Preocupa financiamiento de presupuesto del 2018

Expertos señalan que aunque la deuda es manejable, causa incertidumbre la forma como será usada.

La Comisión de Finanzas del Congreso analiza el proyecto de presupuesto para el 2018.
La Comisión de Finanzas del Congreso analiza el proyecto de presupuesto para el 2018.

La Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), principal bancada de oposición, asegura que a propuesta está desfinanciada y le preocupa principalmente el endeudamiento, razón por la cual no lo apoyarán, argumento que comparten expertos.


Según la iniciativa 5340 que analiza la Comisión de Finanzas del Congreso, el presupuesto tiene proyectado financiarse con Q18 mil 311 millones 963 procedentes de deuda interna y externa; es decir, un 21 por ciento. Esto contrasta con el monto que está destinado para inversión, que es de Q17 mil 805 millones 949 mil 271 y que representa el 20 por ciento del presupuesto total.

Análisis

Édgar Balsells, jefe del Área Socioeconómica del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos (Ipnusac), afirmó que le preocupa que todas las instituciones pidan más dinero, pero todo para funcionamiento.

Lea también ? Lucha por la Junta Directiva

“Lo que suena contradictorio es que se recorte al área de inversión. Eso no es aconsejable”, indicó el también exministro de Finanzas Públicas.

Respecto de la deuda, opina que también está mal enfocada. “Si me endeudo para inversión no importaría tanto, porque tiene efecto multiplicador, pero si nos endeudamos para darle bonos a los coroneles, a los sindicatos de educación, sería llorar sangre”, advirtió.

Jonathan Menkos, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), señaló que este presupuesto tiene una estructura muy similar a los anteriores y que una preocupación adicional a la deuda es la opacidad en algunos rubros en los que se busca tener recursos adicionales.

También le puede interesar ? Votan por candidato fallecido

“Si el presupuesto estuviera bien ejecutado no importaría mucho el nivel de endeudamiento, pero la verdadera preocupación es que son recursos que no estamos seguros ni claros de qué tan estratégicos y transparentes vayan a ser ejecutados”, señaló Menkos.