Comunitario

¿Guatemala es el peor país para ser niño? Informe revela impactante situación

Save The Children evaluó Latinoamérica y reveló que Guatemala se caracteriza por la exclusión hacia las niñas.

Por Andrea Orozco

Niños del cantón Valencia, Jutiapa, juegan entre la tierra árida debido a la sequía prolongada. La mayoría de  niños del cantón sufren desnutrición. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Niños del cantón Valencia, Jutiapa, juegan entre la tierra árida debido a la sequía prolongada. La mayoría de  niños del cantón sufren desnutrición. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El análisis, llamado “Las múltiples caras de la exclusión”, revela que, de 28 países evaluados, Guatemala se encuentra en el último puesto cuando se analiza la gravedad de las amenazas a las que se enfrenta la infancia.

La exclusión de la que habla el informe está vinculada con salud, desnutrición, exclusión en la educación, trabajo infantil, matrimonio y embarazo adolescente y violencia extrema.

El ranquin revela que Guatemala es el único país de Centroamérica que se ubica entre las peores 30 naciones en donde “muchos niños se pierden la infancia”.

“Guatemala mantiene una tasa extremadamente alta de desnutrición, donde casi la mitad de los niños menores de 5 años tiene retraso en el crecimiento”, es una de las anotaciones destacadas del informe.

30

por cada mil es la tasa de mortalidad infantil, según la última Encuesta de Salud Materno Infantil.

Si bien el país no es el peor al analizar el índice de homicidios, sí se especifica que “Guatemala se caracteriza por la discriminación contra la niñas”.

Lea tamblén: El peligro de ser niña en Guatemala

Además, la nación es una de las cinco primeras de la región en natalidad adolescente —también se incluye a Nicaragua, Guyana, Venezuela y República Dominicana—.

Requieren cuidado

En el país hay al menos cinco mil niños institucionalizados y que se encuentran en hogares públicos y privados debido a que requieren protección del Estado porque dentro de sus hogares han sido violentados, afirma el subsecretario de Protección de la Secretaría de Protección Social de la Presidencia, Marwin Bautista.

En dicha subsecretaría, actualmente hay 220 niños atendidos en todo el país.

126

niños muertos por estrangulación, decapitación, balas o arma blanca hasta marzo 2018.

A este número, según el funcionario, se debe sumar el subregistro de niños que están en situación de calle o que son violentados pero no se denuncia.

“No debemos normalizar el tema de la violencia contra la niñez, porque hacerlo nos arroja los resultados actuales, que son delicados y críticos”, afirma Bautista.

El fortalecimiento familiar debe ser una de las estrategias en Guatemala para evitar que los niños tengan que ingresar a un sistema de protección, asegura el funcionario.

Lea también: Desnutrición infantil en Guatemala: Los niños que murieron en el 2017 | Interactivo

“Hay una gran necesidad de que instituciones, tanto públicas como privadas, brinden atención especializada a las familias, por cuestión de desigualdad, falta de educación, cuestiones culturales de violencia y pandillas”, señala.

La impunidad en temas de niñez está arriba del 94 por ciento, no hay ejecución de programas sociales que se enfocan en este grupo, tampoco hay hospitales infantiles y 4.2 millones de niños están fuera del sistema educativo, afirma Leonel Dubón, director de la organización Refugio de la Niñez.

41

horas a la semana es el tiempo en que trabaja un niño. Solo tres de cada 10 reciben pago.

Dubón reconoce que la situación de los menores de edad es grave y que no existe un sistema de protección para este grupo, además, tampoco hay inversión, pero esto no es prioridad, señala el director de la organización.

Deber especial

El Estado está forzado a proteger, garantizar y respetar los derechos humanos de los niños y adoptar las medidas legislativas, administrativas, sociales y educativas para protegerlos contra todo abuso físico, mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, reconoció el procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas.

A través de un comunicado de prensa, Rodas señaló que el maltrato contra la niñez y adolescencia es una realidad, en donde está considerada la vulnerabilidad en la que se encuentra este grupo de población.

325

embarazos en niñas menores de 14 años se registraron entre enero y marzo de este año.

El procurador hizo un llamado a aprobar la iniciativa de ley 5184, que busca no utilizar el castigo corporal y otras formas de tratos crueles como método de corrección o disciplina y promover formas positivas para ello.

También urgió a aprobar la iniciativa 5285, que está en segunda lectura en el Congreso y que busca crear un sistema nacional de protección a la niñez y adolescencia.

Notas relacionadas

>Deficiencias en instituciones vulneran a menores víctimas de violencia sexual

>El peor lugar para ser madre

>Dan 70 años de cárcel a guardián de escuela por secuestrar y asesinar a estudiante