La tecnología láser LiDAR revela la excepcionalidad de las aguas subterráneas en la “Cuenca Mirador- Calakmul” en Guatemala

La herramienta LiDAR ha formado parte de los estudios más grandes y contemporáneos del mundo, uno de ellos realizado en Petén, Guatemala.

Publicado el
Cuenca El Mirador
El mapa regional de aguas subterráneas proporciona una vista detallada del flujo acuífero. Foto Prensa Libre: Cortesía Foundation for Anthropological Research and Environmental Studies -FARES-

El Proyecto Cuenca Mirador y el Consorcio de Investigadores de Universidades Nacionales e Internacionales (Foundation for Anthropological Research and Environmental Studies -FARES-), presentaron los avances obtenidos de las investigaciones hidrogeológicas realizadas en los últimos años en “la Cuenca Mirador-Calakmul” en Guatemala.

Este estudio ha confirmado la presencia de una cuenca kárstica (tipo de relieve que incluye un área de drenaje superficial y una red subterránea de cuevas y fracturas donde el agua fluye hacia manantiales) que existe en el norte de Petén, cuyos datos explican el valor geológico e histórico de esta región ubicada en el norte de Guatemala y sur de México, esto da nuevos indicios de la forma en la que vivían los mayas, convirtiendo el área en un lugar excepcional.

Las investigaciones utilizaron imágenes de satélite y de LiDAR (Light Detection and Ranging), técnicas de procesamiento remoto que les han permitido el mapeo de casi la totalidad de la cuenca, a través del mapa de drenaje kárstico que documenta los accidentes geográficos superficiales y el flujo subterráneo inferido, sin afectar al bosque.

Cuenca El Mirador
El Proyecto Cuenca Mirador inició en 2001 con el trabajo de investigación realizado por el arqueólogo Richard D. Hansen. Foto Prensa Libre: Cortesía Foundation for Anthropological Research and Environmental Studies -FARES-

También ha permitido la aplicación de técnicas de teledetección para la creación de modelos en 2D y 3D. A partir de esta información se ha podido crear perfiles numéricos de terreno y sus respectivas gráficas para representar los rasgos geográficos, topográficos y geológicos que establecen el contexto para los orígenes de una de las civilizaciones más importantes en la historia del mundo.

“Los estudios conducen a la comprensión de que la arqueología es el único camino de conservación que existe para esta maravilla histórica de los guatemaltecos. Eso hace que sea imperante proteger la selva del Petén”, explicó el Dr. Richard Hansen, codirector del proyecto.

El mapa regional de aguas subterráneas proporciona una vista detallada del flujo acuífero, complementando un modelo de toda la península, y demuestra el flujo de agua subterránea desde los anticlinales centrales de la meseta hacia el oeste. Esta investigación proporciona la primera descripción hidrogeológica de la Cuenca Karst Mirador-Calakmul (MCKB).

Los datos LiDAR adquiridos por FARES y sus asociados universitarios, se encuentran entre los estudios contemporáneos más grandes del mundo. Estos resultados se publicaron recientemente en la revista científica PLoS ONE y próximamente habrá más descubrimientos extraordinarios y emocionantes.

Proyecto Cuenca el Mirador

El Proyecto Cuenca Mirador inició en 2001 con el trabajo de investigación realizado por el arqueólogo Richard D. Hansen y actualmente es codirigido por él y los arqueólogos Edgar Suyuc y Gustavo Martínez.

De acuerdo con Edgar Suyuc, arqueólogo y codirector del Proyecto Cuenca Mirador “El objetivo principal del proyecto es descubrir cuáles son los orígenes de la civilización Maya, por lo que continuamos trabajando para preservar y proteger esta joya histórica y cultural”.

Cuenca kárstica Mirador-Calakmul:

Es un escenario hidrogeológico único en el sur de la península de Yucatán que fomentó el desarrollo de la incipiente civilización maya. Dos grandes áreas de conservación, las reservas de la Biosfera Maya y la Biosfera de Calakmul se encuentran en el norte de Petén, Guatemala, y el sur de Campeche, México, respectivamente. Estas reservas fueron creadas originalmente para preservar los bosques tropicales y proteger numerosos asentamientos mayas antiguos dentro de sus fronteras. Múltiples líneas de investigación han documentado la importancia cultural de la región durante las últimas cuatro décadas, pero la investigación de la geología ha sido esporádica.

Lea más: Arqueólogo Richard Hansen presenta libro Cuenca El Mirador

En total, la Cuenca Kárstica Mirador-Calakmul abarca 4,530 kilómetros cuadrados, de los cuales 1,720 kilómetros cuadrados se encuentran en Guatemala. Los ecosistemas forestales, cada uno de los cuales ocupa diferentes zonas dentro de la cuenca kárstica, incluyen varias comunidades como ramonales, huanales (bosques de palma), zapotales (bosque alto), tintales (bosque bajo), civales (pastos y arbustos bajos) y arbustos bajos que nacen en domos de yeso y sal llamados “El Desierto”. Fue dentro de este entorno geomorfológico que los Mayas desarrollaron una extensa civilización y establecieron numerosos asentamientos y construyeron enormes conjuntos piramidales especialmente durante los períodos Preclásico Medio y Tardío.  El apogeo de la civilización Pre Clásica (entre el 1,000 a.C.  y 150 d.C.) ocurrió dentro de esta área geográfica con un perímetro definido cultural y natural.

Cuenca Kárstico:

Una cuenca kárstica es un tipo de relieve que incluye un área de drenaje superficial y una red subterránea de cuevas y fracturas donde el agua fluye hacia los manantiales de salida. Tales cuencas han sido mapeadas previamente en muchas partes del mundo, incluyendo Guatemala y México, Estados Unidos, China, Francia y España, entre muchos otros.

Este se caracteriza por el tipo de formación que se crea por la meteorización de determinadas rocas, como la caliza o la dolomía. Estas rocas están compuestas por minerales solubles al agua, lo que ha heho que el paso de los años haya creado formaciones únicas. El paisaje kárstico se reconoce por sus depresiones cerradas de gran tamaño y por no tener manantiales de agua en su superficie. El agua se filtra cuando cae.

Entorno regional:

La Península de Yucatán (YP) se encuentra en el sureste de México, el norte de Guatemala y el norte de Belice y limita al este con el Mar Caribe, al noroeste con el Golfo de México y al sur con el Arco de La Libertad. Múltiples autores han dividido la península en unas pocas regiones fisiográficas en función de la estructura geológica y la geomorfología, mientras que otros han subdividido la península en un mayor número de regiones adaptativas en función de factores fisiográficos y ambientales que han creado un mosaico de hábitats. Sin embargo, para una discusión sobre el desarrollo kárstico, subdividimos la región en subregiones, cada una de las cuales está respaldada por un estilo de estructura, una geología y una geomorfología de la superficie comunes. El centro de estos es la Meseta de Petén (PP), flanqueada por la Zona de Falla del Río Hondo (RHFZ) al este y la planicie costera al oeste.