Proceso de diálogo avanza lento entre Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán

El proceso de diálogo avanza para consensuar una resolución al conflicto ancestral entre los pobladores de Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán, Sololá.

El kilómetro 153 de la ruta interamericana, Nahualá, Sololá, es escenario de múltiples incidentes. (Foto Prensa Libre: César Pérez Marroquín)
El kilómetro 153 de la ruta interamericana, Nahualá, Sololá, es escenario de múltiples incidentes. (Foto Prensa Libre: César Pérez Marroquín)

Nahualá e Ixtahuacán tienen historia compleja y sus pobladores se enfrentan a cada poco porque sus límites territoriales no están establecidos, no saben en donde comienza o terminan sus comunidades y también suma problemas que quieren tomar el control de los afluentes de agua potable.

Durante el 30 y 31 de mayo, junio y julio dichos municipios estuvieron bajo estado de Sitio (por segunda vez en menos de un año) para que las autoridades retomaran el orden y control, porque a cada poco las refriegas explotan y se enfrentan en un conflicto que data más de 100 años. De forma simultánea, el gobierno informo que entablo una mesa de dialogo para encontrarle solución a las problemáticas, pero hasta ahora el proceso avanza lento.

El vicepresidente, Guillermo Castillo, encabeza la mesa de alto nivel para solucionar los conflictos y explicó que, el proceso del diálogo avanza conforme a un cronograma que establecieron y ayer definirían un acuerdo de procedimientos para lograr que las reuniones ya no sean individuales

“Ya es el momento, una vez firmado el acuerdo de procedimientos de que, se sienten las dos comisiones (de Tierra) juntas con nuestra presencia para poder seguir avanzando con este proceso”, señaló el vicemandatario.

Castillo agregó que necesitan que los líderes de los municipios sostengan un “diálogo maduro” para que los acuerdos a los que lleguen tengan compromisos y sean validados por cada una de las comisiones.

No obstante, Pascual Tambriz Tzep, alcalde de Santa Catarina Ixtahuacán, es más incrédulo en creer que el diálogo para consensuar una solución esté avanzando, porque critica que no han acordado “nada bueno” y los comunitarios lo presionan para saber de “qué lado está”.

“Yo estoy entre la espada y la pared con la población, porque hay algunos que dicen que me vendí, algunos otros que quieren lincharme y otros que soy buena persona. No se entiende como está la situación. Yo estoy de acuerdo con que me digan lo que quieran, porque un alcalde está sujeto a eso, pero cuando hay balas es delicado”, agregó Tambriz.

Con respecto a esta opinión, Castillo aclaró que el cronograma que desarrollan en el proceso fue avalado por cada una de las delegaciones de dichos municipios, en donde establecieron la periodicidad en la que se estarían reuniendo y por ser un problema que lleva muchas décadas no se puede pretender resolver en unas semanas.

“El diálogo tiene que ser validado por las comisiones y por quienes ellos representan. Lo que ocurre es que, algunos sectores que están atrás de los alcaldes y comisiones quisieran encontrar una solución inmediata, pero no es así. La solución final no la tenemos nosotros, tendrá que llegar en algún momento, si es el caso de límites, a la Presidencia y el Congreso”, afirmó el vicemandatario.

En el camino

Mientras que el alcalde de Nahualá, Manuel Guarchaj, dijo que en el proceso de diálogo va “en el camino”, porque hasta ahora no han solucionada “nada” y agregó que durante este tiempo cada municipio presentó su diagnóstico sobre la situación social que hay en cada lugar.

Aunque ayer estaba previsto que se unificaran las mesas de cada municipio en una sola, no se llevó a cabo, porque no lograron ponerse de acuerdo, pese a que la comisión del vicepresidente cabildeó fuerte, indicó el jefe edil.

“El municipio de Nahualá siempre se ha caracterizado en buscar el diálogo para encontrar soluciones, porque estamos muy conscientes que nunca ha violentado el acuerdo maya (…). Estamos dando todas las herramientas para empezar a discutir los temas de la disputa, no es Nahualá, siempre ha sido Ixtahuacán, pero en la mesa de diálogo se aclarará todo eso”, señaló Guarchaj.

Además, agregó que espera que las autoridades de los dos municipios tengan la voluntad de buscar la solución para este conflicto de más de 100 años.

En la mesa de alto nivel no está incluida la Procuraduría de Derechos Humanos, Ovidio Paz, delegado auxiliar de Sololá explicó que han intentado que los integren, pero no han sido incluidos. Además, agregó que de acuerdo con los acercamientos que ha mantenido con los líderes comunitarios de ambos municipios sabe que, quieren tratar de solucionar los problemas con un “diálogo maduro y voluntad”.

“Yo pienso que depende de las propuestas de solución que pueda haber para satisfacer a las dos partes, porque eso ayudaría mucho para que se resuelva el problema”, aseveró Paz.

Resultados del estado de Sitio

El 30 de mayo pasado, los pobladores de Santa Catarina Ixtahuacán, Nahualá y Santa Lucía Utatlán amanecieron bajo estado de Sitio, aunque un mes después la medida fue eliminada en Santa Lucía y solo los otros dos municipios continuaron con restricciones.

Hasta el pasado 27 de julio, la Policía Nacional Civil (PNC) reportó que fueron encontradas 22 trincheras, un búnker y dos parapetos en los municipios en enfrentamiento. Asimismo, fueron ejecutadas 113 aprehensiones, 67 en flagrancia, 44 por orden de captura y dos notificaciones de nueva orden de detención en prisión y 151 allanamientos.

Fueron incautadas también siete chalecos antibalas, dos drones, 1 mil 630 bombas pirotécnicas o conocidas como de feria, 122 lanza morteros, 23 radio transmisores, cuatro computadoras, 102 teléfonos, 20 pistolas, seis escopetas, cuatro fusiles, cinco subametralladoras, 10 rifles, 9 mil 325 municiones, 52 tolvas, dos carabinas, tres revólveres, 28 armas artesanales, 21 armas blancas y tres granadas. Además, fueron consignadas dos motocicletas y 11 vehículos e incautado Q63 mil 460.