Frijoles y tortilla: los videos e imágenes con las que Bukele muestra cómo hacen que los pandilleros “respeten cada vida”

Las autoridades salvadoreñas han difundido imágenes que muestran el trato y alimentación que reciben ahora los pandilleros.

Publicado el
El Salvador raciona los alimentos a pandilleros presos y aumenta medidas de restricción. (Foto Prensa Libre: Tomada de @PenalesSV)
El Salvador raciona los alimentos a pandilleros presos y aumenta medidas de restricción. (Foto Prensa Libre: Tomada de @PenalesSV)

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, llamó este jueves 31 de marzo a padres de familia a que adviertan a sus hijos adolescentes de que entrar en las pandillas los llevará a “la cárcel o la muerte”, un día después de que el Congreso quintuplicó la pena máxima de prisión por pertenecer a esos grupos.

Bukele ha publicado en Twitter videos en el que se muestran las duras condiciones de encierro que tienen actualmente los pandilleros en prisión, en el marco del estado de excepción aprobado por el Congreso a pedido del mandatario y que regirá por un mes para frenar la violencia de esas bandas consideradas “terroristas”, informó AFP.

En las imágenes se observa a pandilleros aglomerados en celdas, sin colchones en donde dormir y se escucha la voz de uno de ellos que se queja de la disminución en las raciones de comida y la falta de implementos para limpiar su celda.

En una de las publicaciones en Twitter, Bukele escribió: “Este reconocido pandillero se queja de que ya no le dan pollo en el almuerzo y que ahora solo le dan frijoles con tortilla. Injusto es que los salvadoreños compren frijoles para comer y que de esos impuestos, se les compre pollo a sus asesinos”.

En la grabación, el pandillero reclamó que también les quitaron sus pertenencias y cuestiona por la alimentación que actualmente les dan a los privados de libertad en El Salvador.

“En la mañana nos han dado un tortilla, un poquito de frijoles, un pan francés y un atol”, reclama el pandillero.

Luego indicó que para el almuerzo les dan dos tortillas, frijoles y porción de queso y según él, cena les llevaron hasta el jueves 30 de marzo.

Mientras que Osiris Luna Meza, viceministro de Justicia y director general de Centros Penales, en su cuenta de Twitter también se manifestó por la situación.

“Los criminales que han causado luto y dolor a los salvadoreños van a estar en condiciones de penumbra”, advirtió en la referida red social.

“Presidente Bukele en los penales de Seguridad y Máxima Seguridad limitamos la alimentación, los pandilleros van a sufrir por el dolor que afuera causan sus “homeboys”. Aprenderán a respetar la vida de cada persona. Ni uno solo paso atrás en la guerra contra pandillas”, agregó.

Las autoridades penitenciarias también advirtieron que todos los pandilleros recién capturados que vayan entrando a las cárceles, recibirán comida limitada y no tendrán ni siquiera colchonetas para dormir.

En otra publicación, el presidente Bukele agregó que desde el domingo 27 de marzo la comida es racionada y los 16 mil pandilleros encarcelados que no han salido de sus celdas, “ni han visto el sol”.

Advirtió que cada vez habrá menos espacio en las prisiones  y tendrán que racionar más la comida.

El miércoles 29 de marzo, el Parlamento, controlado por los oficialistas, reformó el código penal para aumentar de 9 a 45 años de prisión la pena máxima por pertenecer a pandillas, en medio de una serie de reformas legales.

La reforma establece que “el que tomase parte en una agrupación, asociación u organización ilícita” como las pandillas “será sancionado con prisión de veinte a treinta años”, y si son “cabecillas” la pena de prisión será de 40 a 45 años.

Le puede interesar: Estado de Excepción en El Salvador: Bukele les exige a pandilleros que “paren de matar”

Antes de la reforma, la pertenencia a pandillas se castigaba con prisión de tres a cinco años, y si era cabecilla la pena era de seis a nueve años.

El Salvador cerró 2021 con una tasa de homicidios de 18 muertes por cada 100 mil habitantes, según datos oficiales.