Martín Vizcarra asume la Presidencia del Perú

El ingeniero civil Martín Vizcarra asumió este viernes la Presidencia del Perú hasta julio de 2021, en reemplazo de Pedro Pablo Kuczynski, quien renunció el miércoles recién pasado cuando el Congreso se aprestaba a destituirlo por “incapacidad moral” por ocultar sus nexos con la constructora Odebrecht.

Martín Vizcarra, nuevo presidente de Perú pronuncia un discurso después de prestar juramento durante una ceremonia en el Congreso en Lima (Foto Prensa Libre:AFP).
Martín Vizcarra, nuevo presidente de Perú pronuncia un discurso después de prestar juramento durante una ceremonia en el Congreso en Lima (Foto Prensa Libre:AFP).

Vizcarra, de 55 años y hasta este viernes primer vicepresidente, prestó juramento y recibió la banda de parte del presidente del Congreso, Luis Galarreta, quien la portó por algunos minutos después de que el Legislativo aceptara la renuncia de Kuczynski por 105 votos a favor, 12 en contra (todos de oficialistas) y cuatro abstenciones.

Kuczynski, de 79 años, renunció el miércoles recién pasado, un día antes de que el Congreso se reuniera para tratar su casi inevitable destitución por ocultar sus nexos con Odebrecht, involucrada en casos de corrupción.
El nuevo mandatario, invitado del partido oficialista Peruanos Por el Cambio y de tendencia centrista, fue antes ministro de Transporte, gobernador del departamento sureño de Moquegua y decano del Colegio de Ingenieros de esta última jurisdicción.

En la ceremonia estuvieron presentes numerosos invitados, entre ellos altos funcionarios del Estado y el arzobispo de Lima, cardenal Juan Luis Cipriani. Debido a la forma como se precipitaron los hechos no hubo presencias del extranjero.
El nuevo mandatario, que a diferencia de lo que ocurrió con Kuczynski el día de la posición fue recibido con fuertes aplausos por parte de congresistas de todas las bancadas, estuvo acompañado por su esposa, Maribel Díaz, sus cuatro hijos y su nieto de pocos meses.

Vizcarra, hasta el jueves embajador en Canadá, ha estimado que unos 10 días tendrá listo su equipo ministerial. 

Manifestantes participan en una protesta contra la corrupción política en Lima, Perú.(AFP).

Vizcarra, hijo de un antiguo militante del Partido Aprista Peruano (PAP) y de una maestra, arribó a Lima durante la noche de este jueves, el mismo día en que cumplió 55 años de edad, procedente de Canadá, donde se desempeñaba como embajador desde octubre pasado.
En las últimas semanas se había convertido en el político más buscado del país para conocer si renunciaría al cargo, tal como anunció Aráoz que haría ella en el caso de que Kuczynski fuera destituido por el Congreso.
Martín Vizcarra (d), es felicitado por el presidente del Congreso, Luis Galarreta, luego de haber sido investido durante una ceremonia en el Congreso en Lima. (AFP).

Una renuncia hubiera desencadenado una crisis constitucional que hubiera forzado en último término unas nuevas elecciones generales.

Antes de asumir la embajada, Vizcarra fue ministro de Transportes y Comunicaciones, cargo al que renunció en mayo pasado para evitar su casi segura destitución impulsada por el fujimorismo en el Congreso, que lo acusó de haber permitido una adenda irregular al contrato firmado para la construcción del nuevo aeropuerto internacional del Cuzco.

Legisladores peruanos celebran una sesión en el Congreso de Lima para discutir si aceptan la renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski. (AFP).

En medio de las denuncias del caso, el gobierno anuló el contrato adjudicado en 2014 al consorcio Kuntur Wasi, integrado por la argentina Corporación América y la peruana Andino Investment Holding, después de que este pidió aumentar el aporte financiero del Estado para iniciar las obras.

Antes de ocupar los cargos en el Ejecutivo, Vizcarra tuvo una destacada gestión en el gobierno regional de Moquegua entre el 2011 y el 2014, cuando su región alcanzó los indicadores más altos en desarrollo social, especialmente en educación escolar, y el mejor índice de desarrollo humano.
Estos logros le dieron notoriedad nacional y en el 2015 recibió las Palmas Magisteriales en el Grado de Amauta (maestro).

Durante la pasada campaña electoral, la entonces candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, lo acusó de haber sido procesado durante su gestión regional y dijo que, por ese motivo, era un “reo contumaz”.
Vizcarra respondió que las acusaciones se referían a una investigación contra un funcionario de su gobierno regional, que no tenía título profesional, del cual resultó absuelto.
Fujimori también acusó a Vizcarra de haberse apropiado de terrenos en la localidad de Acora, en la región Puno, pero el exgobernador respondió que se trató de la ejecución, hace 27 años, de una represa en esa zona.
Vizcarra rechazó en ese momento el retorno de “las costumbres del pasado” de “destruir honras”, por lo que mantuvo un enfrentamiento con el fujimorismo que, sin embargo, en los últimos días ha manifestado su apoyo para que asuma la Presidencia.

