Con este pie de pollo le deseamos a mamá feliz día

Mamá siempre se preocupa de que comamos platillos suculentos, nutritivos y deliciosos. Mañana, para celebrar su día, nos toca a nosotros agasajarla con un práctico y delicioso pie de pollo, para que deguste en familia.

Este magnífico pie de pollo con un relleno cremoso, fácil de hacer, sorprenderá a mamá en su día, especialmente, si la familia se reúne en la cocina para prepararlo para la reina del hogar. (Foto Prensa Libre, cortesía de José Luis Soto)
Este magnífico pie de pollo con un relleno cremoso, fácil de hacer, sorprenderá a mamá en su día, especialmente, si la familia se reúne en la cocina para prepararlo para la reina del hogar. (Foto Prensa Libre, cortesía de José Luis Soto)

Para el chef José Luis Soto, creador de esta receta, este platillo representa gratos momentos relacionados con su madre. “ Recuerdo que desde niño mi mamá compraba ‘pie de pollo’ congelado. Además de que era uno de sus platillos favoritos, era rico y práctico para cenar. Cuando empecé a explorar la cocina, comencé a replicar esos platos que en mi casa nunca se habían atrevido a hacer, pero que marcaban nuestros desayunos o cenas. Por eso, un día decidí elaborar el pie de pollo que tanto le gusta a mi mamá pero que es hecho en casa con amor”, indica Soto.

“ Creo que uno de los retos de esta receta es preparar la masa quebrada, pero si se siguen las instrucciones, es muy fácil de hacer, la cual no solo se puede usar para platillos salados si no también, dulces”, refiere el chef, quien recomienda, especialmente, preparar este pie con carne de res estilo goulash —tradicional guiso de carne austrohúngaro—, así como arándanos o cereza. “De cualquiera de estas formas queda exquisito”, asevera.

Soto aconseja tener cuidado al preparar la masa, pues es muy importante no amasar demasiado, pues es muy quebradiza y un exceso de manipulación la puede estropear. El chef recomienda degustar este pie de pollo ya sea en el almuerzo o cena, mañana, en el Día de la Madre, con una ensalada fresca como acompañamiento. “Por lo general, hago varios moldes —de pie— para congelar y tener algo delicioso para comer, especialmente, para esos días en los que andamos muy ocupados y no tenemos mucho tiempo para cocinar”, dice.

“ Soy amante de las especias, especialmente, de la paprika, creo que es mi favorita”, indica el chef sobre las particularidades de su cocina. “Así que, generalmente, todos mis platos llevan un toque de esta especia de origen húngaro. Mis recetas siempre van a tener ingredientes frescos. Trato de usar muchos vegetales frescos para poder aprovechar los beneficios nutricionales que estos nos ofrecen. Mis recetas, que en su mayoría son saladas, tanto al cocinarlas como al degustarlas, me brindan una sensación de bienestar, al traer a mi mente recuerdos de la infancia o momentos de felicidad”, agrega.

“ Desde muy pequeño, sentí curiosidad por la cocina. Recuerdo que a los 8 años ya horneaba galletas y pasteles de vainilla. Luego, empecé a preparar arroces y pastas. Creo que siempre que comía algo que me gustaba, quería replicar ese platillo y terminaba preparando mi versión”, indica Soto, cuya cocina tiene influencia española, por el origen de su padre.

“ Creo que uno de los principales aprendizajes que me ha dejado la cocina, es que esta se hizo para experimentar, dejar volar nuestra creatividad y, sobre todo, para hacer platillos llenos de amor”, concluye el chef.

Ingredientes

Para la masa quebrada:
3.5 tazas de harina
1 barra de mantequilla
1 cdita. de polvo de hornear
1/2 taza de agua
1 cucharadita de sal
1 pizca de azúcar
1 huevo

Para el relleno:
2 pechugas de pollo
1 zanahoria grande
1 cebolla mediana picada
3 dientes de ajo picados
¼ taza de harina para todo uso
¼ barra de mantequilla
3 tazas de caldo de pollo
1/4 de taza de crema de leche
1 taza de guisantes (arvejas)
2 cdas. de perejil recién picado
2 cdas. de tomillo picado
Sal y pimienta al gusto
1 yema de huevo para pinta

Preparación

Hervir las pechugas de pollo con media cebolla, ajo y sal al gusto. Reservarlas, junto con el caldo.

Para la masa quebrada, mezclar la mantequilla —que debe estar a temperatura ambiente—, sal y azúcar. Incorporar poco a poco la harina, huevo y el agua. Cuando la masa esté compacta, refrigerar por 20-30 minutos.

Para el relleno, cortar la cebolla, zanahoria y ajos en cuadritos pequeños. En una sartén, sofreír en la mantequilla el ajo y la cebolla y saltearlos por tres minutos o hasta que la cebolla se cristalice. Luego, agregar la zanahoria y el pollo deshebrado. Incorporar las arvejas. En un bol, mezclar la harina y el caldo de pollo. Agregar la crema de leche. Verter esta mezcla en la zanahoria y el pollo, bajar el fuego y cocinar por unos 10 minutos. El relleno debe estar cremoso. Sazonar con perejil, tomillo, sal y pimienta. Reservar.

Estirar la masa, previamente refrigerada, con la ayuda de un rodillo. Cuando esté bien aplanada, colocarla sobre un molde redondo de 20 cm de diámetro, previamente untado de mantequilla o spray de cocina. Cortar los bordes de la masa que sobresalgan del molde. Pinchar la masa con un tenedor para evitar que se formen burbujas al momento de hornear. Hornear a 350 grados Farenheit de 10 a 15 minutos. Luego, incorporar el relleno y cubrir con la otra parte de la masa. Sellar bien los bordes, pintar la superficie con la yema de huevo y hornear por otros 10 a 15 minutos. Retirar del horno. Cortar en pedazos y servir.

Perfil del chef

José Luis Soto difunde sus recetas de manera virtual.

  • Su especialidad es Mercadeo Digital y es catedrático universitario.
  • Creó el proyecto Desde la cocina de José, que nació al inicio de la pandemia, el año pasado, con el que comparte recetas en sus redes sociales y sitio web.
  • Es editor, a partir del año pasado, de la revista virtual de cocina Sabores, de la que se han publicado cuatro ediciones.
  • Entre sus futuros planes está impartir cursos digitales para aprender a preparar panadería y comidas meal prep.
  • Actualmente, participa en el segmento de cocina de Viva La Mañana, de Guatevisión, donde prepara recetas fáciles y deliciosas.