¿Cómo cuidar la salud mental en momentos de caos y tensión social?

La creciente oleada de noticias con hechos políticos y sociales podría detonar ansiedad y miedo en las personas. Ante ello, es necesario canalizar la información desde el autocuidado y la autoconsciencia para cuidar la salud mental.

Publicado el
Noticias y tensión social provocan ansiedad
La información y noticias con hechos políticos-sociales pueden poner en duda el accionar de las personas. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

La historia se construye a partir de actos individuales y colectivos. Mediante una transformación de cotidianidades, son muchos los ejemplos detrás de las narrativas que nos han moldeado, y también las que faltan por venir.

Entre esas pautas sobresalen muchas decisiones políticas que han beneficiado a algunos y afectado a otros tantos en el mundo. Durante las primeras semanas de marzo del 2022, varios hechos suscitaron movilizaciones y manifestaciones -ya fueran desde la web o en forma presencial- alrededor del mundo y en Guatemala.

Noticias sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania o la entonces aprobación de la iniciativa de Ley para la Protección de la Vida y la Familia en Guatemala, son ejemplos puntuales de cómo la política puede repercutir en el imaginario social cuando se tocan temas de derechos humanos.

Estas decisiones y sus consecuentes reacciones en gran parte de la sociedad pueden generar efectos sobre la manera de sentir en las personas, sean estas involucradas directa o indirectamente con los hechos.

De acuerdo con el psicólogo Juan Carlos Zetina, conocer estas decisiones mediante la lectura de noticias puede aportar a que las personas en la sociedad conozcan qué ocurre en el contexto y desarrollen criterio, pero también puede llevar a situaciones fuertes cuando generan ansiedad o miedo.

Silvia Cordón, también especialista en salud mental, apunta que la información siempre puede ser valiosa, pero una vez desborda la emocionalidad de los lectores, surge un riesgo de no permanecer en el presente y por ende, sufrir de ansiedad.

“El exceso de consumo podría llevarnos a estar más afuera de nosotros mismos que estar atentos de cómo nos percibimos. La información genera criterio pero el punto consiste en responder qué haremos con ella”, señala Cordón.

Noticias y tensión social provocan ansiedad 4
La tensión mundial es algo que ha ocurrido siempre, pero se debe saber en qué forma realista se pueden generar cambios. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

La psicóloga Nissely Herrera apunta que es razonable que los efectos de las tensiones políticas alrededor del mundo y en la sociedad guatemalteca produzcan malestar en las personas.

“Tenemos el derecho y deber de informarnos, pero puede llegar un punto en el que establezcamos un límite en cuanto a la cantidad de hechos que estamos consumiendo“, expresa.

A decir de Juan Carlos Zetina, las noticias pueden ser aún más sensibles si los hechos políticos repercuten directamente en las personas o dentro de sus cotidianidades. El psicólogo también apunta la necesidad de encontrar una vía de acción en medida de las posibilidades que cada persona tenga.

Todos queremos arreglar el mundo, pero muchas veces apenas logramos arreglar el nuestro. Es importante saber cómo y de qué manera podríamos llegar a hacer algo ante las crisis del mundo”, comparte Zetina.

El impedimento de hacer o actuar

“El no saber cómo reaccionar ante situaciones políticas tiene que ver incluso con lo drenados que estamos intelectualmente y emocionalmente por la pandemia. A este punto hemos cubierto muchas áreas de la vida y seguimos tratando de resolverlas”, comparte Nissely Herrera.

A pesar de ese hastío, muchas personas se han manifestado políticamente ya sea en las calles o en las redes sociales. Por otro lado, hay quienes deciden no tomar un partido y tampoco expresarse frente a lo que ocurre.

Pero, ¿es ese silencio una falta de atención o de importancia a las políticas que ponen sobre la mesa temas de protección a los derechos humanos en la sociedad?

La psicóloga Herrera infiere que durante los últimos años se ha popularizado buscar y evaluar posturas extremas frente a temas coyunturales. Sin embargo, no todas las personas tienen la facultad emocional de posicionarse en uno u otro extremo.

“Se han establecido extremos, pero no todos tienen la energía para llegar a un plantón o manifestación”, apunta Nissely quien sostiene que lo importante es actuar desde la realidad contextual de cada persona.

La psicóloga apunta que estas complejidades también pueden ocurrir por varias razones externas como el hecho de no poder compartir con personas del mismo círculo las posturas políticas, ya sea por creencias religiosas o por prejuicios. Ante estas situaciones, es necesario sentir la escucha y la validación.

Noticias y tensión social provocan ansiedad 3
Prestar atención a la salud mental es prioritario ante cualquier hecho de tensión social. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Los extremos pueden llegar a ser peligrosos emocionalmente, puesto que desde allí surgen “obligaciones” o “exigencias”. Cada quien atraviesa procesos distintos y todos estamos tratando de sobrevivir, agrega Niselly.

Juan Carlos Zetina apunta que la canalización de energías positivas es necesario ante la tensión. Por eso, se puede considerar la neutralidad para tener una perspectiva más amplia de lo que está ocurriendo afuera.

Ante lo mencionado, Silvia Cordón expresa que es necesario explorar hacia adentro con el fin de “entender de qué manera las noticias y los hechos sociales provocan un conflicto personal y cómo moldean las distintas experiencias”.

Los psicólogos entrevistados coinciden que es necesario priorizar la propia salud mental. Esto da cuenta de la validez que tiene expresarse de la manera y en el momento que cada persona pueda.

“Si nuestras acciones no están al nivel de lo que podemos hacer, no se trata de egoísmo. Debemos empezar por atender nuestra propia realidad, pero si podemos incidir en personas que tomen decisiones colectivas, o bien, si llegamos a realizar proyectos que generen consciencia y paz, también es muy valioso”, comparte Silvia Cordón.

Es necesario replantearse algunas formas para cuidar la salud mental en momentos de tensión social. Entre las recomendaciones de los psicólogos destacan:

  • Priorizar la salud mental, más allá de creer que es egoísta.
  • Disponer de un momento al día para informarse, pero evitar que la misma genere ansiedad debido al sobre-consumo.
  • Mantener un círculo de confianza con personas para conversar sobre lo que se siente.
  • Poner límites en cuanto a las decisiones individuales y colectivas.
  • Reconocer que hay espacios donde se puede aportar y generar cambios.
  • Mantener el equilibrio en las decisiones que se toman.