“El blues de la notoriedad”: El nuevo dueto de Ricardo Arjona y Gaby Moreno (qué tiene que ver el álbum “Animal Nocturno” y la industria musical)

Ricardo Arjona publicó este jueves 15 de octubre “El blues de la notoriedad”, un nuevo dueto con Gaby Moreno, el primer acercamiento al proyecto “Los covers de Blanco” que lanzará en los próximos meses.

“El blues de la notoriedad” es el nuevo dueto de Ricardo Arjona y Gaby Moreno. (Foto Prensa Libre: Cortesía Metamorfosis)
“El blues de la notoriedad” es el nuevo dueto de Ricardo Arjona y Gaby Moreno. (Foto Prensa Libre: Cortesía Metamorfosis)

El cantautor guatemalteco Ricardo Arjona publicó el pasado 29 de mayo el álbum Blanco, una producción que se grabó en Abbey Road Studios, en Inglaterra y que el propio músico catalogó como una misión cumplida que le dejó varias satisfacciones y que con el transcurrir del tiempo, también le ha permitido reinventarse.

Blanco fue el primero de dos discos que conforman la propuesta inicial, la cual cambió de rumbo debido a la pandemia del coronavirus. Hongos fue el primer sencillo con el que Arjona comenzó la promoción de su reciente material discográfico, un álbum con el que además de música, ha innovado en estrategias de difusión y conexión con sus antiguos y nuevos admiradores.

La renovación de su sitio web y su aplicación oficial se convirtieron en plataformas que acapararon la atención de multitudes y a través de las cuales el cantautor guatemalteco liberó todas las canciones y e privilegió su escucha de forma exclusiva por medio de una membresía.

Arjona también creó otra dinámica semanal que consistió en la liberación de sus temas en plataformas streaming, las cuales, cada viernes conectó con sus seguidores a través del video oficial de cada tema y piezas audiovisuales que fueron agrupadas como sesiones de autor, en las que el músico reveló detalles de cada composición.

El álbum que comenzó con 14 canciones creció el 31 de julio pasado, día en que Arjona lanzó el álbum en plataformas digitales y que sumó la versión de El amor que me tenía, un dueto con el español Pablo Alborán. A esa pieza se suma El blues de la notoriedad, la nueva versión acústica que se publicó este jueves 15 de octubre y en la que colabora Gaby Moreno, tema que se integrará al proyecto de fusiones en las que también figurará la compositora inglesa de soul, R&B y blues, Joss Stone, con quien Arjona grabó otro dueto.

El mensaje para la industria musical

No es la primera vez que Ricardo Arjona comparte su visión sobre la industria de la música. Sin embargo, desde que anunció el álbum Blanco, afirmó su postura.

“Me aburrí de la industria, es demasiado predecible, todos hacen lo mismo, los mismos trucos, la misma hipocresía, los mismos caminitos, no me gusta lo que veo”, fueron algunas palabras que el cantautor dijo el pasado 19 de enero en un video de 1.15 minutos que compartió en sus redes sociales. Sin embargo, en junio último lo evidenció de forma concreta con la publicación de El blues de la notoriedad, el tercer tema que liberó de su reciente producción discográfica.

 

El blues de la notoriedad no es una canción fácil de explicar, como no lo es ninguna. Es larga la historia. Es una denuncia al aburrimiento, a la falta de riesgo, no sé, de gracia, que ha tenido la industria desde el principio de los tiempos”, dijo Arjona en el video testimonial de ese tema.

“¿Por qué este tipo que parece un activista a veces en contra de la industria: Yo?  ¿Por qué un tipo se hace a un lado de todos, se sale de todas las plataformas, es un animal de necio que todos le auguran que le va a ir fatal?”, agregó el músico guatemalteco al referirse que, por alguna razón, siempre encuentra obstáculos al momento de lanzar sus creaciones pero que al mismo tiempo se las ingenia y busca soluciones.

“Si yo comparo la plataforma nuestra (ricardoarjona.com) con las plataformas musicales, es como comparar una arena del mar contra el universo y yo sé eso. De este lado es una manera de reivindicarme de manera muy personal las cosas en las que yo creo”, dijo en ese momento, frases que consolidó meses después al darse cuenta de que, en medio de una pandemia, buscó mecanismos para compartir sus temas y afirmó que ese fue uno de sus proyectos más importantes.

El contrato en blanco

Para que se entienda el surgimiento de El blues de la notoriedad Arjona hizo retrospectiva de su carrera y mencionó parte de los sucesos que lo rodearon desde que llegó a México.

