México y EE. UU. llegan a acuerdo sobre solicitantes de asilo

La administración de Donald Trump y el futuro gobierno mexicano alcanzaron un acuerdo destinado a forzar a los solicitantes de asilo a permanecer en México mientras sus peticiones son examinadas en Estados Unidos, aseguró una ministra del futuro gobierno de Andrés Manuel López Obrador a The Washington Post.

Cientos de migranes hondureños buscan ingresar a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: AFP)
Cientos de migranes hondureños buscan ingresar a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: AFP)

El acuerdo llega en momentos en que Trump se ha mostrado indignado por la presencia de miles de migrantes centroamericanos que, huyendo de la pobreza y violencia de sus países, marcharon hacia el lado mexicano de la frontera con la esperanza de ingresar a Estados Unidos.
 


Trump, que ha congregado a miles de soldados en la frontera con México, ha amenazado con cerrarla por completo si la situación empeoraba.
 
“Por ahora, hemos llegado a un acuerdo sobre esta política”, afirmó Olga Sánchez Cordero, quien será la ministra de Interior del futuro gobierno mexicano que asume sus funciones el 1 de diciembre.
 
La ministra, quien fue citada en un artículo del periódico, evocó una “solución de corto plazo”, pero “la solución a medio y largo plazo es que las personas dejen de migrar”, agregó.

Lea más: Trump tilda de vergonzosa la decisión de juez de suspender norma sobre asilo para migrantes

“México tiene los brazos abiertos y todo lo necesario, pero imagínate, caravana tras caravana tras caravana, sería un problema para nosotros también”, señaló.
 
De confirmarse el acuerdo con México, significaría una victoria para el presidente de Estados Unidos, que hizo de la firmeza contra los migrantes una de sus prioridades.
 
Según The Washington Post, no se ha firmado ningún acuerdo formal, pero las autoridades estadounidenses ven el acuerdo como un potencial avance para desalentar la migración.

Lea también: Más de 1 mil 500 centroamericanos de caravana llegan a frontera México-EE. UU.

Los oficiales de asilo de Estados Unidos comenzarán a implementar los nuevos procedimientos en las próximos días y semanas, según funcionarios de Seguridad Nacional citados por el diario.
 
Los solicitantes de asilo recibirán una evaluación inicial para determinar si enfrentan un peligro inminente al permanecer en México, donde la violencia es generalizada.
 
Bajo el nuevo sistema, los funcionarios estadounidenses serán capaces de procesar al menos el doble de las solicitudes de asilo porque no estarán limitadas por el espacio de detención en los puertos de entrada a Estados Unidos, aseguró la publicación.

Lea además: Trump quiere abolir derecho a la ciudadanía a hijos de inmigrantes nacidos en EE. UU.

Una de las reglas del acuerdo es que los solicitantes a los que se les deniegue la petición no podrán regresar a México, sino que permanecerán bajo la custodia de Estados Unidos, añadió la información del Post.
 
El acuerdo se concretó la semana pasada en Houston durante una reunión entre Marcelo Ebrard, el futuro ministro de Relaciones Exteriores de México, y funcionarios estadounidenses, incluida la secretario de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, detalló el Post.

Contenido relacionado

> Hablar español en EE. UU. es irrespetuoso, grita una mujer a familia guatemalteca en Virginia

> Juez bloquea la suspensión del TPS a migrantes de cinco países ordenada por Trump
 
> Cancillería confirma que dos guatemaltecos murieron en accidente en Arizona