Relaciones de pareja: ¿Por qué siempre repetimos el mismo patrón?

Si en sus relaciones de pareja describiría que “todos los hombres o las mujeres son iguales” es probable que le siga un mismo patrón que solo usted puede cambiar.

Si en sus relaciones de pareja describiría que “todos los hombres o las mujeres son iguales” es probable que le siga un mismo patrón que solo usted puede cambiar.

Es un principio que las relaciones amorosas nacen de las afinidades.  Los gustos en común, así como de algunas compensaciones, si uno de los dos es tímido y el otro extrovertido podrían ser cuestiones que podrían atraernos, dice el psicólogo Arturo Archila.

También aclara que no es del todo que los polos opuestos se atraigan.  “El asunto es que las relaciones entre los seres humanos no son tan simples, y por supuesto, no funcionan como un imán”, dice el psicólogo.

Comenta que cuando se elije pareja se ve la afinidad psicológica y eso incluye los conflictos de cada uno. “Es decir, afinidad o compensación psicológica, incluyendo patologías”, dice Archila. Aclara que con la afinidad, se puede vivir el cielo pero también un infierno.

 

 

Una relación podría poner expectativas en el otro, que cuando no se cumplen crea conflictos y fricciones.

Así cuando no se es consciente de la realidad propia, de asumir quién soy podría llevar a que las relaciones se encaminen siempre por el mismo rumbo y nos lleven a un fracaso tras otro, casi siempre con los mismos problemas de por medio.  Crisis de celos, violencia, infidelidades, machismo y otras condiciones frecuentes.

“Si uno puede darse cuenta que lo primordial en una relación de pareja no es cómo actúa el otro, sino como actúo y reacciono yo, es ahí donde sí cambia el fondo de la relación”, agrega Archila.

En el conocimiento propio

La psicóloga Julissa Martínez, explica que en las relaciones influyen los patrones de crianza que se enraízan en la personas.

“Cada relación es compleja, convivimos desde nuestra experiencia, de lo aprendió desde la infancia y si a lo largo de la vida se ha tenido violencia física, psicológica y otros ejemplos, al momento de seleccionar pareja buscaremos estas mismas experiencias a la que se estamos acostumbrados”, dice Martínez.

Expresa que buscamos esto porque estamos condicionados de manera psicológica y también socialmente.  “Aceptamos estas relaciones porque creemos erróneamente que es lo que merecemos, porque así es la historia de abuelos, padres, del vecino”, agrega la experta.

Un viaje por saber quién soy es un paso importante para construir relaciones sanas. (Foto Prensa Libre: Pixibay).

La finalidad es romper los esquemas.  Pero, para ello es importante el autoconocimiento, reconocer los patrones de crianza, ser consciente de nosotros, de nuestras reacciones y ahí sí que es posible avanzar, dicen los expertos consultados.

Valorarse, saber quién soy, qué he hecho de la vida y aprender a tomar decisiones en el amor es vital.   A veces este proceso no es sencillo y requiere del apoyo de terapia para tener ese encuentro personal.

Al fortalecer el amor propio la persona se siente feliz y será más sencillo que quien llegue también se sienta a gusto.  “Existe un problema si amo a una pareja más de lo que me puedo amar yo”, comenta Martínez.

Una pareja sana

Archila hace énfasis en que al juntarse dos personas el ideal es que se piense en el por qué están juntos. Se necesita algo más sustancial que va más allá del único deseo de formar una familia o tener hijos, o incluso el estar enamorados.

“En mi punto de vista una verdadera razón de peso para formar una pareja es la transformación psicológica”, dice Archila.

Para ello, es necesario que cada uno se encuentre trabajando en  cambios sustanciales de manera personal, porque esto permite que caminen juntos de una manera más consciente.

El trabajo personal es esencial para una vida en pareja exitosa. (Foto Prensa Libre: Pixibay)

“Al conocerme entiendo qué cuestiones necesito trabajar en mi, tener consciencia si me enojo con facilidad, si me apresuro a sacar conclusiones y otros detalles que necesitan ser modificados para tener una relación más sana”, agrega Archila.

Lo anterior permitiría que ambos crezcan en todo sentido.  Así aunque existan temores se trascenderá y se apoyarán a mejorar.

Al respecto Archila agrega que no quiere decir que no existan conflictos.  “Las relaciones donde no existen estos episodios son peligrosas, marchan bien, pero es probable que nunca lleguen a tener una verdadera relación profundamente…en en las diferencias que encontramos la oportunidad de reconocer que somos parte de ello y donde está la oportunidad para transformarnos”, agrega.

“La relación de pareja es la más profunda que existe porque es donde uno esta más vulnerable, el otro le conoce en la intimidad, sabe de sus temores e inseguridades”, comenta el experto.

Los especialistas agregan que no los conflictos no se trata de soportar el abuso ni cosas hirientes por parte del otro.

En el siguiente video Archila habla más de la vida y todo tipo de relaciones que puede aplicarse a la vida amorosa.

Contenido relacionado

>¡Ese no era mi plan! Cómo negociar el futuro con la pareja
>Cinco temas que las parejas deben hablar antes de casarse
>Consejos para tener una buena relación con los hijos de mi nueva pareja

0