Sindicato magisterial, la constante en las crisis gubernamentales

Joviel Acevedo y su Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala (Steg), este jueves salió a las calles a protestar por un nuevo Pacto Colectivo. Sin embargo, la salida de los docentes coincide, casi siempre, con las crisis gubernamentales. 

Las manifestaciones del Magisterio, con Joviel Acevedo a la cabeza, que vocifera afuera del Congreso, casi siempre coinciden con crisis gubernamentales. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Las manifestaciones del Magisterio, con Joviel Acevedo a la cabeza, que vocifera afuera del Congreso, casi siempre coinciden con crisis gubernamentales. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

La última vez que Acevedo convocó a su grupo a marchar desde el Obelisco hacia el Centro Histórico de la capital, fue en agosto del año pasado, en medio de la crisis que desató el presidente Jimmy Morales luego de intentar expulsar al jefe de la Cicig, Iván Velásquez.


“Hay más de 14 mil aulas que necesitan ser construidas o remozadas. Hemos permanecido bastante tiempo en las aulas esperando las negociaciones de los altos mandos; sin embargo, la obligación de la dotación de diversos insumos educativos no ha llegado”, vociferaba el dirigente magisterial, en ese momento.

Otra salida del grupo magisterial fue en agosto de 2015, en la crisis que desató la renuncia de Roxana Baldetti a la vicepresidencia y, en ese momento, el caso La Línea que podía alcanzar al todavía presidente Otto Pérez Molina.

Acevedo llegó al Congreso, fue recibido por el entonces presidente del Legislativo, Luis Rabbé, hoy prófugo por autorizar plazas fantasma en ese organismo, salió a la calle y, micrófono en mano, atendió y saludó a los docentes. 

“No venimos apoyando a Otto Pérez ni a Roxana Baldetti, si ustedes -diputados- quieren aprobar la ley o quitarles la inmunidad, háganlo, pero incluyan en su agenda nuestras propuestas: aumentar el pago de la pensión, aprobar la Ley de Desarrollo Rural, nacionalizar la energía eléctrica y no modificar la Ley de servicio civil”, decía en ese momento Acevedo.

Más atrás, el 15 de abril del 2011, el expresidente Álvaro Colom firmó un acuerdo de reajuste salarial e infraestructura escolar que negoció Acevedo, luego de una marcha docente que acabó frente a la Casa Presidencial. Ahí Colom agradeció el liderazgo del sindicalista, Joviel Acevedo.

Hoy el partido oficial necesita apoyo para retener la Directiva del Congreso y el presidente Jimmy Morales enfrenta otra crisis: los lujosos gastos personales que le paga el Ejecutivo, además de una afrenta directa con los medios de comunicación y, otra vez, la incómoda relación de su gestión con el trabajo de la Comisión y la Fiscalía.

Los docentes, seguidores de Acevedo, salen tan solo horas después que el diputado de Todos, Felipe Alejos, hiciera un llamado a “unirse” y “salir victoriosos”, luego que la Corte de Constitucionalidad ordenara repetir la elección de Junta Directiva, en la que él consiguió la primera vicepresidencia.

Alejos hace un llamado a los diputados para que vistan una corbata azul durante la plenaria, convocada a las 15 horas para elegir de nuevo la Directiva, y afirma que habrá una manifestación a su favor y “en contra del pacto de corruptos y de la tiranía”.

En el Congreso

Desde la mañana se incrementó la seguridad alrededor del Palacio Legislativo, aunque la sesión plenaria estaba convocada hasta las 15 horas.

Afuera, desde las 10 de la mañana llegó un grupo identificado como transportistas, de distintas partes del país, que piden una reforma a la Ley para el fortalecimiento y mejoramiento del transporte público de pasajeros.