¿Cómo planificar unos días con los abuelos en tiempos de covid-19?

Durante el transcurso de la pandemia de coronavirus no solo los abuelos añoran a sus nietos, también al revés, los niños preguntan cada vez más a menudo por sus abuelos.

¿Cómo planificar unos días con los abuelos en tiempos de covid-19?
En la playa o en la montaña, no importa dónde, lo principal es incluir también a los abuelos y que la familia vuelva a estar unida. Foto Prensa Libre: Pixabay

Después de más de un año de pandemia y en plena campaña de vacunación, muchas familias tienen la esperanza de volver a disfrutar unos días relativamente despreocupados.

¿Es realmente una buena idea?

Según Jürgen Bauer, catedrático de Geriatría y director médico del Hospital Agaplesion Bethanien en la ciudad de Heidelberg, en el sur de Alemania, uno de los requisitos es que los adultos mayores estén vacunados.

“Ningún factor de riesgo es más importante que la edad. Aunque la abuela sea ágil, tiene un riesgo dramáticamente mayor de enfermarse”, recalca.

Según el geriatra, no existe un cien por ciento de seguridad y sigue habiendo un riesgo para las personas vacunadas.

Viajar en carro propio

Para minimizar al máximo el riesgo de una enfermedad grave, hay que planificar bien los paseos multigeneracionales.

“Una buena estrategia es controlar los contactos y distanciarse”, aconseja el geriatra.

El experto sugiere, además, ir en auto propio y evitar lugares donde se mezclan o reúnen muchas personas.

Aclarar las expectativas de antemano

“Sabemos por muchos estudios de psicología ambiental que una relación demasiado estrecha suele provocar conflictos innecesarios”, afirma Hans-Werner Wahl, uno de los directores de la Red de Investigación sobre el Envejecimiento de la Universidad de Heidelberg.

“Cada uno debería tener su espacio, teniendo además en cuenta que se requiere de mucha autonomía y flexibilidad”, subraya Wahl.

Los abuelos pueden ser demasiado sobre protectores y, por su parte, los hijos y los nietos posiblemente están bastante estresados debido al teletrabajo y la escuela en casa.

En cualquier caso, el psicólogo aconseja hablar con los demás sobre las expectativas y necesidades de cada uno antes de emprender un paseo familiar.

Cuando el hotel es la mejor alternativa

Tras tantos meses de pandemia, muchas personas desean volver a ser atendidas en un restaurante o relajarse en el hotel. En ese caso, es conveniente alojarse en un hotel que cuente con habitaciones grandes.

“Antes de reservar, también habría que averiguar qué medidas de higiene tiene el hotel y si cumple con las expectativas de la familia”, señala Ekaterina Arlt-Kalthoff, de la revista online de viajes “Kidsaway”.

“En general, las fotos en Internet dan una idea del tamaño de las instalaciones y de cuánto espacio hay para mantener la distancia necesaria con los otros huéspedes”, acota.

Pasar mucho tiempo al aire libre

Las vacaciones en el campo son ideales para evitar multitudes en tiempos de pandemia.

“Para fomentar una mejor interacción, yo recomiendo ir a donde hay la naturaleza, donde no hay tanta estimulación exterior y se pueden organizar más actividades comunes”, comenta Wahl.

La psicóloga enumera múltiples actividades para hacer en familia al aire libre, como una búsqueda del tesoro, caminatas o paseos en bicicleta, contar historias alrededor de un fogón o desempolvar los viejos juegos de la infancia de los abuelos. “Cuanto más tiempo la familia pase afuera, mejor”, concluye.

Por su parte, Arlt-Kalthoff, de “Kidsaway”, destaca que en cualquier caso hay que prestar atención a la opción de una cancelación gratuita y reservar con tiempo.

Idealmente, al menos siete días antes de la salida, padres e hijos deben reducir sus contactos para no poner innecesariamente en peligro a los abuelos.