Buenas leyes que hay que cacarear

Opinión

Con tantas sombras de crítica cubriendo de oscuridad al Congreso a diario, pocas luces penetran el ámbito mediático cuando logran trascender las cuitas politiqueras y aprueban leyes de especial interés e importancia. Este año varias leyes de impacto económico fueron aprobadas y merecen ser comunicadas a la ciudadanía para su beneficio. Por ejemplo: La aprobación de la  “Ley de Factoraje o Descuento”, “la cual fomenta la inversión en el país. El decreto autoriza la emisión de préstamos con garantías sobre documentos que provengan de venta de plazos o bienes inmuebles, con ello los diputados dotan a pequeños y medianos empresarios de una herramienta que les permite  acceso y liquidez monetaria”.

El camino de la incertidumbre

Opinión

Entendemos por incertidumbre, el antónimo de certidumbre y certeza, o cotidianamente, no tener la menor idea de lo que pueda pasar; este es el camino que recorre Guatemala. El país está atrapado en un remolino de confrontación y conflicto que potencia la incertidumbre y agudiza, con acento, los problemas fundamentales subyacentes, como la pobreza, falta de empleo y oportunidad, la delincuencia organizada y común, la falta de seguridad, de salud y calidad educativa. Es decir, este remolino viene “encima de”, en una relación simbiótica en el que uno se alimenta del otro y lo agrava. Corre una interpretación simplista de esta confrontación, que la ve como un enfrentamiento entre los buenos y los malos. Los malos serían el presidente y en general el actual gobierno, el pacto de corruptos y todos sus secuaces, que invariablemente pueden incluir al empresariado, la fuerzas productivas, las multinacionales y en general, todos aquellos que pudieran diferir de lo que hagan los buenos. La Cicig, el MP, la CC, la  PDH, las organizaciones de “derechos humanos”, los medios que solo buscan la verdad, los países amigos y las organizaciones multilaterales como la ONU, con todos sus tentáculos, son los buenos. Cualquier cuestionamiento o señalamiento de las acciones de los buenos, amerita un inmediato, etiquetado lugar, entre los malos.

1996: Congreso deroga el fuero militar

Hemeroteca

El 13 de junio de 1996 se conocía la aprobación del Decreto 41-96 por medio del cual quedó derogado el fuero militar, a su vez determinaba que los militares que cometieran delitos o faltas comunes serían juzgados por tribunales civiles.