Partido UNE se divide y recompone las fuerzas en el Congreso

La solicitud de expulsión del partido UNE de Sandra Torres y el diputado jefe del bloque, Jorge Vargas, refleja una lucha de poderes y negociaciones alrededor de las elecciones de Corte Suprema de Justicia y el Tribunal Supremo Electoral.

Un grupo de diputados, encabezado por Carlos Barreda -al centro- piden la expulsión de Sandra Torres del partido UNE. (Foto Prensa Libre)
Un grupo de diputados, encabezado por Carlos Barreda -al centro- piden la expulsión de Sandra Torres del partido UNE. (Foto Prensa Libre)

El 14 de enero el partido Unidad Nacional de la Esperanza, el más grande del país, se convirtió en la fuerza política más grande del Organismo Legislativo, con 52 diputados. Veintiún días después, dramáticamente, la bancada pidió la expulsión de Sandra Torres y confirmó lo que se decía a voces: el partido se dividió.

El cisma de la UNE ocurre, además, en un momento coyuntural donde se está en medio de los procesos de elección de Corte Suprema de Justicia y el nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE), procesos en los que, supuestamente, buscaba influir Torres e imponer su voluntad, según las declaraciones del diputado Carlos Barreda, subjefe de la bancada.

“Se han asumido compromisos políticos con intereses oscuros y espurios”, decía Barreda para justificar la solicitud de expulsión de Torres y el diputado Estuardo Vargas, a quien señalan de ser el operador político de la expresidenciable.

Su libertad en riesgo

Según Barreda, ha existido intromisión de Torres en las decisiones de la bancada, incluso intimidaciones a varios diputados “a pesar de tener prohibición del juez”, lo que ha hecho que el partido sufra una división. “No podemos seguir permitiendo más traiciones. No podemos seguir más así”, dijo Barreda.

Sandra Torres actualmente goza de arresto domiciliario, luego de cuatro meses de guardar prisión preventiva vinculada en el supuesto financiamiento ilícito de la UNE durante la campaña 2015. Entre las restricciones que le impuso el juzgado está no tener comunicación ni con diputados ni con miembros del partido mientras se desarrollan las investigaciones.

La molestia de integrantes del partido a la supuesta injerencia llegó hasta la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) del Ministerio Público, quien lidera las investigaciones en el caso de Torres. El presidente del Comité de Fiscalización Financiera de la UNE, Juan Carlos Fortuny, ya declaró haber recibido presiones y directrices, lo que podría significar una violación de la libertad condicional de la expresidenciable y pone en peligro el beneficio.

El caso está bajo reserva, por lo que no se pudo establecer el alcance de la declaración de Fortuny, quien también habría presentado mensajes telefónicos como prueba de las órdenes recibidas por Torres y convocatorias a reuniones en un edificio de apartamentos en la 8ª. Avenida y 16 calle de la zona 10.

Para que Torres y Vargas queden fuera del partido aún falta superar un procedimiento regulado en los estatus del partido y la decisión la tendrá el Comité Ejecutivo, que preside el diputado Óscar Argueta, que formó parte del grupo de diputados que pidió la expulsión de la excandidata presidencial.

Sandra Torres durante una actividad proselitista en la campaña presidencial del 2019. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La rebelión

De concretarse la salida de Torres de la UNE significaría también la salida de varios diputados. Por ahora unos 12 legisladores ya se han distanciado del bloque que los llevó al Congreso y han votado junto a la alianza oficialista.

La primera rebelión ocurrió en la aprobación de la denominada Comisión de la Verdad que buscaba, en la legislatura pasada, investigar los supuestos abusos de la Comisión contra la Impunidad en Guatemala (Cicig). Siete diputados, entre ellos Jorge Vargas y Carlos López, votaron a favor de la creación de la comisión, contradiciendo la directriz de la bancada.

Los diputados disidentes de las órdenes de Orlando Blanco también quedaron en evidencia en la aprobación del Presupuesto 2020, en noviembre último.  La ocasión más reciente, para la elección de la Junta Directiva, el pasado 14 de enero, donde seis diputados votaron a favor de la planilla de la alianza oficial y frustraron el intento de Blanco de hacerse con la presidencia del Legislativo.

“Un grupo de diputados dirigidos por Estuardo Vargas, Carlos López y Sandra Torres traicionaron al partido votando a favor de la actual Junta Directiva”, dijo Barreda al respecto de la votación que perdió Blanco.

En el otro extremo está Jorge Vargas, el diputado de Zacapa y jefe de la bancada, que explica que el intento de expulsión es otra forma de querer adueñarse del partido de Sandra Torres. Señalando a Orlando Blanco y a Carlos Barreda de ser los verdaderos “traidores” de la UNE.

