Resolución del TSE: Sandra Torres podrá continuar en la secretaría general de la UNE

Sandra Torres enfrenta un proceso penal por financiamiento electoral ilícito, sobre la campaña electoral del 2015. Ahora se encuentra en arresto domiciliario.

La excandidata presidencial de la UNE, Sandra Torres, en un mítin electoral   
en Tactic, Alta Verapaz.                                                                                        (Foto HemerotecaPL)
La excandidata presidencial de la UNE, Sandra Torres, en un mítin electoral en Tactic, Alta Verapaz. (Foto HemerotecaPL)

El Departamento de Organizaciones Políticas del Tribunal Supremo Electoral (TSE) confirmó a Sandra Torres como secretaria general de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), y hace a un lado a Óscar Argueta, quien funge como secretario general en funciones.

La resolución del departamento de Organizaciones Políticas del TSE se conoció por por medio de información emitida por el partido, mientras que el grupo de diputados que la apoya la reconoció como “única y legítima secretaria general de la UNE”.

“Con mucha satisfacción se ha recibido la notificación de la enmienda de procedimiento por medio del cual el Tribunal Supremo Electoral subsana las resoluciones administrativas que afectaron el debido proceso y, sobre todo, los derechos de nuestra secretaria general Sandra Julieta Torres Casanova”, reza el comunicado emitido por la UNE.

“El TSE confirma que la única y legítima secretaria general de la Unidad Nacional de la Esperanza es Sandra Torres, quien reasumió el cargo desde el pasado 6 de mayo, por lo tanto, confirmando que el señor Óscar Argueta Mayén usurpó funciones”, añade el texto.

El diputado Estuardo Vargas, afín a Torres, en conferencia de prensa informó que el lunes pasado el TSE les notificó sobre la decisión.

Vargas es uno de los diputados que visitó a Gustavo Alejos en el hospital donde este fue capturado de nuevo el 18 de febrero pasado. Se rumora que Vargas también es operador de Alejos en el Congreso para la elección de magistrados.

Óscar Argueta explicó que Torres fue electa secretaria general del partido en el 2017, al igual que el resto del Comité Ejecutivo Nacional, situación que no está en discusión, pero ella tiene prohibición judicial para ejercer el puesto, ya que la jueza contralora del caso le otorgó medida sustitutiva y una de las condiciones para dejarla ir a su casa en arresto domiciliario es la prohibición de participar en política.

“La ley electoral define la ruta para la sucesión, que dice que, en ausencia temporal o definitiva del secretario general, asume en orden de elección los secretarios adjuntos, por ende, la resolución del TSE no tiene sentido, porque eso jamás estuvo en discusión”, detalló Argueta.

La resolución del TSE genera más roces dentro de la organización política, problemas que empezaron cuando un grupo de diputados afines a Torres le dieron el voto a Allan Rodríguez para ser presidente del Congreso, el 14 de enero pasado.

En la organización política se da una pugna por el control del partido, por un lado está Torres y Vargas y por otro Argueta, Carlos Barreda y Orlando Blanco.