Siempre es un buen momento para un té: conozca la mejor forma de prepararlo

Las bebidas herbales e infusiones tienen propiedades medicinales que, además de un gran sabor, benefician la salud física y emocional.

Publicado el
El té es salud, sabor y calidad. Preparelo de la forma adecuada para aprovechar sus atributos (Foto Prensa Libre: José Andrés Ochoa).
El té es salud, sabor y calidad. Preparelo de la forma adecuada para aprovechar sus atributos (Foto Prensa Libre: José Andrés Ochoa).

Las abuelitas siempre recomiendan tomar una taza de té para aliviar el dolor de estómago o para calmar los nervios, consejo que regularmente tiene efectos positivos, porque las bebidas herbales, según su tipo, ayudan a equilibrar el organismo.

Pero la cultura del té va más allá de las bolsitas que se preparan cuando una persona está enferma, sino que se ha convertido en hábito de consumo en muchos países, incluyendo Guatemala.

Julia Delgado, del restaurante Caravasar, explica que las infusiones tienen muchos beneficios. “Por su contenido de minerales, nos ayudan a hidratarnos y relajarnos. También nos permiten compartir un buen momento con familiares y amigos, y eso también nos libera de la tensión”, agrega.

De acuerdo con Irma de García, de Tea Shop, el consumo adecuado de té ayuda a reducir los niveles de tensíón, bajar de peso o tratar ciertas molestias en el cuerpo, como dolores estomacales.

“Otra de las ventajas es que podemos encontrar muchas variedades con sabores más frutales, las cuales son muy agradables para el paladar”, dice Nancy Arévalo de Le Teterie.

¿Qué es el té?


Es una bebida que se prepara con las plantas y brotes que provienen de la camellia sinensis, mejor conocida como la planta del té. Luego de cortar las hojas, estas pasan por un proceso de marchitación, oxidación, secado y limpieza, con el objetivo de estar disponibles para el consumo humano.

Tipos

  • El té negro es el más procesado.  Se obtiene luego de un alto nivel de oxidación. Las hojas se secan y se trituran.
  • El té pu-er o rojo se caracteriza por su complejo periodo de preparación. Es sometido a una fermentación similar a la del vino.
  • El té verde se procesa —marchitación, secado y limpieza— en recipientes de plástico. El color es porque las hojas se cortan más frescas.
  • El té oolong o azul lleva una menor oxidación, y esta característica lo situación en un tipo intermedio entre el negro y el verde.
  • El té blanco obtiene esa tonalidad ya que se seca de manera natural, sin intervención de máquinas.


Infusiones

Son las bebidas que se preparan con distintas combinaciones de plantas, pero ninguna procede de la camellia sinensis. Una de las más conocidas es la manzanilla, que suele ser identificada como té, pero en realidad debe llamarse infusión de manzanilla. En algunas ocasiones se mezclan hierbas con frutos secos o deshidratados.

¿Llevan azúcar?

En temas de gastronomía y bebidas, lo importante es satisfacer el paladar del comensal. Sin embargo, se sugiere no endulzar las infusiones o tés, con el objetivo de degustar mejor la mezcla de sabores.

De García dice que al té se le agrega azúcar solo si va a consumirse frío, mientras que Arévalo aconseja añadir un poco de miel de abeja natural si se desea un toque dulce.

¿Cómo se prepara el té?

  • Prepare sus bebidas en casa con un infusor


Una de las formas más prácticas y adecuadas para tomar el té es prepararlo con infusores. Usted puede comprar las hojas de té ya cortadas y preparadas. Si es para una persona, coloque agua hirviendo en una taza. Luego, añada dos gramos dentro del  infusor, el cual debe dejarlo sumergido entre 3 y 5 minutos dentro del agua.

Por último retire el infusor y disfrute de la bebida. ¡No tire las hojas! Estas pueden utilizarse para una segunda taza con té, repitiendo el proceso inicial.

  • Disfrute de su té con una prensa francesa


Si bien es conocida para el consumo de café, la prensa francesa también es una forma distinta y efectiva para hacer un té.
Añada dos gramos de las hojas directamente dentro del agua en la prensa. Espere a que pasen de 3 a 5 minutos, según el té de su elección. Después de este tiempo, presione la prensa para que las hojas queden al fondo y pueda servir la bebida en una taza.

También hay prensas francesas más grandes si desea que la bebida rinda para más personas

  • Utilice una tetera y comparta con amigos


Las teteras son una forma sencilla y popular para preparar té para varias personas.

Por cada taza debe agregar entre 2 o 3 gramos del ingrediente de su elección en agua caliente, la cual, según el té, debe variar de temperatura. Los tés blancos, verdes y azules oscilan entre 70 y 90 grados centígrados, mientras que los negros van de 80 a 85 grados y los rojos, entre 90 y 95 grados.

Sirva el líquido en recipientes diferentes, como los que aparecen en la foto, sin agarrador.

¿Cuáles son los beneficios?

  • Té negro:  reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, estimula el sistema nervioso, ayuda a eliminar la retención de líquidos y mejora la respiración.
  • Té rojo: es recomendado para quemar las grasas en el cuerpo. También tiene propiedades diuréticas y beneficia la digestión.
  • Té verde:  mejora el metabolismo y la salud cardiaca, tiene antioxidantes y puede prevenir la diabetes.
  • Té azul: beneficia el desempeño del corazón y previene las enfermedades cardiovasculares.
  • Té blanco: tiene  propiedades antioxidantes y reduce los niveles de colesterol en la sangre.
  • Manzanilla: combate los dolores de estomacales, como indigestión, diarrea y gastritis.
  • Orégano: acelera los procesos digestivos, es antioxidante y protege el hígado.
  • Salvia: reduce los dolores menstruales.
  • Canela: refuerza las defensas y controla los niveles de azúcar.
  • Jamaica: ayuda al sistema inmunitario, reduce el colesterol en la sangre y la presión arterial.
  • Anís: beneficia la digestión y atenúa  la ansiedad.
  • Valeriana: estabiliza la presión arterial y ayuda a relajar el cuerpo.
  • Tila: equilibra el sistema nervioso.
  • Pericón: alivia los malestares estomacales y la indigestión.
  • Menta: desinflama el vientre y reduce los gases digestivos.
  • Diente de león: elimina toxinas.

Archivado en:

gastronomíaSalud