Piedras de luz y tiempo

Qué bueno es mi país

Lo místico y lo puro, la luz y la oscuridad se combinan en la historia de un país que está marcada por sus ancestros mayas. Guatemala desde una perspectiva blanco y negro evoca antigüedad, pero también hace alusión a sabiduría, identidad y búsqueda de claridad.

Tierra de sol, fe y tesoros

Qué bueno es mi país

Guatemala es, sin duda, amarilla. En sus paisajes, comidas y tradiciones hay destellos de diferentes tonalidades de este color, que lo hacen en algunos casos solemne y en otros, entusiasta. Incluso, su gente lo lleva en el alma y lo transmite por medio de su positivismo y alegría.

Los versos del jaguar Ak’abal

Leer su poesía es adentrarse entre los sabores y olores de las montañas, así como escuchar el alegre canto de los pájaros y el suave rumor de los ríos.