Según Vargas sí hay división en el partido, pero se debe al exceso de control de Barreda y Blanco. “De las 12 comisiones, nueve fueron repartidas entre ellos mismos. Realmente los diputados distritales fueron hechos a un lado y ese es su resquemor (…) no fueron consensuadas las decisiones”, dijo Vargas.

Sobre la solicitud de expulsión Vargas asegura que no procederá porque se necesita superar procesos partidarios en donde no tienen suficiente poder. “Que agoten todas las instancias legales del partido. Ellos no son los dueños del partido. Los que traicionaron la causa, la imagen y la figura de Sandra Torres son ellos y hoy lo están demostrando”, agregó.

Sandra Torres, en un comunicado difundido la tarde del martes, llamó traidores a los diputados que piden su expulsión y señaló a ellos de ser los que están negociando cuotas de poder alejados de los intereses del partido.

“El propósito espurio de este pequeño grupo de oportunistas (12 liderado por Oscar Argueta, Carlos Barreda, Jairo Flores y Mario Taracena) riñe abiertamente con la Ley Electoral y de Partidos Políticos, los estatutos de la UNE y lo que es más grave: transgrede de manera artera la Constitución”, comunicó Torres.

Una empleada del Congreso retira una fotografía de Sandra Torres de las oficinas de la bancada. (Foto Prensa Libre)

Torres, la omnipresente

Aunque la UNE es hasta ahora el partido más sólido del país, con una presidencia de la República ganada en el 2007 y representación en todos los municipios de Guatemala, no siempre ha sido homogéneo.

Ronaldo Robles y Carlos Menocal, secretario de Comunicación Social de la Presidencia y Ministro de Gobernación durante el gobierno de Álvaro Colom, respectivamente, abandonaron el partido aduciendo un excesivo control de Sandra Torres de la agrupación.

Varios años después de su dimisión, Robles sostiene que el control de Torres sobre el partido y la bancada en el Congreso es total, o al menos eso pretende, lo que resta fuerza democrática a las decisiones y genera roces entre los afiliados.

“El autoritarismo y la ambición de Sandra Torres han sido los elementos que más han distorsionado a la UNE misma que desde sus orígenes se planteaba como un partido social demócrata. Yo puedo dividir al partido en dos etapas: uno con romanticismo, idealismo que pretendía cambiar al país y una segunda etapa que es la etapa del pragmatismo y del ‘fin justifica los medios’, tristemente una monarquía, encima de todo”, dice Robles.

Para el exfuncionario de la UNE, la división pública del partido debió ocurrir hace mucho tiempo y ocurre en un momento coyuntural donde la elección de Cortes y Tribunal Electoral están en juego.

“Ahora se ven obligados -los diputados- a asumir un rol más coherente con su ideología y origen del partido, que se había prostituido por completo, y tendrá incidencia positiva o negativa en muchos temas, como la elección de Cortes, Tribunal Supremo Electoral y otras acciones que puedan venir del Organismo Legislativo”, explicó Robles.

Así votaron:

La causa por la que pidieron la expulsión de Sandra Torres y Jorge Vargas se fundamenta en tres votaciones en las que un grupo de diputados han votado de manera distinta a la mayoría de la bancada UNE. Aquí figuran los 12 diputados que votaron a favor de temas que publicamente la bancada manifestó su rechazo.

Comisión anticicig | 24 de septiembre del 2019

Carlos Enrique López Maldonado

Felipe de Jesús Cal Lem

Jorge Estuardo Vargas Morales

Juan Carlos Josué Salanic García

Lucrecia Carola Samayoa Reyes

Luis Fernando Sanchineli Palma

Rubén Misael Escobar Calderón

Prepuesto 2020 | 20 de noviembre del 2019

Felipe Jesús Cal Lem

Francisco Vitelio Lam Ruano

Carlos Enrique López Maldonado

Carlos Santiago Nájera Sagastume

Juan Carlos Josué Salanic García

Lucrecia Carola Samayoa Reyes

Luis Fernando Sanchinel Palma

Jorge Estuardo Vargas Morales

Junta Directiva 2020 | 14 de enero del 2020

Francisco Vitelio Lam Ruano

Carlos Santiago Nájera Sagastume

Thelma Elizabeth Ramírez Retana

Edgar Raul Reyes Lee

Juan Ramón Rivas García

Luis Fernando Sanchinel Palma

Contenido relacionado:

Sandra Torres se pronuncia luego que diputados pidieran su expulsión del partido UNE

Implicado en caso de financiamiento a la UNE queda sin persecución penal

Revocan órdenes de captura a señalados por el MP en caso de financiamiento electoral de la UNE