Migrantes

Connacionales exigen justicia para Claudia Gómez

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. cambió su versión al indicar que al agente se le abalanzó una persona, por lo que disparó.

Por Manuel Hernández Mayén

Guatemaltecos hicieron una vigilia en el parque MacArthur, en Los Ángeles, California, para exigir justicia por el asesinato de Claudia Gómez a manos de la Patrulla Fronteriza. (Foto Prensa Libre: Walter Batres)
Guatemaltecos hicieron una vigilia en el parque MacArthur, en Los Ángeles, California, para exigir justicia por el asesinato de Claudia Gómez a manos de la Patrulla Fronteriza. (Foto Prensa Libre: Walter Batres)

Unos 300 guatemaltecos hicieron ayer una vigilia en el Parque MacArthur, en Los Ángeles, California, Estados Unidos, para exigir que se esclarezca la muerte de Claudia Gómez, la cual habría sido perpetrada por agentes de la Patrulla Fronteriza en Laredo, Texas, el pasado miércoles.

Luis de la Vega, originario de Santa Rosa y residente en San Francisco, California, pide que se esclarezca este asesinato y señala que las autoridades estadounidenses no van a callar una vida de esa forma, “a disparos y balazos”. 

“Los guatemaltecos tenemos dignidad, nosotros traemos un sueño, nuestra compatriota tenía un sueño y fue truncado. Xelajú perdió una hija, una mujer de bien y honrada”, señaló De la Vega.

Walter Batres, de la Red Migrante Guatemalteca y uno de los organizadores de la vigilia, indicó que los guatemaltecos llegaron con pancartas y veladoras para exigir justicia.

Queríamos hacer un tributo, queríamos alzar la voz, pedir justicia y exigimos también al Gobierno de Guatemala que tome acciones más frontales para esclarecer estos hechos”, dijo Batres.

El líder migrante indicó que durante la vigilia participaron al menos 25 oradores guatemaltecos de diferentes comunidades, quienes hablaron en diferentes idiomas mayas para exigir justicia.

Claudia Patricia Gómez González salió el pasado 7 de mayo de San Juan Ostuncalco, pero falleció el miércoles último en Laredo, Texas. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Claudia Patricia Gómez González salió el pasado 7 de mayo de San Juan Ostuncalco, pero falleció el miércoles último en Laredo, Texas. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Sueños frustrados

Según Univisión Noticias, Yosimar Morales un joven guatemalteco de 18 años, tenía un año esperando el reencuentro con Claudia, desde que cruzó la frontera hacia Estados Unidos, y recuerda que ella le había dicho que “cumplirían su sueño” de verse de nuevo en Atlanta.

“Cada día nos enamorábamos más”, dijo a este medio. “Yo la apoyaba en todas sus cosas”, asegura al contar que tenían cinco años de relación, desde que se conocieron en un centro de estudios, según indicó.

Para él, la tragedia comenzó el jueves, cuando vio un video que le envió un allegado en el que reportaban la muerte. Lo mismo pasó con la familia de Claudia Gómez: se enteraron primero por la televisión y por las redes sociales, pero no por las autoridades, contó Dominga Vicente, tía de la joven, en una rueda de prensa.

Ahora, Yosimar Morales exige justicia porque, dice, el agente “destruyó el sueño de varios”. “Necesitamos el apoyo de una institución que nos eche la mano para que esa persona que asesinó a mi sobrina, le saquen del trabajo y así se respete a otras personas”, reclamó Vicente.

A Gómez la acompañaban Eder Cabrera Sánchez, de 18 años; Carlos Pérez Vicente, 20; y Damián Pérez Peñalonso, 18, todos guatemaltecos que se encuentran detenidos.

A pesar de que el Buró Federal de Investigación (FBI, en inglés) está a cargo del caso, por el momento no ha trascendido información oficial.

“El asesinato de personas migrantes en la frontera de Estados Unidos con México ocurre con frecuencia, tanto por parte de agentes de la Patrullas Fronteriza, como por otras personas armadas en el área”, dicen las entidades en el escrito, y recuerdan que los agentes tienen una larga “historia de muerte”, pues desde el 2010 “han asesinado a más de 50 personas en la frontera sur”.

Cambian Versión

Medios como NBC News consignaron que la Patrulla Fronteriza, en un primer momento, aseguró que el agente fue atacado por varios migrantes con objetos “contundentes”, por lo que se vio obligado a disparar.

El duelo de la familia se da al mismo tiempo que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de

EE. UU. cambió su versión original de lo que llevó a la muerte de Gómez.

“El agente, un veterano de 15 años de servicio, llegó al lugar porque respondía a un informe de actividad ilegal, cuando se encontró con un grupo de personas que sospechaba que estaban ilegalmente en el país y les ordenó que se tiraran al suelo, y al no hacerle caso disparó en una ocasión hiriendo mortalmente a uno de los atacantes”, señaló el comunicado.

De acuerdo con el agente, el grupo ignoró sus órdenes verbales y en su lugar se precipitó sobre él una persona. En la nueva declaración, ya no se menciona algún objeto con el que haya sido golpeado el agente, como se dijo la primera vez.

También se mencionó que él   disparó al menos un tiro, pero en la segunda versión se menciona que hizo una serie de disparos.

Contenido relacionado

> Migrante guatemalteca es ultimada por agente de patrulla fronteriza en Laredo, Texas.

> Organizaciones promigrantes piden investigar muerte de guatemalteca en EE. UU.

> Familiares de migrante quetzalteca asesinada en Texas exigen justicia.