Se incrementan casos de  VIH-sida  en el país

El aumento de   portadores de  VIH-sida en en la provincia preocupa a  las entidades que velan por la prevención de esa enfermedad  que  deja miles de muertos en el mundo.

Por Corresponsales / Provincia

 
 

Según datos del Ministerio de Salud,  hasta septiembre último  se contabilizaban 34 mil 512 casos en el país.

Solo en el 2014 se reportaron mil 898 nuevos contagios —674 con VIH avanzado—, entre los cuales el 61 por ciento son hombres y el 39%, mujeres. Retalhuleu, Escuintla, Izabal, San Marcos, Guatemala y Quetzaltenango tienen  la tasa de portadores más alta.

El Programa Nacional para la Prevención, Atención y Control de la Infección de Transmisión Sexual (ITS-sida) reportó en su  informe del 2007  que 120 mil personas estaban infectadas con  VIH, causante del sida, y  que  el 50% no lo sabía.

Guatemala es el tercer país de Centroamérica con más casos, por debajo de Honduras  y Belice, según  fuentes  de  Salud.

En el 2014, el departamento de Guatemala registró 153 nuevos contagiados, el mayor número a escala departamental, seguido por Retalhuleu, con 70 pacientes. Huehuetenango, que históricamente ha tenido menos casos, este año reporta 35.

El Ministerio de Salud reportó que el 60% de las personas contagiadas en el 2014 tenían entre   20 y 39 años. También se notificaron 120 pacientes  positivos en el rango de 10 a 19 años.

En   Suchitepéquez  se han reportado 38 casos en lo que del 2015, comparado con 49 del año pasado.

Alarmados

Lucrecia Cordón, coordinadora del programa VIH-sida  del Área de Salud de Retalhuleu, comentó que las cifras son preocupantes y que hacen  lo posible por concienciar a las personas, principalmente   jóvenes, para que no sean víctimas del virus, cuya discusión aún se considera   tabú.

Aparte, Lesly López, de la Clínica de Atención Integral del Hospital Regional de Huehuetenango, reportó que   a la fecha suman 257 personas con  VIH-sida. El 2013  fue el año con mayor cantidad de contagios, pues sumaron  53.

Lea la nota completa en la edición impresa de Prensa Libre o adquiérala aquí.