Quetzaltenango

Nostalgia en Salcajá por derribo de palmera que “generaciones vieron crecer"

Una palmera canaria que permaneció durante 38 años en el parque San Luis, Salcajá, fue derribada debido a que se secó y representa un riesgo para los edificios públicos y pobladores, quienes expresaron nostalgia.

Por Fred Rivera

La palmera canaria de Salcajá fue derribada porque representa peligro. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)
La palmera canaria de Salcajá fue derribada porque representa peligro. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)

Marta Mazariegos, educadora ambiental de la comuna, explicó que la muerte de la palmera se declaró después de estudios que se efectuaron durante dos años.

"Se determinó que estaba muerta y que representaba peligro para los transeúntes y edificios que se hallan en los alrededores", dijo Mazariegos, quien añadió que el proceso contó con la asesoría del Instituto Nacional de Bosques.

Varios vecinos expresaron tristeza, porque afirman que la palmera no solo llamaba la atención de locales y visitantes,  sino porque varias generaciones la vieron crecer.

Edwin de León, historiador, refirió que la palmera está vinculada al recuerdo de los ciudadanos. "Es lamentable porque la palmera era parte del paisaje del parque central. Lo único que nos queda son recuerdos y fotografías", expresó.

De León añadió: "Es lamentable que no se le haya dado el tratamiento necesario, pues ese tipo de plantas necesitan muchos cuidados y agua para que se nutran. Además deben tener una construcción especial alrededor para que tengan vida".

Lea también: Video muestra el pánico que generó balacera en Puerto Barrios donde ganadero fue atacado

Ileana de León, vecina de la zona 1, dijo que la acción le causa nostalgia porque la palmera albergaba nidos de aves, daba sombra y belleza al parque.

"Ella me acompañó gran parte de mi vida y por eso le escribí dos poemas, uno en 2015 y ahora que me enteré que la iban a votar", refirió Ileana de León.

Poemas

Nada es eterno, todo cambia, tengo que decirte adiós amiga después de treinta años de amistad, de estar juntas viendo los amaneceres y atardeceres, acompañándome en mis desvelos, al verte por la ventana, adiós amiga palmera, gracias por estar ahí siempre, por compartir tu bella sombra, por ser abrigo y hogar de tantos pájaros, te voy a extrañar....en el paisaje de mi pueblo. 

En 2015

Aquí estas siempre amiga mía, desde hace 27 años, viendo como tejo a tu lado la trama de mi vida, he aprendido de ti, que siempre estás firme y que morirás algún día, pero, estarás siempre de pie, aunque tu entorno ahora es diferente, tu esencia es la misma, ahí estas, dócil ante el viento, erguida ante los temblores, pero siempre a mi lado amiga mía.

Contenido relacionado

Construcción de gradas de cemento sobre raíces de ceiba provoca molestia en vecinos

>Ceibas que mantienen belleza a pesar del tiempo

>Elaboración de tejas y ladrillos es declarado Patrimonio de la Nación, productores le restan importancia