Nos salvamos

Plumas invitadas

Guatemala se salvó por el sistema eleccionario, el cual se ha respetado desde 1985. Nos salvó porque se respeta la voluntad popular y quedó el funcionario que elegimos.