Pluma invitada

Urbanorum spp. en Morales, Izabal

Gustavo Gini

Es transcendental saber de este nuevo parásito en Guatemala, del cual recientemente, en el departamento de Izabal, se reportan dos casos clínicos, un pequeño de 5 años y una señora de 50 que presentan flatulencia y diarrea.

Estos casos fueron detectados en el municipio de Morales, departamento de Izabal, por el químico biólogo Milton Chacón, en su laboratorio, y por ahora constituyen los únicos casos reportados en la literatura y en la web en Latinoamérica.

Por ello es importante y muy necesario que los guatemaltecos estemos prevenidos en signos como los presentados en estos casos.

Urbanorum es un parásito cuya patogenicidad todavía no está probada científicamente; solamente se tiene conocimiento de que es un microorganismo no invasivo del torrente sanguíneo y que no invade tejidos.

Sin embargo, será importante llevar a cabo más pruebas de laboratorio respecto del parásito, como aislarlo in vitro, entre otros estudios.

Desde años recientes se encuentran en la web fotos e información relacionadas con el hallazgo de un nuevo parásito en Colombia. Según su descubridor el profesor Francisco Tirado Santamaría, de la UIS Santander, se trata de un protozoo al cual denominó Urbanorum spp.

De acuerdo con este catedrático universitario, se trata de una estructura redondeada hialina, que teñida con Lugol se visualiza en el microscopio de un color amarillo claro.

Su tamaño oscila entre 80 y cien micras de diámetro, siendo bastante grande para el tamaño de un protozoo intestinal. Siendo así que estas estructuras fueron similares a las observadas en Guatemala por mi persona.

Asimismo, se indica que el cuadro clínico característico son deposiciones diarreicas de tipo secretora —acuosas—, con muestras líquidas de pH ácido, sin moco, sangre o leucocitos y dolor tipo cólico.

El tratamiento para contrarrestar los efectos del parásito es la utilización de los antiamebianos de uso común, tales como el metronidazol y el secnidazol.

Además, el mencionado microorganismo ha sido observado en muestras fecales de individuos de Barrancabermeja, Colombia, en porcentajes que varían entre el 10 y 16 por ciento.

También se puede encontrar una serie de imágenes y referencias que distintos bacteriólogos y licenciados en Bioanálisis han colocado en sitios de internet, en los cuales destaca el hallazgo de estas estructuras en heces, así como su probable papel patógeno.

Por ello es transcendental que se incluya al Urbanorum spp. en los exámenes de heces y en las boletas de reporte de parasitología en Guatemala.

Una vez exista información formal respecto de este microorganismo, será necesario emprender una campaña informativa a nivel de todo el personal del área de Salud.

Lo más atrayente de este nuevo parásito amebiano es que Guatemala, Centroamérica y Norteamérica no lo reportan, por no buscarlo rutinariamente en los laboratorios. Además, se ha reportado en países suramericanos como Colombia, Argentina y Ecuador.

Con los hallazgos de los casos en Izabal podemos saber que Urbanorum ya está en el país.