UCN exige a candidatos no victimizarse con la acusación contra Mario Estrada para sacar ventaja electoral

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusa a Mario Estrada de intentar matar a rivales políticos para asegurarse la victoria electoral, sin precisar nombres, pero hubo quienes salieron a la escena pública a denunciar que ellos serían las víctimas.

Javier Castillo, Mario Estrada, binomios presidencial de UCN  el Registro de Ciudadanos en el tribunal supremo electoral les entreg— las credenciales que los acredita como candidatos presidenciales del partido UCN.  

Erick Avila                  15/02/2019
Javier Castillo, Mario Estrada, binomios presidencial de UCN el Registro de Ciudadanos en el tribunal supremo electoral les entreg— las credenciales que los acredita como candidatos presidenciales del partido UCN. Erick Avila 15/02/2019

Estrada, candidato presidencial de la Unión del Cambio Nacional (UCN), está detenido en Miami para enfrentar cargos de buscar financiamiento del cartel de Sinaloa por US$12 millones y a cambio darle vía libre para el trasiego de drogas a través de puertos, aeropuertos, así como nombrar a gente afín a ese cartel para altos cargos en el Ministerio de Gobernación y Ejército.

En varias ocasiones, Estrada, y su operador Juan Pablo González Mayorga, también detenido, hablaron con quienes creían que eran enlaces del cartel de Sinaloa, pero que en realidad eran infiltrados e informantes de la Administración para el Control de Drogas (DEA, en inglés), de la necesidad de matar rivales para garantizar la elección de Estrada, para lo cual habían ofrecido armas y fusiles a sus interlocutores para que ejecutaran el plan.

Según la acusación, Estrada y González tenían en la mira en principio a dos candidatos, de las cuales no da nombres, pero del primer dice ser “odiado” en la opinión pública guatemalteca, el segundo “está muy protegido”.

Durante la conmoción que despertó la captura de Estrada, la primera en referirse a que era a quien Estrada quería eliminar fue Zury Ríos, candidata presidencial del partido Valor.

En su cuenta de Twitter dijo: “De la detención de Mario Estrada se deduce que su plan era quitarme del proceso electoral, primero con argumentos falsos y, en segunda instancia, acabando con mi vida. Ni una ni otra, nosotros estamos inscritos, creciendo y con Dios de nuestro lado. #NosVemosEnLasUrnas”.

Le puede interesar: Captura de Mario Estrada: las figuras políticas que buscan un puesto de elección por la UCN

Pero de hecho la participación de Ríos en las elecciones del 16 de junio está pendiente de que se resuelva, ya que la Corte de Constitucionalidad (CC) debe resolver la apelación del Tribunal Supremo Electoral (TSE) contra el amparo definitivo que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) otorgó a la candidata. En 2015, el tribunal ya había resuelto que ella tiene impedimento constitucional para ser presidenta.

Otro que dijo que él era a quien Estrada iba a eliminar es Roberto Arzú, candidato presidencial de la coalición de los partidos PAN-Podemos.

“Yo no voy a ser correteado por ellos. Yo los voy a corretear, o sea que una cosa es que me quieran matar y otra es que puedan matarme. Nosotros vamos a ir a buscarlos a ellos. Pero la verdad es que no estamos claros si somos nosotros -a los que se refiere Estrada-“, dijo en conferencia de prensa.

Jorge Pasarelli, secretario general de la UCN, pidió a los candidatos a la presidencia que no se victimicen o de que ellos eran a los que supuestamente Estrada quería eliminar ya que aún no se ha informado de quiénes se trata.

“En el Departamento de Justicia no se dieron nombres, ni mucho menos se han escuchado las grabaciones y esas grabaciones se señala de que quien habló fue Juan Pablo González Mayorga, por lo que se debe de respetar el debido proceso y no se deben de victimizar, diciendo cosas para aprovecharse políticamente”, dijo Pasarelli.

En tono de burla, Pasarelli dijo que los 22 partidos van a decir que serían el blanco de los ataques de Estrada.

Lea más: Por falta de idonenidad Mario Estrada quedaría fuera de la contienda electoral

 

 

Eliminar a sus rivales

La investigación adelantada por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos explica que Mario Estrada y su colaborador Juan Pablo González Mayorga insistieron en eliminar a por lo menos dos candidatos a la presidencia, aunque no se revelan los nombres de las potenciales víctimas.

De acuerdo con el comunicado del sistema de Justicia norteamericano, de las siete ocasiones documentadas en las que el candidato de la UCN y su allegado negociaron el financiamiento del cartel de Sinaloa, en tres de ellas pidieron la eliminación física de dos candidatos presidenciales.

Por si no lo vio: Así negoció Mario Estrada el control de Guatemala al cartel del Sinaloa a cambio de US$12 millones

De acuerdo a la Encuesta Libre, arriba de Mario Estrada en las preferencias electorales están Sandra Torres (UNE), Zury Ríos (Valor), Thelma Aldana (Semilla), Alejandro Giammattei (Vamos) y Roberto Arzú (PAN-Podemos). El reporte de Estados Unidos no precisa a quiénes se refiere el candidato, aunque sí lo pidió de manera expresa a los operadores del cartel.

Como parte del engaño que montó la DEA y que ahora sirve para hacer la acusación, se le presentó a González a un supuesto sicario que ejecutaría los asesinatos planteados por el candidato, a quien González le ofreció fusiles y armas. El asesino a sueldo en realidad era un agente identificado como UC-1.

Contenido relacionado

> El día que Alan García, el expresidente peruano que se suicidó este miércoles, visitó Guatemala

> TSE ratifica inscripción de Edwin Escobar a pesar de denuncias de Contraloría

TSE le recuerda a Jimmy Morales que tiene prohibición de inaugurar obras