Hubo sospechas de mano criminal en incendio ocurrido en el edificio central de Fegua

La mañana del 6 de noviembre de 1995, una noticia impactó a los guatemaltecos: el histórico edificio de la empresa estatal Ferrocarriles de Guatemala (Fegua) se quemaba.

Archivado en:

Fegua
El 6 de noviembre de 1995 ardió el histórico edificio de la empresa estatal Ferrocarriles de Guatemala (Fegua) se quemaba. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El 6 de noviembre de 1995 ardió el histórico edificio de la empresa estatal Ferrocarriles de Guatemala (Fegua) se quemaba. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El incendio comenzó en el Departamento Jurídico y en el archivo de la empresa y ocasionó la pérdida de documentos procesales de  juicios pendientes. Uno de los expedientes era el relacionado con el exinterventor Fernando Leal Estévez, a quien el gobierno de Ramiro de León acusó ese año de haber firmado un contrato lesivo para el país  al haber concesionado a una transnacional el uso de la vía férrea Guatemala-Puerto San José.


El fuego se reportó a las 6.50 horas y consumió varias áreas del edificio, construido en gran parte de madera. Los esfuerzos de los bomberos Voluntarios y Municipales se vieron dificultados al no contar con agua, ya que los hidrantes del sector no funcionaban, por lo que se vieron forzados a usar agua de la piscina olímpica, ubicada en la zona 5.

El entonces interventor de Fegua, Édgar Balsells Conde, indicó que el incendio fue provocado, para borrar evidencias de malversación de fondos precisamente el mismo día en que personal de la Contraloría General de Cuentas  haría una exhaustiva auditoría interna y externa.

Otro indicio sospechoso, según la información periodística de la época, fue que se ordenó la limpieza inmediata del edificio, con lo que se obstaculizaron los peritajes para establecer la causa real del siniestro.
El caso quedó en la impunidad, ya que no se encontró a ningún responsable.

Renacimiento

El edificio pasó varios años en abandono y fue en el 2003 que las autoridades de Fegua, en unión con trabajadores, limpiaron la sede y tuvieron la iniciativa de abrir una sala histórica.

En el 2004 abrió sus  puertas el Museo del Ferrocarril, donde se exhiben reliquias históricas como locomotoras, objetos y herramientas relacionadas con el oficio ferroviario.  En este lugar, las nuevas generaciones pueden conocer cómo fue uno de los medios de transporte más populares de las décadas pasadas.

¿Se repite la historia?

El 4 de octubre de 2018, un incendio en una dependencia de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), en la zona 10, destruyó expedientes de 222 contribuyentes. En ese inmueble funcionaban la Gerencia de Medianos Contribuyentes y la Unidad de Contribuyentes Especiales. Las autoridades  informaron que la documentación destruida correspondía a auditorías que servirían para devolver el crédito fiscal.  En una citación al Congreso, el intendente de Fiscalización, Leonel Villamar, indicó que en las oficinas había mil 118 expedientes de 2016 y 2017.  El 17 de octubre hubo un conato de incendio en oficinas de la SAT ubicadas en Dubái Center, zona 10. El jefe de esa dependencia, Abel Cruz, dijo que el fuego empezó en un regulador de voltaje.  Ambos incidentes aún se investigan.