Muchos recuerdan que en plena campaña electoral de 2016, Kuczynski se refirió a sus vicepresidentes como sus “pólizas de seguro”, en el caso de que alguna enfermedad o algún incidente le impidiera concluir su gestión, ya que entonces tenía 78 años.

Un hombre participa en una protesta contra la corrupción política en Lima, Perú.(AFP).

“Si me pasa algo, tengo dos pólizas de seguro: Martincito y Mechita”, dijo Kuczynski en alusión a Vizcarra y Aráoz, sin saber que sus palabras se harían realidad tan solo 20 meses después de asumir el Gobierno. 

Desafíos urgentes 

Vizcarra acudirá al Palacio de Torre Tagle, sede de la Cancillería, para dirigirse desde allí al Congreso para asumir el mando, según dispone el protocolo peruano.
El nuevo gobernante, que acaba de cumplir 55 años, debe jurar después del mediodía (17.00 GMT) tras regresar desde Canadá en la madrugada, para completar el actual periodo que culmina en julio del 2021.

El presidente electo peruano, Pedro Pablo Kuczynski (d), y el vicepresidente, Martín Vizcarra, aparecen en Lima durante la ceremonia para recibir las credenciales un mes antes de asumir el cargo.(AFP).

A su llegada al aeropuerto limeño, Vizcarra fue recibido por decenas de seguidores con una torta de cumpleaños con velas con el número 55, quienes le obsequiaron una camiseta de la selección peruana de fútbol que clasificó al Mundial de Rusia-2018.

Tras prestar juramento y colocarse la banda presidencial roja y blanca hacia el mediodía, hablará ante el Congreso.
Hombre austero y pragmático, Vizcarra tendrá que hacer malabarismos para lidiar con un Congreso dominado por el partido Fuerza Popular de Keiko Fujimori, victoriosa en la crisis que llevó a Kuczynski a renunciar.

“Con el vicepresidente el Congreso está obligado a un nuevo pacto social de entendimiento”, advirtió el legislador Mauricio Mulder, del socialdemócrata partido APRA, en el debate del jueves.
Vizcarra no está salpicado por escándalos de corrupción ni tiene afiliación política. Estas condiciones podrían permitirle tender puentes, algo que no debería ser imposible para un ingeniero civil ligado al sector de la construcción.
Su desafío inmediato es conformar un gabinete “de ancha base, de unidad nacional”, dijo a la AFP el analista Mirko Lauer.
También espera a Vizcarra el inmenso compromiso diplomático el 13 y 14 de abril de la Cumbre de las Américas que se celebrará en Lima, con asistencia de una treintena de mandatarios, entre ellos el estadounidense Donald Trump.

Videos lo derribaron

Kuczynski es el primer presidente que pierde su puesto por el torbellino Odebrecht, que salpica a otros exmandatarios peruanos.
Kuczynski estaba en el ojo del huracán desde diciembre, cuando Odebrecht reveló que pagó casi cinco millones de dólares en asesorías a empresas ligadas a él mientras era ministro. Hasta entonces había negado todo lazo con esa constructora brasileña.

En diciembre, había sobrevivido a un intento de destitución gracias al sorpresivo apoyo de una decena de legisladores opositores encabezados por Kenji Fujimori, el hijo de Alberto Fujimori, a cambio del indulto que sacó al exmandatario de la cárcel, donde cumplía una condena de 25 años por crímenes contra la humanidad.
Una segunda moción de destitución fue presentada el 8 de marzo. Iba ser votada este jueves, pero Kuczynski renunció un día antes.

Martín Vizcarra, recibe una camiseta del equipo nacional de fútbol como regalo en su cumpleaños a su llegada al aeropuerto de Lima. (AFP).

Su salida se precipitó después de que líderes de Fuerza Popular difundieron el martes un video en el que aparece Kenji Fujimori, hermano de Keiko, tratando de convencer a un colega para que rechazara la destitución del mandatario a cambio de favores políticos.
Kuczynski declaró ante partidarios el jueves en la noche que había sido víctima de “una trampa” y sugirió que seguiría activo en la política peruana.

Contenidos relacionados:

>Quién es Martín Vizcarra, el hombre llamado a sustituir a Pedro Pablo Kuzcysnki como nuevo presidente de Perú

>Presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, renuncia presionado por la oposición

>Fujimori tras indulto: Con libertad hay mejor Navidad