“Partamos en que el encuentro mío con la industria musical empezó muy mal. Yo empiezo visitando prácticamente todas las compañías de discos en México, todas, no faltó ninguna y me rechazaron absolutamente todas. Pero en medio de ese asunto, por alguna razón comienzo a conocer a la gente que manejaba la cosa musical de México, los más importantes, los que decían: tú vas a ser famoso, tú también vas a ser famoso. Así me convertí en una especie de mariachi personal de ellos, les gustaba lo que yo hacía, pero no lo veían como para que le fuera gustar a la gente. Entonces me invitaban a sus fiestas, iba con mi guitarra y me decían: canta aquella que me gustó, canta la otra. Entonces yo cantaba y tocaba la guitarra en sus fiestas”, dijo Ricardo.

El artista nacional también reveló detalles de los momentos que vivió y donde conoció a personajes con poder de decisión en la industria musical y que, de alguna manera, decidían sobre el futuro de varios artistas.

“Yo estuve en algunas reuniones donde se iba a decidir el lanzamiento de un artista. Entonces de repente se decía mira aquí están las fotos, es increíble, se ve muy bien y mira esto está tremendo y uhhhh, el look y el videoclip es tremendo y encima canta un poquito, entonces el disco era un asunto irrelevante”, comentó Arjona.

“En medio de esta situación yo por mi lado iba a todas las disqueras. Me acuerdo en Sony un tipo de apellido Calderón que existe todavía y andará por ahí. Él después dijo que había descubierto cosas mías. Ese tipo me dejó afuera de la oficina, horas y horas y yo forzándome a una humildad que solo se da cuando uno está lo suficientemente jodido para tener que aguantarla”, agregó Ricardo al referirse sobre lo que vivió durante el proceso de sus primeros discos.

El recuerdo de Animal Nocturno y el éxito de esa producción

Durante el testimonial de más de 10 minutos de El blues de la notoriedad, Ricardo Arjona reveló detalles de cómo surgió el álbum Animal Nocturno, su primer videoclip (Mujeres) y de alguna manera, reveló datos de esa época que tienen relación con la canción que incluyó en el álbum Blanco.

“Yo prácticamente había abandonado la posibilidad porque había sido demasiado difícil. Le hablo a uno de estos gurús de la industria y le digo maestro te cansaste de cag**** la vida. Hay dos canciones mías que son de las más famosas que se escuchan en la radio. Hay una que estuvo no sé cuántos meses en primer lugar en contra de todo mundo. Me parece injusto porque, encima que no recibí un peso por eso, porque no tengo ni los derechos, me los quitaron todos”, dijo Ricardo.

“Y entonces como que toqué alguna fibra y el tipo me dijo vení ahora a mi oficina y entonces agarré un taxi y me fui a la oficina de él, me subí a su auto y me llevó a las oficinas de Sony. Me lleva con este señor Calderón y el tipo todavía le dice: oye, pero este tipo qué hace aquí.  Estoy sentadito ahí y le dice mira, viste a los dos artistas que querés firmar y dice sí, ya tenemos todo el contrato listo, todos los requerimientos listos. OK, hay un requerimiento más, si quieres firmar a estos dos artistas vas a tener que firmar a este. El tipo saca un contrato de la gaveta en blanco y ese lo firmé yo”, agregó el cantautor guatemalteco.

De acuerdo con lo relatado por Ricardo Arjona, en la industria musical existen varios “métodos” que se utilizan por los que figuran en ella y que en la actualidad se continúa con ese mecanismo.

“Pasó un año y no podía grabar ningún disco porque Calderón no quería que grabara. Como el tipo no quería grabarme le dije mira, voy a grabarlo yo y me dijo hace lo que se te da la gana, pero yo no te recibo nada. Voy a cinco editoriales, les grabo en un cassette, 10 canciones a cada una, les pido el anticipo que quieran darme y con ese anticipo me voy a Dallas a producir un disco y se llamó Animal Nocturno”, comentó Arjona.

“Cuando terminé el disco lo llevé a Sony y me dijeron que no me lo iban a pagar, que no les gustaba, que no lo querían y estuvo así el disco otro año más. A todo esto, me pregunten cómo vivía porque es una ecuación bastante difícil. Un día voy a Sony para ver si por lo menos me podían dar alguna platica por el disco, para poder vivir y me encuentro a Aloysio Reis, un brasileño fantástico del que todavía soy muy amigo. Yo diría que, sin él, esta historia no sería la que es. Me encuentra en los pasillos de Sony y me dice: Usted trabaja aquí. Él era el nuevo director artístico. ¿Qué haces? Y le digo, bueno soy cantante. Cómo cantante. En eso sale el famosísimo Calderón y le dice hey pero vení, déjalo ahí. No, no, no, yo quiero ver a este tipo dice Aloysio, no sé qué pasó esa vez, no sé qué me vio y me pregunta: grabaste algún disco y yo le digo sí, lo tiene este personaje. Aloysio dijo:  Calderón, dame el disco de este muchacho. No, no, no, lo oímos después, olvídate de eso. El tipo se empecinó y nos metimos los dos a una cabina y escuchó el disco y me dice: ¿Hiciste algún videoclip? Y le digo no. En una semana estábamos haciendo el video de Mujeres, que para mí es uno de los videos más importantes”, afirmó Arjona.

