Cómo vencer las trampas que nos impiden ser productivos

Si hablamos de tiempo, este se considera uno de los recursos más escasos y valiosos. Si siente que el día tiene muchos distractores y trampas para cumplir con su agenda, aquí le damos algunas ideas para vencerlos y lograr cada objetivo planteado.

Publicado el
(Foto Prensa Libre: Servicios)
(Foto Prensa Libre: Servicios)

Nuestra organización y prioridades podrían estar pasando por una crisis y  dejando por un lado lo más importante.  Así que los expertos nos hablan de cómo ser productivos sin poner en riesgo la salud y nuestra vida personal.

La psicóloga Deborah Lima explica que para ser más productivos a nivel mental es importante organizarse y saber con certeza cuáles son las prioridades.

Es necesario que nosotros seamos el punto principal  en el plan de vida y no dejar que todos los esfuerzos sean encaminados únicamente a citas de trabajo o de estudio.

Es decir que para ser más productivos existen reglas en las que usted tenga una atención principal.  Así la agenda debe incluir cuestiones básicas como el desayuno o cumplir con tiempos de comida, ejercitarse, compartir en familia o con los amigos, dormir bien, así como un espacio personal para otras cosas que estén en el plan de vida.

Desbalances constantes como no descansar bien, desvelarse o tener una vida sedentaria traerá problemas a corto y largo plazo, e influyen directamente en el rendimiento.

(Foto Prensa Libre: Servicios)

También se incluye en ese plan el trabajo y el desarrollo profesional, en el que se puede hacer mucho cuando se logra establecer una buena organización.  ¿Qué tan bien va usted con este proceso?

Lima además habla de establecer objetivos reales,que se puedan cumplir para no caer en la frustración y si un plan no funciona hacer uno nuevo que ayude a establecer la mejor rutina personal.

El uso excesivo de redes sociales está representando un problema para la productividad, agrega Lima.  Así que es importante aprender a controlarlo, darle un tiempo específico y que esto no afecte el contacto con quienes nos rodean en los distintos roles que desarrollamos en nuestro diario vivir.

Sumado a ello, se requiere de un cambio de pensamiento, para no caer en ideas negativas sobre nosotros mismos y la capacidad que tenemos.   Esta parte es importante para que el cerebro trabaje a nuestro favor.  Se encamina a conocer nuestras fortalezas y trabajar en ellas.

Podría interesarle: Que no lo consuman los pensamientos negativos

En el trabajo también  aceptamos un alto número de interrupciones, reuniones imprevistas y llamadas interminables y poco productivas en nuestro día a día. Sin embargo, estos ladrones de tiempo tarde o temprano nos trasladan una factura en forma de estrés, baja productividad, resultados pobres, agotamiento físico y mental e incluso mal humor, dice Alejandra Alquijay, directora de operaciones, del Acton MBA in Entrepreneurship, de la Universidad Francisco Marroquín.

Alquijay tambén nos da otras recomendaciones para ese espacio en que nos desarrollamos y vencer este tipos de cuestiones:

1. Planifique y priorice
Escriba un listado de tareas pendientes a realizar y clasifíquelas, según su nivel de urgencia e importancia. No se agotes atendiendo únicamente urgentes y descuidando temas importantes, al contrario, busque el máximo rendimiento de su tiempo combinando las actividades según la rapidez con la que debe resolverlas y el impacto positivo que generará atenderlas y las consecuencias negativas que podrían derivar el postergar prestar atención inmediata a ellas.

2. Delegue y mantenga una comunicación abierta

En un principio, es difícil delegar; sin embargo, la clave consiste en establecer expectativas claras con su equipo de trabajo, monitorear los avances en cada una de las etapas de los proyectos y sobretodo, construir confianza con cada uno de los miembros del equipo. Delegar es más que transferir responsabilidad y control en asignaciones específicas; al hacerlo, reconoces que tu equipo es lo suficientemente capaz para responder en nombre del negocio. Durante este proceso, no olvides proveer retroalimentación y valorar la opinión y contribución de cada miembro. Reconozca lo que se realizó bien e identifique en qué áreas es posible mejorar. Al manejar esta dinámica adecuadamente, notará que la motivación de su equipo incrementará considerablemente.

(Foto Prensa Libre: Servicios)

3. Capacitarse constantemente

Capacítese y mantengase actualizado. No tenga miedo de adoptar nuevas técnicas que podrían permitirle completar sus tareas en un menor tiempo y sobretodo, con mejores resultados.

4. No se desanime cuando las cosas no salen bien

Su campo de control es limitado. Entrega lo mejor deusted y motive a que sus compañeros y/o colaboradores también lo hagan. La alegría, la actitud positiva y el espíritu de trabajo son contagiosos. Predique con el ejemplo y no se desanimes por contrariedades o situaciones poco relevantes. Tenga un Plan B en todo momento.

(Foto Prensa Libre: Servicios)

5. Organice su ambiente de trabajo

Organice su lugar de trabajo de modo que le sea fácil acceder a los recursos necesarios para completar cada una de sus labores. No olvide tener un directorio telefónico de jefes, colaboradores, clientes y proveedores. Si es más fácil trabajar con colores, hágalo, lo importante es que encuentre un estilo de trabajo con el que se sientas cómodo y sobretodo, con el cual pueda incrementar su productividad. No adopte ningún estilo que no se adecúe a su personalidad.

Contenido relacionado

>Esta es la primera decisión que separa a las personas que tienen éxito de quienes solo sueñan

>El impacto de que un algoritmo mida nuestra productividad en el trabajo (y pueda despedirnos)

>Ser productivo es mucho más que estar ocupado