Política

Alistan campaña de información por referendo sobre Belice

La Cancillería busca alianzas con diferentes sectores para una campaña de información masiva acerca de la importancia de realizar la consulta popular para que el diferendo con Belice pueda solucionarse en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Por Geovanni Contreras

Los cancilleres de Belice, Wilfred Elrington, y de Guatemala, Carlos Raúl Morales, firmaron en 2015 un cambio al acuerdo para garantizar la realización de los referendos. Observa el entonces secretario general de la OEA, José Miguel Insulza. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
Los cancilleres de Belice, Wilfred Elrington, y de Guatemala, Carlos Raúl Morales, firmaron en 2015 un cambio al acuerdo para garantizar la realización de los referendos. Observa el entonces secretario general de la OEA, José Miguel Insulza. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

“Me estoy dando a la tarea, con todo mi equipo de Relaciones Exteriores, y con muchos sectores de la sociedad guatemalteca, a quienes los estamos involucrando e invitando a una campaña de información masiva en la cual podamos informar por qué es conveniente para los países acudir a la CIJ”, explicó este lunes el canciller Carlos Raúl Morales.

Dicho referendo podría organizarse este año, pero depende del Congreso y del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“Lamentablemente, mientras más nos acerquemos al año electoral, que es en dos años, más riesgo de politizarse tiene este proceso, por lo tanto creemos que este es un buen año, además en Guatemala hay un desconocimiento alto del tema”, agregó, después de la reunión del Gabinete General.

Asimismo, Morales dijo que hace falta que el Congreso le pida al TSE que convoque a la consulta popular.

En tanto, la campaña de información, prevé, durará unos tres meses, debido a la falta de recursos, por lo que se hará a través de universidades, escuelas, sindicatos y sector privado, entre otros, para solicitar apoyo.

La intención de la consulta popular es que la población decida si el diferendo territorial, marítimo e insular con Belice, se resuelve en forma definitiva en la CIJ, la cual también establecería los límites entre ambas naciones.

Si en caso en algún país gana el NO, estará obligado a repetir la consulta hasta que gane el SÍ, debido a que es “la única salida” para resolver el añejo diferendo, lo cual también terminaría con la tensión entre países, que ha dejado más de 10 campesinos guatemaltecos muertos en la Zona de Adyacencia.

“No podemos heredar a nuestros hijos y nietos un problema que heredamos de nuestros padres y abuelos”, recalcó el jefe diplomático.

Una vez la CIJ reciba el caso, pasarían unos cinco años para dar la sentencia.