El artista guatemalteco también reveló que, durante ese tiempo se esforzó por defender y demostrar su talento y que en medio de ese trayecto, descubrió las cifras que alcanzó el álbum.

“Mie***, yo lo que quería era mostrarles a estos personajes que me habían hecho la vida tan difícil que estaban equivocados. De alguna manera, aquel disco que habían guardado y que no querían sacar. En lo que menos nos dimos cuenta había vendido dos millones de copias”, agregó Arjona al referirse al éxito de Animal Nocturno, álbum que, hasta la fecha ha vendido más de 7 millones de copias en todo el mundo.

El vínculo con Gaby Moreno

El blues de la notoriedad, además de ser una crítica a la industria musical, destaca de las otras canciones que se incluyen en el álbum Blanco debido al tratamiento que se le dio. Para ello, Ricardo se apoyó con Gaby Moreno, cantautora guatemalteca con la que sus admiradores recuerdan por el dueto Fuiste tú, tema que formó parte del álbum Independiente, el cual se grabó en 2011 y se lanzó en 2012. Además, el videoclip de ese tema sobresale al mostrar varias ciudades de Guatemala.

“Ya tenía el proyecto de Abbey Road, ya tenía toda esa historia. Esta canción era como un estandarte para este proyecto. Entonces me mandan nombres de cuatro productores de blues del tamaño de una casa, inmensos los tipos. Estaba a punto de hacer la primera llamada para decirle al tipo, mira quiero hacer esta canción que es un blues, cuando de repente digo: pero ¿y Gaby?”, afirmó Arjona al referirse al proceso de El blues de la notoriedad.

 

“Gaby es muy especial para escoger sus proyectos y entonces le hablo y le digo:  tengo este blues y le mando el tema. Ella queda encantada y descubro un chispazo que Gaby fue una especie de tormenta conmigo”, agregó el cantautor guatemalteco.

Moreno, quien cuenta con seis álbumes de estudio, es una cantautora que también ha cautivado en la escena mundial, ha figurado como productora y su trabajo ha sigo galardona con varios reconocimientos, entre ellos, el Premio del Concurso de Composición de John Lennon en 2006 con su tema Escondidos y el Latin Grammy en la categoría Mejor Artista Nuevo en 2013. Además, en la actualidad está postulada nuevamente en los Latin Grammy en la categoría Mejor Álbum Vocal Pop Tradicional con ¡Spangled!, su sexto álbum de estudio que produjo junto al músico, compositor, arreglista y productor estadounidense Van Dyke Parks.

La participación de Gaby en El blues de la notoriedad no se quedó solo con el poder de su voz. Ella también produjo el tema y agregó su conocimiento para que tuviera la fuerza necesaria que Ricardo pidió. Aunque reconoce que fue un reto, la artista nacional compartió más detalles de esa creación.

“El año pasado (2019) me escribió Ricardo contándome que estaba muy emocionado con un nuevo tema que había escrito como una fuerte crítica a la industria musical. Me comentó que quería que el tema sonara como a músicos tocando en un bar y quería Un sonido más rústico.  Me preguntó si estaba interesada en producir el tema y por supuesto le dije que sí”, dijo Moreno, cantautora que, debido a la calidad, profesionalismo y humildad que la caracterizan, advirtió a Ricardo que sería un honor producir para él.

“Como nunca había producido algo para él, le dije que lo intentáramos y si no le gustaba, no me ofendería si decidía buscar a alguien más. Sin embargo, cuando le entregué la primera mezcla, le gustó bastante y me pidió que siguiéramos trabajando con otras canciones también”, agregó Moreno.

De acuerdo con la artista nacional, quién vive en Los Ángeles California, EE. UU., los caminos que ha recorrido le han permitido conocer a un círculo de músicos con quienes ha entablado amistad y con los que ha participado en varios proyectos. Ese grupo de profesionales le permitió adoptar un aprendizaje que incluyó en esta canción de Ricardo.

“En Los Ángeles la comunidad musical que existe es diversa y hace varios años conocía a Benmont Tench, que es el pianista de los Heartbreakers, la banda que acompañó a Tom Petty desde su inicio. Cuando Ricardo me mandó el demo de para producirla, el primer músico que se me vino a la mente fue Benmont. Él ha tocado en otros temas conmigo y fue quien grabó el piano en la canción Estaré en el álbum Ilusión, así que como es una eminencia musical, lo invité”, comentó Gaby, quien también indicó que el piano le da un toque melancólico a El blues de la notoriedad.

