7 consejos para aumentar las defensas de los niños en época de lluvia

Los niños son los más propensos a padecer enfermedades debido a los cambios de clima, por lo que es importante reforzar su sistema inmunológico y ayudar a su cuerpo a crear defensas. Para lograrlo, los expertos comparten algunos hábitos alimenticios y de higiene para tomar en cuenta en esta época.

En la época lluviosa es importante reforzar las defensas de los niños. (Foto Prensa Libre: Servicios)
En la época lluviosa es importante reforzar las defensas de los niños. (Foto Prensa Libre: Servicios)

De acuerdo con María Mercedes Saravia, médico pediatra, el sistema inmune es el conjunto de órganos, tejidos y células que se encuentran esparcidos en todo el cuerpo y que tienen la función de producir células que ayuden a regenerar y devolverle el equilibro al organismo ante la presencia de infecciones o enfermedades.

Los niños son los más vulnerables a padecer enfermedades debido a los cambios de clima, por lo que es importante prestarles atención a sus cuidados durante esta época. Especialmente por las lluvias y las bajas temperaturas.

Saravia indica que existen algunos virus que son estacionales y que por el frío o la lluvia tienden a proliferarse y atacan el sistema inmunológico de las personas. Sin embargo, por estar en desarrollo, los niños son los más afectados.

Por lo tanto, los expertos comparten algunos consejos para aumentar las defensas de los niños:

  1. Actualizar cané de vacunas: De acuerdo con la médica Saravia, es importante que, para la época de fin de año, por el frío o por lluvia, se revise que el niño tenga sus vacunas al día. Especialmente la que previene infección por influenza, la cual es de tipo anual, a partir de los seis meses del infante. “Las vacunas son pequeñas cantidades del virus o bacterias que ingresan al cuerpo para que este las reconozca y así cree anticuerpos para combatir o prevenir esa enfermedad”, explica la profesional.
  2. Cuidar la higiene personal: Debido a los virus que se reproducen para esta época es vital cuidar la higiene personal de los más pequeños de casa. Por lo que lavarles las manos y su baño diario, constantemente evitará tanto enfermedades respiratorias o estomacales. Además, si los niños son muy pequeños también es recomendable que los adultos se laven constantemente las manos.

    Lavarse las manos constantemente es un hábito para prevenir enfermedades. (Foto Prensa Libre: Servicios).
  3. Comer frutas y verduras: A pesar de que es un consejo común, de acuerdo con la nutricionista Ana Carolina Solares los mejores defensores de las enfermedades que provoca el clima frío y lluvioso las encontramos en las frutas y verduras. “Para mejorar la defensa de los niños lo principal que deben consumir es la vitamina A y vitamina E, las cuales las encontramos en estos alimentos”, dice la profesional.La vitamina A es común encontrarla en alimentos como la papaya, piña, tomate, zanahoria, melocotón y chile pimiento. La vitamina E se puede consumir en frutos secos como la papa o el pescado.Además de esas vitaminas, la profesional también recomienda que en la alimentación se incluyan alimentos verdes y cítricos, como la espinaca, berro, acelga, naranja, limón y quilete, porque tienen altos niveles de vitamina C, la cual ayuda a que el sistema inmunológico esté alerta para responder ante una enfermedad.

    Las frutas y verduras son la fuente primordial de vitaminas y minerales. (Foto Prensa Libre: Servicios).
  4. Consumir aceite vegetal: De acuerdo con Solares los aceites vegetales contienen vitamina E que ayuda a mejorar la creación de células, como los glóbulos blancos, que son parte del sistema inmune. La función de estas células, principalmente, es ayudar a la protección y respuesta del sistema inmunológico contra agentes virales o infecciones. “Es importante que al consumir este tipo de aceite revisemos la etiqueta de la marca porque varios están mezclados con aceite de palma. Entonces, mientras más natural sea, más defensas nos ayudará a crear”, explica.

    Alimentos con aceite vegetal son fuente de vitamina E. (Foto Prensa Libre: Servicios).
  5. Comer pescado una vez a la semana: “El pescado es un alimento rico en zinc. La importancia de este mineral es que nos ayuda a estabilizar el sistema de defensas”, dice Saravia. Por lo tanto, incluir pescado una vez a la semana en la dieta de los niños tengan unas defensas más alertas cuando se padezca con síntomas de resfriado o enfermedades respiratorias.

    La vitamina E puede consumirse en el pescado. (Foto Prensa Libre: Servicios).
  6. Comer huevo: El huevo suele ser uno de los alimentos preferidos de los niños, por lo que incluirlo en la dieta, además de que disfruten su alimentación ayudará a sus defensas porque contienen altos niveles de zinc y vitamina A.
  7. Comer yogurt: Incluir yogurt al menos una vez al día en la alimentación de sus hijos ayudará a prevenir enfermedades estomacales, ya que este alimento contiene probióticos que mejorarán su flora intestinal.

De acuerdo con la nutricionista Solares, es importante que estos consejos se utilicen como prevención de enfermedades. Por lo que recomienda que estos alimentos sean parte de la dieta de los niños en toda época del año.

Contenido relacionado:

>Cuidados básicos de un recién nacido y cómo prevenir afecciones médicas

>El tomate: sus beneficios, usos gastronómicos y 3 recetas

>Estos son los errores más comunes que cometen los padres primerizos (según los pediatras)

0