Suchitepéquez

Corresponsal de Prensa Libre muere baleado en Mazatenango

El corresponsal de Prensa Libre en Suchitepéquez, Danilo López, y otro periodista fueron ultimados este martes en el parque central del Mazatenango, en un ataque ha generado consternación y repudio en esta casa editora, entidades de prensa nacional e internacional, así como organizaciones de derechos humanos.

El hecho ocurrió en la zona central de Mazatenango, cuando López y sus colegas Federico Salazar, de Radio Nuevo Mundo, y Marvin Túnchez se encontraban frente al edificio de la Gobernación Departamental. Fueron atacados a balazos por dos hombres que luego escaparon en una motocicleta azul.

Danilo López, corresponsal de Prensa Libre.
Danilo López, corresponsal de Prensa Libre.

López y Salazar murieron en el lugar del ataque, mientras que Túnchez fue llevado herido a un centro asistencial, reportaron fuentes oficiales.

Fuentes del Ministerio Público (MP) reportaron horas después la captura de Sergio Valdemar Velásquez Reyes, sindicado de ser uno de los supuestos atacantes de los comunicadores.

De acuerdo con la información, Velásquez fue detenido en la ruta hacia Cuyotenango, Suchitepéquez, luego de que testigos del hecho aportaran detalles sobre las características de los criminales.

López laboraba en Prensa Libre desde hacía ocho años, tiempo en el que destacó por la cobertura de temas políticos, deportivos y de sucesos.

Miguel Ángel Méndez Zetina, director Editorial de Prensa Libre, repudió la muerte de los periodistas y exigió a las autoridades esclarecer el crimen.

“Nos ha tocado pagar un precio muy alto por el derecho de informar con transparencia, con honestidad y con el derecho de que nuestros corresponsales no se vendan a ninguna presión”, Miguel Ángel Méndez Zetina, Director Editorial de Prensa Libre.

“Condeno de la manera más enérgica posible este crimen, nos solidarizamos con la familia y alertamos a la comunidad internacional de que ya es tiempo que los guatemaltecos nos preocupemos más por el terrible ambiente de inseguridad e ingobernabilidad que se vive en el país”, dijo.

“Lamentamos mucho la muerte de Danilo López, un periodistas excepcional, valiente, ético, que estaba dedicado a cuerpo y alma a ejercer su trabajo, no solo de información sino de fiscalización del manejo de los recursos públicos”, concluyó Méndez.

Marvin Robledo, director de Radio Nuevo Mundo, señaló estar “consternado” por el hecho y urgió esclarecer el doble crimen.

Según el portal web de la agencia Cerigua, López habría sido amenazado por el alcalde de San Lorenzo Suchitepéquez, José Linares Rojas, al parecer molesto por una nota publicada en abril del 2013 respecto a su gestión.

Según Cerigua, el jefe edil le advirtió que se atuviera a las consecuencias. El hecho se suscitó cuando López daba cobertura a la sesión ordinaria del Consejo Departamental de Desarrollo, en la que se trataba la distribución presupuestaria para el 2014.

En el lugar el corresponsal saludó al jefe edil y luego de un apretón de manos éste lo golpeó en lado izquierdo del pecho en reiteradas ocasiones, diciéndole que él se encontraba en el poder y tenía el dinero necesario para tomar acciones contra el reportero.

Prensa Libre ha lamentado y repudiado la muerte de otros corresponsales. Jorge Mérida Pérez, quien trabajaba para este diario desde Coatepeque, Quetzaltenango, fue asesinado a balazos el 10 de mayo de 2008 en el interior de su vivienda.

El periodista recibió cuatro impactos de bala en el rostro, y quedó tendido frente a su computadora, cuando redactaba una nota periodística, en su vivienda, ubicada en la 3a. avenida, 5-24, zona 2, barrio El Rosario, en Coatepeque.

En enero último, la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) advirtió sobre un aumento de los riegos asociados al ejercicio de la profesión, tanto por demandas legales como por actos de violencia, al acercarse elecciones generales de este año.

Datos del MP indican que 74 periodistas fueron agredidos en 2014, y de acuerdo con datos oficiales, en los últimos 10 años 26 comunicadores han sido asesinados, de los cuales 13 murieron en el 2013.

Los periodistas guatemaltecos efectúan su trabajo en medio de la ola de violencia que afecta al país a causa del narcotráfico y las pandillas, que deja un saldo de 16 muertos al día.

0

Hola