¿Tiene una mascota? Estos pasos lo ayudarán a bañarla

Si quiere darle un baño refrescante a su mascota sin llevarla a una veterinaria o estética animal, le enseñamos cómo hacerlo. 

La correcta higiene de su mascota ayudará a evitar problemas de salud y lo mantendrá feliz. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra)
La correcta higiene de su mascota ayudará a evitar problemas de salud y lo mantendrá feliz. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra)

Al igual que los humanos, los perros y gatos necesitan estar limpios por salud. El baño es el momento ideal para crear un vínculo con su mascota, evaluar su salud y divertirse un poco.

La veterinaria Ximena Zúñiga explica que es necesario bañar a los perros cada tres o cuatro semanas. Los gatos también debe bañarse, aunque solo una vez cada dos meses. El procedimiento para ambos es el mismo, aunque debe utilizar productos especiales para la raza de su amigo peludo.

Para bañar a su mascota como los profesionales, Zúñiga y el especialista en estética canina Juan Vásquez explican el proceso paso a paso. Dolly, una perrita Schnauzer, de 9 años, fue la modelo.

1. Cepillado

Los expertos resaltan la importancia de cepillar el pelo de la mascota antes del baño. “Se debería hacer diariamente, especialmente con los perros con pelo largo”, dice la veterinaria. Si la mascota tiene nudos, estos pueden guardar humedad y provocar infecciones en la piel.

El cepillo debe ser específicamente para el pelaje de la mascota, de lo contrario no removerá el pelo muerto que se cae naturalmente o puede lastimar la piel. Consulte a un experto sobre la mejor opción.

2.  El baño

La temperatura ideal para los perros es entre 25 a 30? y para los gatos 30?. Hay varias formas de bañarlo, puede usar una manguera, una cabeza de ducha desmontable o un balde con agua.

No le moje directamente la cara al perro. Lo mejor es lavarla con la mano o un paño mojado al final de la rutina. Zúñiga enfatiza en que no debe echarle agua en los oídos porque puede causar una infección. Si su perro tiene las orejas paradas o se las cortaron, preste mucha atención en este aspecto.

“Los baños requieren paciencia. Debemos intentar que lo asocien con algo positivo, sin premiar una actitud de miedo”, dice la veterinaria. Si a su mascota no le gusta bañarse, Vásquez recomienda que incremente la frecuencia a 15 o 20 días para que aprenda.

3. Champú

“Es importante que no utilicen productos de uso humano porque tienen mucho perfume y químicos a los que la piel del perro no está acostumbrada”, comenta Zúñiga. La recomendación es que tome en cuenta las necesidades específicas de su perro al comprar el jabón.

No todos los perros necesitan acondicionador. Generalmente son los de pelo largo los que pueden beneficiarse de este producto.

Para echar el champú a su mascota, póngalo primero en sus manos, frótelo para sacar espuma y luego masajéelo en todo el cuerpo del perro; del cuello hacia abajo.

El ano del perro se lava con ese mismo champú. En cuanto al drenaje de las glándulas anales, la veterinaria reconoce que hay dos tendencias: a favor y en contra. Zúñiga personalmente recomienda que estas no se drenen si el perro no lo necesita ya que lo hace naturalmente. Si no está seguro si su mascota lo necesita, acuda al veterinario.

4. Enjuague

Asegúrese de quitar todo el champú. Mientras le echa agua al perro masajee todo el cuerpo. Revise que no queden restos de champú en la cola o den las patas. Este es el momento ideal para revisar si hay costras, bolitas, irritaciones o alguna protuberancia. Si encuentra algo anormal, vuelva a revisar en el siguiente baño y consulte con el veterinario.

5. Secado

Vásquez recomienda utiliza primero una toalla de microfibra para absorber la mayor cantidad de agua. Luego puede utilizar una convencional. Es importante que su mascota tenga su propia toalla ya que tienen diferentes bacterias que los humanos. El experto en estética recomienda desinfectar el paño luego de cada baño.

Puede interesarle: Así es como se comunica su gato con usted

6. Sacudirse

Es importante que los perros se sacudan. Esta es una respuesta natural de la mascota. Cuando haya terminado, vuelva a cepillar el pelo. Si encuentra alguna garrapata, es importante que no la arranque, ya que esto puede causar enfermedades en su perro.

7. Secadora

Las mascotas pueden enfermarse si se quedan con el pelo húmedo. Lo mejor es utilizar una secadora, profesional o casera. A algunos perros les da miedo los sonidos de estos aparatos, por lo que puede cerrar la oreja del animal y apretarla contra la cabeza para que no le moleste el ruido.

Si utiliza una secadora casera, úsela en la temperatura más baja, ya que la piel de su mascota es más sensible. Para evitar una quemadura, tome la secadora con una mano y con la otra, frote el pelo de su mascota para asegurarse de que no esté muy caliente.

Al terminar de secarla, vuelva a peinar. Si desea utilizar algún producto para suavizar el pelaje, puede hacerlo en este momento. Recuerde usar solamente los productos para mascotas.

8. Corte de uñas

Usted puede cortar las uñas de su perro o gato en casa. “Para las mascotas es mejor si lo hace su dueño porque les genera menos estrés”, asegura la veterinaria. Es importante resaltar que debe comprar un cortaúñas adecuado para el tamaño de la uña de su mascota.

Cortar las uñas es bastante sencillo. Sujete firmemente la pata de la mascota y corte en paralelo a la pata. Si su perro tiene las uñas blancas, puede buscar un cuadrado rosado, justo debajo de este debe cortar.

Si corta más arriba, la pata puede sangrar. Tome un algodón con agua oxigenada y aplique presión hasta que pare el sangrado. Si una uña se rompe, llévelo al veterinario porque es necesario quitársela.

9. Toque final

Para darle el toque final, aplique un perfume de mascotas para prolongar la fragancia y olor a limpio. No use fragancias para humanos, ya que tienen demasiado alcohol y pueden irritar la piel de su mascota.

Si está probando un producto nuevo, aplíquelo primero en una sección de piel sin pelo. Espere 24 horas y si no causa alguna reacción alérgica puede utilizarlo.

Otras recomendaciones

Limpie las orejas de su perro al menos una vez al mes. Utilice un algodón compactado e insértelo en el canal auditivo con movimientos circulares. Las orejas del can no deberían de tener olor y ninguna secreción. Si encuentra alguna de estas, acuda al veterinario.

Al comprar un champú anti pulgas, consulte con un experto, ya que los productos químicos no son de uso libre para todos los perros o gatos. Zúñiga señala que las cantidades de medicamento, producto y la forma de aplicación varía y si se utilizan incorrectamente podría intoxicar a la mascota.

Ahora está listo para salir a presumir a su mascota.

Contenido relacionado:

> Los videojuegos mantienen el cerebro de su mascota activo
> Evite darle carne cruda a su mascota
> Conozca a Tigresa, una simpática pitbull que trabaja en rehabilitación

Los comentarios están cerrados.

2