Coronavirus: estudio con hámsteres prueba la eficacia de mascarillas contra covid-19

Científicos de Hong Kong llevaron a cabo un experimento con hámsteres para probar la eficacia del uso de mascarillas ante el coronavirus.

Un experimento con hámsteres llevado a cabo en Hong Kong buscaba revelar la eficacia del uso de mascarilla ante el coronavirus. (Foto HemerotecaPL)
Un experimento con hámsteres llevado a cabo en Hong Kong buscaba revelar la eficacia del uso de mascarilla ante el coronavirus. (Foto HemerotecaPL)

Varios test realizados con hámsteres probaron que el uso de mascarilla reduce notablemente la propagación del coronavirus, indicaron expertos de la Universidad de Hong Kong este domingo.

Se trata de uno de los primeros estudios para comprobar si el uso de mascarilla puede impedir que los portadores sintomáticos o asintomáticos del virus SARS-CoV-2 infecten a otros individuos.

Dirigidos por el profesor Yuen Kwok-yung, reconocido experto en coronavirus, los investigadores prepararon dos jaulas: una con hámsteres previamente infectados y otra con animales sanos, y luego situaron una al lado de la otra.

Colocaron mascarillas quirúrgicas entre ambas jaulas, y activaron un flujo de aire de la jaula con hámsteres enfermos a la de animales sanos.

Los resultados muestran que la transmisión del virus se redujo más del 60% cuando se colocaban las mascarillas. Dos tercios de los hámsteres sanos se infectaron en una semana cuando las mascarillas no estaban colocadas.

La tasa de infección cayó a poco más del 15% cuando las mascarillas se encontraban en la jaula de animales infectados y a un 35% cuando estaban en la jaula de hámsteres sanos.

“Está muy claro que utilizar mascarillas en sujetos infectados […] es más importante que en ningún otro”, declaró Yuen a los periodistas.

“Ahora sabemos que una gran parte de las personas infectadas no presentan síntomas, así que el porte universal de mascarilla es verdaderamente importante”, agregó.

El profesor Yuen es uno de los microbiólogos que descubrieron el virus SRAS cuando apareció en 2003 y causó unos 300 muertos en Hong Kong. Desde el principio, defendió el uso de mascarilla por parte de la población.

Cuatro meses después de la aparición de los primeros casos de covid-19 en China, Hong Kong logró limitar el número de casos a 1.000, que causaron solo cuatro muertos.

Según los expertos, el uso de mascarilla y las campañas de de tests de detección masivos y de rastreo de casos podrían explicar el éxito en el control de la epidemia, en una ciudad de 7,5 millones de habitantes lindante con China.