Economía

Empresa importadora de pollo evadió Q340 millones

Un esquema de evasión fiscal que pudo alcanzar los   Q340 millones al utilizar fracciones arancelarias ilegales e inexistentes, reveló ayer  Enrique Lacs Palomo,  exviceministro de Comercio Exterior,  quien el miércoles pasado  fue detenido de manera ilegal mediante  orden de captura falsa.

Por Urias Gamarro / Guatemala

Según la Anavi, entre el 75% y 80% del consumo de pollo en el país es fresco y el resto es importado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Según la Anavi, entre el 75% y 80% del consumo de pollo en el país es fresco y el resto es importado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El exfuncionario explicó que la evasión de impuestos se detectó en el uso de  cuatro   fracciones para la importación de pollo que no estaban acordadas en el Tratado de Libre Comercio (TLC) con  Estados Unidos, y en otros casos se utilizaron códigos arancelarios que no correspondían.

Todo tenía el objetivo de no liquidar los impuestos correspondientes.

El monto, dijo, fue presentado por  peritos del Ministerio Público (MP) en una audiencia que se celebró  el lunes pasado con el juez Mynor Moto, del Juzgado Tercero de Instancia Penal.

Ese día, Lacs Palomo compareció ante el tribunal,  ya que en mayo del 2016 cursó  una denuncia al MP en la cual hacía constar la existencia de códigos con aranceles que no correspondían a la importación de cuadriles de pollo.

“La cantidad —evasión— la presentó el   MP al juez Moto en la audiencia  del lunes, y fue parte de los argumentos de investigación. El Estado no recibió  esa cantidad”, afirmó.

El período auditado corresponde del 2010 al 2015.

Lacs fue parte del equipo de negociación del sector privado para el Tratado de Libre Comercio (TLC) que  se firmó con Estados Unidos, y fungió como viceministro de Comercio Exterior durante la administración del expresidente Óscar Berger.

¿Cómo operaban?

El exfuncionario afirmó que en enero del 2016, luego de haber sido nombrado en el Ministerio de Economía como viceministra, para la actual administración, “detectó una estructura que permitía que esos impuestos no se cobraran”.

Explicó que encontró  acciones  inconsistentes en el  TLC, que ya había denunciado la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y que las autoridades del gobierno anterior —Alejandro Maldonado Aguirre— trataron  de corregir, pero no lo solventaron.  

Indicó que se realizó un cotejo de la lista que utiliza la SAT y  la publicada en el TLC por el Mineco, y al compararla con la  que aprobó el Congreso, se detectó que había  cuatro fracciones que no estaban aprobadas.

Los códigos  arancelarios eran el 0207.13.93, que incluía  muslos con piernas.

El 0207.13.94, su descripción era muslo, piernas que incluyen en su presentación otros trozos, incluso unidos, frescos o refrigerados.

En otra partida, identificada con el código 0207.14.93, decía  muslos y piernas,  incluso unidos.

Mientras que la 0207.14.94 incluía muslos, piernas que incluyan  en su presentación trozos, incluso unidos congelados.

Una vez las mercancías se encontraban en  el puerto,  en las declaraciones  se colocaba   una fracción que no estaba negociada en el TLC, pero al momento de que se hacía una revisión con el vista de aduanas se determinó que si aparecían las cuatro fracciones no aprobadas por el Congreso, comentó.

El exviceministro recordó que en el 2014 la Intendencia de Aduanas de la SAT solicitó al Mineco hacer una aclaración, al haberse detectado  la clasificación y duplicidad.

“Es posible que el esquema de evasión se haya mantenido por mucho  tiempo, posiblemente  10 años. Tiempo en el que  se pudo importar sin pagar impuestos”, afirmó.

El exfuncionario señaló que la empresa Escalas Mercantiles Innovadoras, que  se dedica a la importación de carne de pollo, interpuso 24 amparos, apelaciones ante la Corte de Constitucionalidad y dos querellas penales por haber realizado las correcciones a esas partidas arancelarias.

“Porque accionar con ese arsenal de recursos, lo cual solo se puede explicar para evitar el pago del arancel”, dijo.

Importación libre

El 28 de marzo pasado, Guatemala y la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR) acordaron la eliminación del arancel para cuadriles de pollo, por lo que estos ingresaron desde abril libre de cuota y sin el pago de aranceles.

La desgravación arancelaria para los cuadriles de pollo terminaba en el  2023.

A cambio de esa medida, Guatemala accedió a la importación de mil toneladas de pollo procesado de los Estados Unidos.

Según datos de la Asociación Nacional de Avicultores (Anavi) entre el 75% y 80% del consumo de pollo en el país es fresco y el resto es importado.

Werner Florencio Ovalle, intendente de Aduanas, confirmó que las partidas se corrigieron y ahora la importación de pollo es a cero arancel.

Desde que cobró vigencia la medida en abril, explicó, el sistema de la SAT registra las partidas correctas.

Del 12 al 18 de mayo, la caja de 40 libras de pollo importado se cotizaba en Q195 en el mercado, según el monitoreo de precios del Ministerio de Agricultura.