En esta canción se grabó un piano que no está muy bien afinado debido a que se buscó que le diera la personalidad necesaria y se grabó en el mismo piano que usó la cantante y compositora estadounidense Fiona Apple en sus últimos dos discos.

 

Debido a la experiencia con el blues, Moreno también incluyó a otras personalidades de la escena musical para darle más peso al tema que le produjo a Ricardo.

En la grabación participó Kimon Kirk en el bajo y Sebastian Aymanns en la batería. Ambos son músicos de mi banda y de las secciones rítmicas que más me gustan. También Dan Warner, productor del disco Blanco, gran amigo mío y de Ricardo, que se nos fue repentinamente el año pasado, él tocó la guitarra eléctrica. La armónica estuvo a cargo de Vincent Henry, quien fue parte de la banda de Hugh Laurie and The Copper Bottom Band conmigo, es un gran saxofonista y también impresionante en la armónica. Además, el arreglo de voces en los coros los hice yo y los canté junto a Erica Canales (corista de The Killers) y Laura Mace (corista de The Foo Fighters).  Los solos de voz son de Laura Mace y la guitarra acústica la grabé yo”, indicó Gaby.

El trabajo con Arjona

De acuerdo con Moreno, dirigir a Ricardo Arjona fue una experiencia enriquecedora y emocionante debido a la conexión y respeto entre ambos.

“Ricardo me dio rienda suelta para producir el tema y seguí mi instinto. Hablamos de referencias musicales, de Los Beatles y le envié referencias de The Kinks y The Zombies, entre otros. Así poco a poco fuimos buscando ese sonido durante una etapa que fue muy emocionante”, afirmó la artista guatemalteca.

“Como productora, lo más importante es escuchar y entender la visión del artista y es algo que resonó en mí al momento de producir a Ricardo”, agregó Moreno.

 

El nuevo dueto

Para Gaby Moreno, formar parte de un nuevo proyecto de Ricardo Arjona es satisfactorio. En esta ocasión además de producirlo también participa a dúo en una nueva versión de El blues de la notoriedad,  tema que Arjona anunció en sus redes sociales bajo el emblema “Chapin Power”.

“Ya pasaron 9 años desde que grabamos Fuiste tú y es evidente que ese tema fue y sigue siendo algo extraordinario. Hasta la fecha esa canción sigue tocando las fibras de mucha gente. Se siente lindo haber sido parte de algo que nos unió como amigos, colegas y compatriotas. Ahora este nuevo dueto, es muy especial porque nos une nuevamente de esas mismas tres maneras, pero con el agregado de haber sido la productora de su canción. Es maravilloso”, dijo Gaby, artista que espera una conexión con el público a través de esta pieza.

“Nunca se puede saber exactamente cómo lo va a recibir el público, pero esperamos que les emocione tanto como a nosotros. Algo que tenemos en común con Ricardo es que hacemos música porque es nuestra pasión, no para complacer y El blues de la notoriedad es un tema muy honesto que fue hecho con mucho corazón”, agregó Moreno.

La artista guatemalteca reconoció que el reciente álbum de Ricardo es una producción genuina y de mucha calidad. Además, se visualiza junto al cantautor en próximas giras.

“Realmente el álbum entero está increíble. Blanco tiene tantas buenas canciones que cada persona encontrará una o varias con las que se identifique. Espero que pase toda esta locura de la pandemia pronto para poder reencontrarnos nuevamente en un escenario. Extrañamos estar de gira y recibir esa energía del público porque cada vez que Ricardo me ha invitado a cantar junto a él, lo he disfrutado mucho y claro, sería mágico volverlo a hacer”, concluyó Moreno.

El mensaje final para la industria

Ricardo Arjona siempre ha tenido en cuenta su postura hacia la industria musical y en junio pasado la confirmó con el lanzamiento del videoclip de El blues de la notoriedad, pieza que acompañó con un relato en el que afirmó su visión y pasión por la composición, arreglos y producción de sus temas.

“Esta industria, la industria de la música se movió siempre por un solo factor, uno solo, no hay más y es la emoción. El tipo que compra un disco es porque está inmensamente emocionado por lo que ahí viene. No hay otra manera. Y para estar emocionado hay que sentir. Nunca, los que estuvieron del lado de la industria, tomaron en cuenta este factor. No vendían un pedazo de plástico o un vinil, sino que vendían un pedazo de emociones a la gente y entonces nunca lo abordaron por ahí”, indicó el cantautor nacional.

El blues de la notoriedad no es otra cosa que un recordatorio de toda la mie*** que se cocina en esta industria en donde hay tan poca verdad que todo empieza a oler mal”, enfatizó Arjona.