Historia en Guatemala Serranazo: autogolpe fallido en 1993

El presidente Jorge Serrano Elías intentó copar los poderes del Estado bajo el pretexto de una supuesta depuración.

Historia de Guatemala Serranazo: autogolpe fallido
El vicepresidente Gustavo Espina, Jorge Serrano Elías, presidente y el ministro de Gobernación Francisco Perdomo en 1993. (Foto: Hemeroteca PL)

Jorge Serrano Elías ganó las elecciones, al derrotar en segunda vuelta a Jorge Carpio Nicolle, del partido Unión del Centro Nacional (UCN), y asumió el 14 de enero de 1991 sin un plan de trabajo claro ni un gabinete sólido. Su agrupación, el Movimiento de Acción Solidaria (MAS), de derecha, obtuvo una bancada débil en el Congreso y debió aliarse con el anterior partido oficialista, la Democracia Cristiana Guatemalteca, y con su rival en las urnas, la UCN, un pacto que fue denominado la Trinca Infernal, por sus constantes chantajes para apoyar determinados intereses del Ejecutivo, que a su vez la utilizaba para sus propósitos, como la elección, en 1992, de una Corte Suprema de Justicia afín.

En mayo de 1993 había protestas que degeneraron en bochinches así como posibles investigaciones sobre el vertiginoso crecimiento de la fortuna del presidente Serrano Elías, quien negaba los señalamientos de corrupción.

Autogolpe
Sectores sociales, políticos y jurídicos se unieron para rechazar el Serranazo. El mandatario golpista tuvo que renunciar y se marchó al exilio. Foto Prensa Libre

En ese ambiente enrarecido, el 25 de mayo de 1993 Serrano Elías declaró disuelto el Congreso y el Organismo Judicial. Dos años antes, el presidente peruano Alberto Fujimori había hecho lo propio en Perú. Serrano también disolvió la Corte de Constitucionalidad (CC), suspendió al entonces procurador de los Derechos Humanos, Ramiro de León Carpio, y a quien se intentó capturar, y ordenó al Tribunal Supremo Electoral convocar a un referendo para legitimar la maniobra ilegal que encabezaba. Asimismo, decretó la suspensión de garantías, incluida la libertad de expresión, e impuso censores a los medios de comunicación.

Los censores se hicieron presentes en la Redacción de Prensa Libre, pero no se les permitió el ingreso. En aquel momento trabajaba en la Secretaría de Comunicación Roxana Baldetti Elías, vicepresidenta de 2012 a 2015, cuando tuvo que renunciar.

Serrano invocaba un supuesto proceso de depuración y recuperación del Estado para justificar su acción inconstitucional. A través del acuerdo gubernativo “Normas Temporales de Gobierno” suspendió derechos constitucionales.

Rechazo

Periodistas de diversos medios, así como líderes sociales, intelectuales y estudiantes salieron a las calles para exigir la salida de Serrano y la restitución de las garantías constitucionales. La Corte de Constitucionalidad, presidida por Epaminondas González Dubón, declaró ilegales las acciones de Serrano Elías. Su papel fue determinante para el retorno a la institucionalidad. Se sucedieron cinco días de tensión hasta que el 1 de junio Serrano Elías se vio obligado a renunciar cuando el Ejército acató el fallo de la CC y le retiró el apoyo. El ya exmandatario salió del país y se asiló en Panamá, donde reside hasta la fecha. El entonces vicepresidente Gustavo Espina intentó asumir el poder, pero no se lo permitieron.

serranazo
El 25 de mayo de 1993, el presidente Jorge Serrano Elías declara la
suspensión de garantías constitucionales y la disolución de organismos del Estado. Periodistas protestaron desde el día siguiente por
la censura impuesta a los medios y finalmente el 1 de junio, Serrano sé
ve obligado a renunciar. Foto
Prensa Libre

El Congreso eligió como presidente interino a Ramiro de León Carpio, quien impulsó reformas constitucionales y completó el período hasta el 14 de enero de 1996.

En aquel contexto fue asesinado Jorge Carpio el 3 de julio de 1993, en una emboscada en la ruta a Chichicastenango. El 1 de abril de 1994 fue asesinado Epaminondas González, en un aparente intento de asalto.

 GRAN JURISTA

Epaminondas González, nacido en 1931, presidía la Corte de Constitucionalidad en 1993 cuando el presidente Jorge Serrano suprimió ilegalmente los organismos del Estado. La CC declaró inconstitucionales las acciones del golpista y leyó aquel fallo que fue acatado por el Ejército. Fue asesinado el 1 de abril de 1994 en extrañas circunstancias.