Por qué ocurren los abortos espontáneos

Sufrir un aborto espontáneo es para muchas parejas una experiencia traumática, estresante y triste; y a la vez surge temor de volver a embarazarse.

Perder al bebé durante el embarazo es una experiencia dolorosa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Perder al bebé durante el embarazo es una experiencia dolorosa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Si bien hay algunas medidas que las mujeres pueden tomar para reducir el riesgo de otro aborto espontáneo, en la mayoría de los casos eso no tiene relación con nada que ellas  hayan hecho o dejado de hacer, afirma Yvonne Butler Tobah, ginecóloga y obstetra de  Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

La mayoría de los abortos espontáneos se deben a anomalías cromosómicas que ocurren sin una razón clara. Muchas féminas  que sufren un aborto espontáneo luego tienen embarazos normales. 

¿Qué es un aborto espontáneo?

La definición  de aborto espontáneo es perder el embarazo antes de las 20 semanas de gestación.
El aborto espontáneo tiende a ser más común de lo que la gente piensa, y los médicos calculan que hasta 25 por ciento de todos los embarazos reconocidos terminan en ello.

La mayoría de estos ocurren porque el feto no se desarrolla normalmente. Los problemas con los genes o los cromosomas del bebé suelen ser el resultado de errores que ocurren por azar durante la división y crecimiento del embrión, y generalmente no son debido a un trastorno heredado, ni son fruto del comportamiento o de la salud de la madre, explica Butler Tobah.

Factores de riesgo

Hay algunos factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de sufrir un aborto espontáneo y, de ellos, el más importante es la edad avanzada de la madre.

Los ultrasonidos  periódicos ayudarán a establecer cómo va el crecimiento del bebé. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

A los 35 años, el riesgo de un aborto espontáneo es de alrededor de 20 por ciento; a los 40 años,  aumenta a aproximadamente 40 por ciento, y a los 45 años es de alrededor de 80 por ciento.

Otros factores  que pueden aumentar el riesgo de sufrir un aborto espontáneo son, entre otros, diabetes descontrolada, presión arterial alta, enfermedades tiroideas, infecciones, problemas hormonales y problemas con el útero o el cuello del útero.

En cuanto al  estilo de vida es importante no fumar, no beber alcohol ni consumir drogas  durante el embarazo. Lo anterior aumenta el riesgo de sufrir un aborto espontáneo y  pone en peligro la salud del bebé durante todo el embarazo.

Tener peso bajo o exceso de peso previo y durante el embarazo se vincula con mayor riesgo de sufrir un aborto espontáneo, así como con otros problemas médicos durante la gestación. Por ejemplo, las mujeres con sobrepeso tienen más probabilidad de desarrollar diabetes gestacional. 

Importante saber

  • Ninguna de las siguientes actividades —a menos de que haya riesgo previo—  provoca un aborto espontáneo:  pujar, tener relaciones sexuales o hacer ejercicio.
  • Si existe   alguna  duda acerca de embarazarse nuevamente, hay que hablar con el médico  para que  revise el  historial de salud y los antecedentes familiares, factores de riesgo y sobre cualquier cuidado previo a la concepción que pudiese ser útil.
  • Mantenerse con un peso balanceado, antes de embarazarse y durante todo el embarazo, también puede ayudar a garantizar la salud del bebé.