El Señor de los Cielos: la macabra historia sobre el cadáver del narcotraficante mexicano

Amado Carrillo Fuentes fue un reconocido capo del narcotráfico y murió sorpresivamente en 1997 luego de someterse a una cirugía para cambiar su rostro en un intento por pasar desapercibido ante la justicia.

Publicado el
"El Señor de los Cielos" era conocido por transportar cocaína hacia EE.UU. en su extensa flota de aviones. (Foto Prensa Libre: AFP)
"El Señor de los Cielos" era conocido por transportar cocaína hacia EE.UU. en su extensa flota de aviones. (Foto Prensa Libre: AFP)

Amado Carrillo Fuentes, conocido como “El Señor de los Cielos”, fue un narcotraficante mexicano famoso por su extensa flota aérea que se encargaba de transportar droga hacia Estados Unidos.

“El Señor de los Cielos” estuvo aliado con Pablo Escobar, líder del Cártel de Medellín, motivo por el cual se convirtió rápidamente en el principal exportador de cocaína en México.

Sin embargo, Amado Carrillo traicionó a Escobar, el narcotraficante más peligroso de la historia y le robó más de 12 toneladas de cocaína en uno de sus traslados hacia territorio norteamericano.

“El Señor de los Cielos” falleció el 4 de julio de 1997 luego de someterse a una operación para cambiar su rostro y así evadir a las autoridades de México y Estados Unidos.

Bajo el nombre falso de Antonio Flores Montes, el capo del narcotráfico se internó en el Hospital Santa Mónica de la Ciudad de México, donde perdió la vida por “la presencia residual de agentes farmacológicos de tipo anestésico”.

Lea también: “La Reina del Sur”: cuál es la historia detrás del famoso narcocorrido de los Tigres del Norte

La familia del famoso narcotraficante confirmó su muerte el 4 de julio e informó que su cuerpo sería trasladado a la Funeraria García López de la Ciudad de México para posteriormente llevarlo a Sinaloa para su entierro.

Carrillo Fuentes tenía la cara desfigurada debido a la intervención quirúrgica a la que fue sometida y contaba con un certificado de defunción emitido bajo otro nombre.

Debido a estos factores, surgieron varias especulaciones sobre si el cadáver era el del capo del narcotráfico o si se trataba de otra persona.

El cuerpo de “El Señor de los Cielos” llegó a su natal Sinaloa y estaba siendo velado en la Funeraria San Martín cuando sucedió algo inesperado.

En presencia de doña Aurora Fuentes, madre de Amado Carrillo Fuentes, el cadáver de su hijo fue secuestrado por un grupo de policías armados, quienes sacaron el cuerpo del capo de su ataúd.

Además: “El Chapo” Guzmán: cómo fue el brutal ataque de 500 balazos en el que mataron al hijo del narcotraficante mexicano

Los oficiales encargados de llevarse el cuerpo de “El Señor de los Cielos” supuestamente golpearon y amenazaron a la familia del narcotraficante, incluida a su madre.

“Lo quiero aquí en mi casa. Queremos darle sepultura. Entiendo, supongo, que si estuviera vivo se lo llevarían. Pero un cuerpo sin vida, ¿para qué lo quieren?”, dijo doña Aurora Fuentes.

“El Señor de los Cielos” poseía una gran flota de aviones para trasladar droga hacia Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: La Verdad)

Asimismo, la madre de Amado Carrillo Fuentes reveló que los hombres que habían secuestrado el cuerpo de su hijo le informaron que para recuperarlo tendría que viajar hasta la Ciudad de México.

El cadáver de “El Señor de los Cielos” fue entregado a la Procuraduría General de la República (PGR) para realizarle exámenes con el fin de demostrar que se trataba realmente del cuerpo del capo del narcotráfico.

Lea más: Pablo Escobar: el escalofriante relato sobre cómo el narcotraficante sacó un bebé de su amante con cinco meses de gestación

Una semana después de su muerte, la PGR reveló públicamente el cuerpo de “El Señor de los Cielos” dentro de un ataúd. En ese momento, su rostro estaba desfigurado e irreconocible, lo que generó aún más dudas sobre el fallecimiento del narcotraficante mexicano.

Luego de los resultados de los exámenes, y tras comprobar que el cadáver realmente pertenecía a Amado Carrillo Fuentes, el cuerpo del capo del narcotráfico fue entregado a su familia.

“El Señor de los Cielos” fue sepultado en su natal Culiacán, dentro de un mausoleo que en su interior cuenta con una capilla con una capacidad para albergar más de 50 personas.