Experta explica el valor del jade en el mundo maya

La importancia del jade en las latitudes mesoamericanas es poco conocido, pero muy discutido en los círculos académicos que se encargan de estudiar las civilizaciones de esta región.

La máscara mortuoria del gobernante Pakal, en Palenque, México, es una prueba de la importancia del jade (Foto: Hemeroteca PL).
La máscara mortuoria del gobernante Pakal, en Palenque, México, es una prueba de la importancia del jade (Foto: Hemeroteca PL).

Mayas, toltecas, mexicas y pueblos mesoamericanos en general tuvieron un especial acercamiento con el jade por el significado cosmogónico que tenía para estas culturas.

La arqueóloga mexicana Laura Filloy, quien ha pasado parte de su vida estudiando aspectos relacionados con esta piedra, conversó con Prensa Libre al respecto.

¿Cuál fue la importancia del jade en las culturas mesoamericanas?

Los pueblos tenían una clara preferencia hacia las piedras de color verde, como por ejemplo el jade. El uso del verde es particular y muy evidente. Esto se nota en la cultura maya desde el período Preclásico (2 mil a. C) hasta el Postclásico (1200 a 1500 d. C.). En las altas esferas de la sociedad maya era una piedra que se apreciaba. El origen del jade en estas regiones es Guatemala, por excelencia.

¿El verde tenía su relación con deidades cósmicas?

Su simbolismo es ineludible, pero principalmente con el maíz, con la fertilidad, con el aliento de vida y lo divino. Luego tuvo una relación con Quetzalcóatl (máxima deidad mexica, que se traduce como la Serpiente Emplumada).

¿Guatemala era una especie de exportador de jade para otras regiones?

Se han hecho excavaciones en sitios arqueológicos de Mesoamérica y se han encontrado objetos con jade de Guatemala. En Teotihuacán ha habido hallazgos de ofrendas en sus lugares importantes; solo en la pirámide de la Luna hubo joyas hechas de jade en enterramientos. Los mayas tuvieron el monopolio del jade; todos sus gobernantes lo usaban.

En el país, el jade se encuentra en la falla del Motagua, que seguramente surtía a las regiones altas y bajas mayas. En la época Posclásica los mexicas, aunque no lo explotaron, sí tuvieron objetos como reliquias.

Se necesitan ciertas condiciones geológicas y combinación de minerales para que, junto a las presiones de las placas tectónicas, se logre el jade. Existe en Asia y Canadá, pero es de otro tipo. El de esta región es especial.

El jade cumplía una función ceremonial…

Su uso es simbólico y religioso. Se le relacionaba con el poder, con el grupo dominante y su uso estaba restringido a este. Llegó incluso a ser una ofrenda a las deidades.

Entonces, ¿su uso cotidiano a qué se circunscribía?

Fuera de las clases dominante el jade no era muy usado, pero sí otro tipo de piedras verdes. Su valor no es por ser jade, sino por ser verde. Se consideraba que las piedras de este color contenían agua y atraían la fertilidad. En los ritos funerarios eran fundamentales las de ese color. Se han encontrado cuencos de piedras verdes o jade en la cavidad bucal de los fallecidos.

¿Por qué esa piedra tuvo esa preponderancia y no el oro?

Por cuestiones geográficas. El oro, que provenía de Sudamérica, tenía un proceso de extracción diferente al jade y en aquellas regiones era más abundante. En excavaciones en el Templo Mayor de Tenochtitlán, en México, se han encontrado, desde 1978, más de 50 mil piezas de jade contra 7 mil de oro.

Perfil

Laura Filloy se graduó de la Universidad de París I, Panthéon-Sorbonne, París, Francia (2011).

Tiene un máster en Arqueología también de esa universidad.

Obtuvo una licenciatura en Conservación de Arte en la Escuela Nacional de Restauración, Conservación y Museografía, en Ciudad de México.

En la actualidad trabaja en el Museo Nacional de Antropología e Historia de la Ciudad de México.