Conozca al canino “élite” que se enfrentó a Al Baghdadi, líder del Estado Islámico

Un perro “hermoso y talentoso” se ha convertido en las últimas horas en el héroe de la operación militar estadounidense contra el líder del Estado Islámico (EI), Abu Bakr Al Baghdadi, después de que se conociera que resultó herido tras la detonación del chaleco bomba del terrorista.

Archivado en:

EEUUk-9perrosTerrorismo
La imagen del pastor belga fue revelada por el mismo Donald Trump. (Foto: Twitter/@realDonaldTrump)
La imagen del pastor belga fue revelada por el mismo Donald Trump. (Foto: Twitter/@realDonaldTrump)

El can, cuya identidad era un misterio al tratarse de información “clasificada”, persiguió a Al Baghdadi por un túnel en un recinto situado en el noroeste de Siria hasta que el líder del EI se vio acorralado y sin opciones de salir vivo por lo que optó por detonar los explosivos que cargaba para suicidarse antes de ser capturado.

 

El episodio de la persecución de los canes al terrorista lo dio a conocer ayer el propio presidente estadounidense, Donald Trump, al describir con detalle la operación militar que acabó con la vida del fundador de EI y con el perro militar herido y del cual publicó una foto en las redes sociales.

“Nuestro ‘K-9’, como le llaman. Yo le llamo un perro. Un perro hermoso, un perro talentoso, fue herido y traído de vuelta (por los militares)”, dijo Trump en su discurso en la Casa Blanca sobre la muerte de Al Baghdadi.

Hoy ha sido el Pentágono el que ha ofrecido más detalles sobre la evolución de su estado de salud, aunque ha evitado dar a conocer su nombre.

“No vamos a dar a conocer el nombre del perro ahora mismo. El perro está todavía en el quirófano. Ligeramente herido, pero recuperándose totalmente”, explicó  el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Mark Milley, en una rueda de prensa en el Pentágono, ante la expectación generada en EE. UU. por conocer la identidad del can.

La unidad “K-9” del Ejército estadounidense está formada por perros militares que empleados para buscar y detectar explosivos, minas, y drogas y perseguir ciertos objetivos, como ocurrió en el caso de Al Baghdadi.

De acuerdo a medios de comunicación, estos perros altamente entrenados pueden costar entre US$25 mil y más de US$280 mil cada uno, dependiendo del nivel de experiencia y habilidades que posean.

0