Coronavirus: Consejos para no subir de peso durante la cuarentena

La ansiedad y estrés al estar en casa hacen que comamos más y optemos por los alimentos menos saludables. Le compartimos algunos consejos para mantener su peso durante estos días.

Estar en casa con una buena alimentación y actividad física podrá mantener su peso. (Foto Prensa Libre: Pixibay).
Estar en casa con una buena alimentación y actividad física podrá mantener su peso. (Foto Prensa Libre: Pixibay).

Permanecer en casa durante 15 días más, como medida de prevención del nuevo coronavirus, podría aumentar el nivel de aburrimiento y ansiedad de varias personas, lo cual provocaría una ingesta compulsiva de alimentos y comer entre horas. Según los expertos en nutrición y psicología, el secreto está en la disciplina, actividad física y beber mucha agua.

“Estar en nuestra casa sabiendo que no podemos salir provoca preocupación, ansiedad y estrés. Además, estar leyendo información todo el día acerca de este virus también los aumenta. Por eso es importante tener disciplina y tratar de continuar con nuestra rutina de siempre, solo que desde casa”, dice Luisa Carrillo, psicóloga clínica.

El estrés y ansiedad produce la hormona cortisol, que es la encargada de hacer reaccionar al organismo cuando se encuentra en situaciones de peligro. Cuando el cuerpo la genera constantemente tiende a gastar mucha energía, por lo que el cerebro envía señales muy seguidas de reposición de la misma. Esta, en su mayoría, se repone por medio de alimentos como pasteles (o algo dulce), muchos carbohidratos y alimentos procesados.

Consejos

De acuerdo con la nutricionista Helen Quiñónez, en esta etapa no es recomendable proponerse bajar de peso, porque el encierro y estrés harán más difícil el objetivo. Lo ideal es pensar únicamente en mantenerse en las medias actuales, aún si usted ya subió un poco durante las semanas pasadas. Estas podrá bajarlas cuando se termine la cuarentena.

La clave para mantener el peso, según la nutricionista, es tener disciplina en las actividades que se llevan a cabo y en la alimentación. Ya que su horario posiblemente se descontrole los primeros días, puede programar alarmas para estar atento a la hora en que debe preparar la comida y luego comer. Hágalo incluso con las refacciones y los momentos en que debe beber agua.

Ver el plato

Estar en casa todo el día y tener a la mano comida a su gusto en la cocina y refrigerador será una tentación que poco a poco podrá controlar, si acostumbra a consumir lo adecuado y en porciones racionadas.

Comer en un solo lugar, alejado de la tecnología, le ayudará a ser más consciente de sus alimentos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Quiñónez explica que la técnica de “ver el plato” resulta muy funcional tanto para controlar qué tipo de alimentos está consumiendo, como la cantidad. En estos días opte por comer en un plato más pequeño del que está costumbrado, así disminuirá sus porciones. Sobre todo, si son harinas, carbohidratos o azúcares, porque estos aumentan el estrés y la ansiedad. 

“Ver nuestro plato también nos da un análisis de qué estamos comiendo, si son solo carbohidratos, harinas o si tenemos verduras y frutas. Recordemos que lo ideal es tener un plato colorido y variado”, dice la nutricionista.

Para tener un plato variado y balanceado hay que dividirlo en cuatro:  ¼ deberá contener carbohidratos, el otro ¼ proteína y ½ plato debe ser verde por una ensalada o verduras.

Evite los alimentos procesados porque estos en lugar de saciar el hambre generan la sensación de querer consumir más. Si está acostumbrado a comerlos, no los evite de un día para otro. Poco a poco el resultado será mejor, si los consume el fin de semana propóngase comprar únicamente durante un tiempo de comida.

Un plato variado le ayudará a tener una alimentación balanceada en nutrientes. (Foto Prensa Libre: Servicios).

El aburrimiento provoca ansiedad por comer muy seguido, por lo que para combatir el “picoteo de comida” es importante refaccionar. Esto es positivo para el sistema digestivo si se trata de consumir alimentos de calidad, que den un balance a la alimentación y energía al cuerpo. Por eso puede optar por frutas que sean de su agrado y fáciles de comer. “Lo ideal es que la refacción sean frutas, porque proveen al organismo los nutrientes que necesita”, opina Quiñónez.

Si considera que las ganas por algo dulce le ganan, algunos alimentos como la zanahoria, aguacate, almendras y canela podrían ayudarle, gracias a los nutrientes que los conforman. Inclúyalos en su alimentación.

Cuando coma, hágalo siempre en una mesa, viendo y disfrutando su comida. Lo recomendable es que no lo haga frente al televisor o con el celular cerca, porque su cerebro no se concentrará en los alimentos y la satisfacción de llenura tardará más en llegar.

Beber agua

Beber suficiente agua durante todo el día, mejor entre comidas, lo mantendrá hidratado. Además, es mejor tener siempre agua cerca para beber cuando tenga sed, así disminuirá el consumo de alimentos dado el efecto saciante del agua.

Lo ideal es consumir, mínimo, 8 vasos de agua pura al día. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Si no consume agua pura porque no le gusta, puede optar por agregarle sabor de forma natural con rodajas de fruta o hierbas para darle sabor. Por ejemplo, a un vaso con agua agregue rodajas de limón, fresa y hojas de menta.

Evite los refrescos azucarados y el azúcar del café o bebidas digestivas.

Hacer ejercicio

Para mantener el peso es importante no deje de tener actividad física. Aunque es complicado hacerlo en casa, puede encontrar un espacio cómodo en alguna habitación. Si no está acostumbrado a hacer ejercicio puede comenzar con actividades cotidianas como lavar los trastes después de comer, barrer su casa un día y al siguiente trapear, etc. Las tareas del hogar ayudan a despejar la mente, a mantenerse ocupado y activo el cuerpo.

Si para usted es mejor seguir tutoriales para practicar algún ejercicio en casa también está bien, puede optar por el yoga o el mindfullnes. Lo ideal es que realmente haga el espacio durante el día. Recuerde que la actividad física se promueve para tener una vida saludable. Muchas personas afirman que con el ejercicio y una alimentación saludable son más productivos en el trabajo, duermen mejor y padecen menos de estrés.

2

Walter Reyes Hace 2 meses

Tener un peso sano puede ayudar a prevenir problemas de salud, como la diabetes o enfermedades cardiovasculares, además se tiene más energía y se duerme mejor. Es por eso que saber como mantener un peso ideal es fundamental para lograr una buena calidad de vida.

Rene Montecristo Hace 3 meses

No subiran de peso…pues no tienen de que hartarse…