Conozca el proceso para crear un grabado

La técnica del grabado ha ganado terreno entre las artes plásticas del país. Vea cómo se crea una pieza.

Archivado en:

arte guatemaltecoGrabado
El grabado es una técnica cuyo proceso es minucioso y es todo un arte. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)
El grabado es una técnica cuyo proceso es minucioso y es todo un arte. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)

El grabado es una técnica de impresión antigua —tiene su origen en China en el año 105, con la invención del papel—, que surgió con la intención primordial de hacer una copia exacta de una obra cuantas veces se quisiera.

La idea de la pieza única fue defendida por los artistas durante el modernismo, según Norman Morales, uno de los fundadores del Taller Experimental de Gráfica de Guatemala (TEGG), lo que resintió la presencia del grabado, pues “se miraba como una simple reproducción”. 

Con el tiempo se  ha dado valor a este  arte, pues no solo se trata de apreciar el dominio de la técnica del artífice, sino también lo que busca decir con su obra, refiere Morales. 

Proceso

El grabado se crea a partir de una matriz —molde— que servirá para hacer las reproducciones con tinta sobre papel. Puede trabajarse en madera o metal. 

De acuerdo con Sergio Valencia, del TEGG, hay dos grandes técnicas: el  relieve y la calcografía.   

En la primera se ubica a la xilografía, la más antigua. Se trabaja en madera —el MDF es una buena opción para  principiantes—, la cual se escarba con herramientas como gubias para crear una imagen. Al final, los surcos son los blancos y las líneas en relieve las partes entintadas. Es similar a un  sello. 

La segunda es lo opuesto; el material que se retira es donde la tinta se deposita. El molde se crea sobre una plancha de metal, como cobre. 

En la calcografía  hay otras técnicas como la punta seca, la mezzotinta, el aguafuerte, el aguatinta, su proceso puede verlo a continuación en este video. 


Contenido relacionado:

> Guatemala es incapaz de velar por la conservación de hallazgo maya.
> Este es el legado pictórico que dejó el artista Elmar Rojas