Prensa libre Uvg
logo CubeSat

Quetzal-1: el satélite guatemalteco enviado al espacio concluyó su misión de forma satisfactoria

Quetzal-1, el primer satélite guatemalteco, enviado al espacio por la Universidad del Valle de Guatemala (UVG), concluyó su misión de forma satisfactoria.

Publicado el
Quetzal-1 es el primer satélite guatemalteco, un proyecto académico realizado por la Universidad del Valle de Guatemala. (Foto Prensa Libre: UVG)
Quetzal-1 es el primer satélite guatemalteco, un proyecto académico realizado por la Universidad del Valle de Guatemala. (Foto Prensa Libre: UVG)

Desde 2014, el satélite guatemalteco Quetzal-1, desarrollado por la Universidad del Valle de Guatemala (UVG), acaparó la atención de estudiantes, docentes, investigadores e instituciones nacionales e internacionales vinculadas con el campo espacial.

Después de seis años y luego de un proceso lleno de retos, aprendizajes y dedicación con más de cien personas involucradas, el 28 de abril de 2020 Quetzal-1 se puso en órbita en el espacio.

Este martes 26 de enero, las autoridades responsables del proyecto indicaron que el satélite guatemalteco Quetzal-1, cumplió su misión.

“Luego de 211 días de operación continua en el espacio y de haber transmitido exitosamente a Tierra 84 mil 776 paquetes de información, perdió contacto con la estación de control, construida e instalada en la UVG”, dijeron las autoridades en un comunicado.

De acuerdo con la información publicada en redes sociales, las autoridades universitarias agregaron que el equipo dio por concluida la misión luego de varias semanas de trabajo en las que intentaron recuperar la funcionalidad. Además, dijeron que los últimos datos apuntan a que ocurrió un problema interno de comunicación entre los módulos del satélite.

“Su operación permitió validar el funcionamiento de los módulos de potencia, orientación, sistema de despliegue de antenas y estructura, así como realizar las pruebas del sensor óptico en que se basó su misión desde el punto de vista científico”, agregaron.

Logros

El proyecto de Quetzal-1, el primer satélite guatemalteco, dejó múltiples satisfacciones para todas las personas involucradas y la UVG afirmó que es prueba de la capacidad e interés que tienen los guatemaltecos por contribuir al desarrollo tecnológico del país.

Víctor Ayerdi, codirector del Proyecto, dijo que este desarrollo ha servido de ejemplo para multitudes y que demostró que en Guatemala se pueden crear grandes hazañas vinculadas con la educación.

Ayerdi también dijo que todas las actividades fueron importantes. Sin embargo, mencionó algunas que fueron significativas y que todo el equipo involucrado las recuerda con alegría.

“Tuvimos muchos momentos de satisfacción y muy memorables como el día que se trasladó el satélite al espacio, cuando se liberó, el primer día que comenzó a dar señal, los programas en los que nos nominaron y nos dieron galardones y lo más importante: ver a los estudiantes que participaron y que lograron algo histórico”, agregó Ayerdi.

Lea también: Quetzal-1 nominado a premio “Misión del Año-Pequeños Satélites” del Instituto Americano de Aeronáutica y Astronáutica

La UVG también dijo en su comunicado que más allá de los excelentes resultados desde la perspectiva técnica, el proyecto dejó abierta la posibilidad para que, en el futuro participen más personas en proyectos similares y que exploren el campo aeroespacial.

“Con el proyecto de Quetzal-1 vimos a muchas personas motivadas durante las conferencias y talleres que trabajamos en diferentes establecimientos educativos y eso nos agrada debido a que las futuras generaciones ya saben que esto es posible en el país”, agregó Ayerdi.

La UVG agregó que los datos, hallazgos y aprendizajes obtenidos con Quetzal-1, serán divulgados en publicaciones científicas próximamente con el objetivo de difundir información que sirva de base para el desarrollo de nuevos e innovadores proyectos aeroespaciales. Además, las autoridades agradecieron a las personas e instituciones que hicieron posible el desarrollo de Quetzal-1 durante todas sus etapas.

“Quetzal-1 nos abrió muchas puertas y se han trabajado más proyectos en campo espacial, proyectos en conjunto con compañías de Estados Unidos y hemos tenido charlas con otras instituciones de la región para apoyar proyectos similares. Definitivamente, tendremos más proyectos competentes en el campo espacial”, concluyó Ayerdi.