una propuesta en el consejo en busca de una solución.

Contenido relacionado

Congreso se estanca por inasistencia de diputados

Cómo el TSE busca evitar la conflictividad electoral

Morales, Arzú y Vásquez habrían hablado sobre poner fin al mandato de Cicig, según diputado

 

1

Roberto Ximenej Hace 10 meses

La realidad apunta que estos fondos para las hambrunas ya caminaron sin llenar su cometido.