Fiscal General recalca que no intervendrá en el resultado del evento electoral, aun con la investigación en curso

María Consuelo Porras, fiscal general, explicó que en la investigación iniciada con un allanamiento esta mañana se excluye la decisión de los guatemaltecos en las urnas, descartando así que la investigación judicial influya en los resultados que se computen.

La fiscal General, María Consuelo Porras, junto con los fiscales José Curruchiche, Stuardo Campo y Nilson Castillo. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
La fiscal General, María Consuelo Porras, junto con los fiscales José Curruchiche, Stuardo Campo y Nilson Castillo. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

En la sede central del MP, Porras recalcó que la investigación no se centra ni modifica el resultado de la elección. “Es para revisar posibles anomalías en la recepción y almacenaje de los datos”, dijo.

María Consuelo Porras, fiscal General, junto con titulares de las Fiscalías contra la Corrupción y de Delitos Electorales, brindaron una conferencia después de haber finalizado el allanamiento en el Departamento de Informática del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El Ministerio Público (MP) ya cuenta con el backup (copia de seguridad) de los datos que generó el Departamento de Informática del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y anuncia la forma en que cotejará las actas.

La jefa del Ministerio Público pidió prudencia a la población para que se realice la revisión de las actas finales de las 21 mil 99 juntas receptoras de votos debido a supuestos errores técnicos en la digitalización de datos.

“Comparto totalmente algunos párrafos de Mirador Electoral en donde juiciosamente manifiesta el sistema electoral guatemalteco descansa en los ciudadanos que conforman las juntas electorales, departamentales, municipales y receptoras de votos, así como las actas físicas que son la única fuente de resultado”, dijo Porras.

La funcionaria recalcó que había tomado el control y puntualizó que era de la investigación para avanzar en una investigación relacionada con los hechos de la recopilación de datos. Esto debido a que ya han transcurrido diez días y aún no se sabe, de forma oficial, qué candidatos competirán en la segunda vuelta el próximo 11 de agosto por la presidencia y vicepresidencia para el periodo 2020-2024.

Porras recordó que el TSE consideró que existieron algunos errores informáticos en la recopilación de los datos después de las elecciones del 16 de junio pasado. La funcionaria recordó que los magistrados electorales Mario Valenzuela y Julio Solórzano respaldaron la investigación de la Fiscalía.

El TSE contrató a tres mil 200 personas para la digitalización de datos y a dos empresas, una de telefonía y otra que brindó servicio para almacenar la información en la Internet. El sistema que recopiló los votos para cada partido es del TSE.

Lee también: Alejandro Giammattei: “La incertidumbre es por falta de decisión del TSE”

Revisarán las actas

Dos ingenieros de la Contraloría General de Cuentas (CGC) acompañaron esta mañana al fiscal José Curruchiche durante el allanamiento en el Departamento de Informática del TSE que se extendió hasta las 16 horas.

El fiscal Curruchiche explicó que existen tres copias de las actas finales de cada junta receptora de votos. “Una copia la tiene la Junta Electoral Departamental, otra el Departamento de auditoría y la última, el Departamento de informática. Se revisarán los datos de las actas con la información que fue ingresada en el sistema del TSE”, mencionó.

La revisión servirá para determinar en donde pudo haber un error en el ingreso de datos o si existió intensión de beneficiar o perjudicar a alguna organización política. “El avance de la investigación nos dirá lo que sucedió”, puntualizó Porras y añadió: “Se hará lo antes posible”.

Inicia investigación

Stuardo Campo, titular de la Fiscalía contra la corrupción, adelantó que de oficio inició una investigación para revisar las compras y las contrataciones que hizo el TSE en las empresas o entidades que brindaron el servicio para digitalizar los votos.

“Se ha abierto una investigación de oficio para determinar si existen irregularidades en los procesos de compras y contrataciones ejecutados por parte del Tribunal Supremo Electoral”, explicó Campo.

Las investigaciones se iniciaron desde hace algunos días para la contratación del sistema informático, dijo Campo, aunque evitó mencionar a las empresas que están siendo investigadas, así como a sus representantes.

El almacenamiento de los datos y el debido uso de la contratación de las empresas para el servicio de informática. “Este proceso se hará a la mayor brevedad posible y que la población sepa que existió la debida transparencia en la adquisición de servicios de informática en las elecciones”, agregó Campo.

El backup

El fiscal José Curruchiche, quien dirige la Fiscalía de Asuntos Electorales en ausencia de Óscar Shaad -salió del país por supuestas amenazas-, mencionó que con orden judicial había allanado la sede de informática, que dirige, Gustavo Castillo, del TSE.

“Ya contamos con todo el backup (copia de seguridad o respaldo) con los datos que fueron recopilados durante la transmisión de datos desde los 340 municipios del país”, mencionó Curruchiche.

Lee además: Sandra Torres: “Los magistrados del TSE están en Ley”

 

 

Contenido relacionado

>Contraloría encuentra inconsistencias en programas señalados de clientelismo

>UNE y FCN cruzan acusaciones, desestabilización y “fraude” son los principales señalamientos

>TSE llama a la calma por revisión de resultados diez días después de las elecciones