No es el tiempo en pantalla, sino la falta de actividad la que afecta a los niños

La Organización Mundial de la Salud emitió unas recomendaciones ve más riesgos en que los niños permanezcan inmóviles por periodos largos.

Publicado el
Varias horas frente a una tableta puede ser peligroso para los niños (Foto Prensa Libre: Servicios / Pexels).
Varias horas frente a una tableta puede ser peligroso para los niños (Foto Prensa Libre: Servicios / Pexels).

Las tabletas y YouTube se combinaron para ser un aliado de los padres de familia que vieron cómo los dispositivos permitían a sus hijos tener horas de entretenimiento e interacción.

El contenido para niños es un nicho exitoso y en auge en YouTube, con cientos de videos con historias, canciones, musicales y más.

A ello se le suman las aplicaciones con juegos interactivos que promueven actividades didácticas, un favorito entre los más pequeños de la casa.

Aunque con un riesgo, según se dio a conocer en un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) titulado Lineamientos para la actividad física, comportamiento sedentario y sueño para menores de 5 años.

Pero es necesario destacar que el peligro en los niños no está en que pasen demasiado tiempo frente a la pantalla; más bien, se trata de pasar tiempo en ella de manera sedentaria.

La publicación sugiere que el problema reside en que todo ese tiempo en el que los menores pasan sentados pasivamente, sin movimiento ni interacción alguna, fijados únicamente en la pantalla.

Los juegos y la actividad permanecen beneficios para la niñez (Foto Prensa Libre: Servicios / Pexels).

“Sustituir un tiempo en pantalla restringido o sedentario con actividades físicas entre moderadas a vigorosas, junto con buenos periodos de sueño, puede proveer beneficios adicionales a la salud”, se explica en el estudio.

Lea también: Cómo fomentar en los hijos la cultura de la prevención

En otras palabras, el uso de una tableta para ver contenido no es el problema en sí, sino hacerlo por tanto tiempo que les evite hacer otras actividades de condición motriz y atlética.

Cabe destacar que el reporte sí hace una distinción para reconocer qué tiempo en pantalla no es sedentario: estar acostado en una alfombra, en na silla alta, carro de bebés o caminadora con movimiento son unas de las alternativas.

La OMS explica que unas de las consecuencias de el tiempo excesivo de usar un dispositivo por largo tiempo puede llevar a problemas motrices, cognitivos y de desarrollo psicosocial, así como incrementar la posibilidad de obesidad.

El estudio todavía no es concluyente en definir cuáles pueden ser las medidas para contrarrestar estos efectos o de qué manera se puede tener un tiempo en pantalla más activo. Tampoco se distingue las clases de contenido que deben o no ver los menores (un tarea que emprende desde su propio algoritmo YouTube Kids).

La observación está hecha, sin embargo, para detener esporádicamente el uso de tabletas o televisores para promover ejercicios que limiten esos riesgos.

Contenido relacionado:

> Momo Challenge: 6 datos que todo padre de familia debe saber sobre estos retos virales

> La enfermedad reumática que ataca a los jóvenes

> El niño con el misterioso síndrome sin nombre que desconcierta a los médicos

Archivado en:

NiñezSalud