Hemeroteca

Tres generales, tres presidentes

La historia de los gobiernos militares en Guatemala es extensa; diversos aspectos identificaron a cada uno de los gobiernos, que sin duda están presentes en la memoria de quienes lo vivieron.

Por Hugo Cuyán Vásquez

Arana Osorio, Laugerud García y Lucas García, tres generales presidentes. (Fotoarte: Hugo Cuyán Vásquez)
Arana Osorio, Laugerud García y Lucas García, tres generales presidentes. (Fotoarte: Hugo Cuyán Vásquez)

El conflicto armado interno causó en el país una herida que hasta nuestros días sigue abierta. Sin embargo, las nuevas generaciones poco conocen acerca de quienes gobernaron durante esa época, tan complicada para Guatemala.

Le compartimos los perfiles y la historia de tres generales: Carlos Manuel Arana Osorio, Kjell Eugenio Laugerud García y Romeo Lucas García, que ejercieron el poder de 1970 a 1982, durante una parte del conflicto armado interno.

Carlos Manuel Arana Osorio

Nació en Barberena, Santa Rosa, el 17 de julo de 1918. Era sobrino del exjefe de las fuerzas armadas, coronel Francisco Javier Arana, quien en su momento integró la Junta Revolucionaria de Gobierno, luego del derrocamiento de Federico Ponce Vaides.

Fue militar de carrera y director de la Escuela Politécnica en 1955, reabrió dicha academia militar luego de que fuera cerrada tras el alzamiento de los cadetes el 2 de agosto de 1954.

Cuando fue comandante de la Zona Militar de Zacapa, obtuvo varias victorias en contra de la guerrilla, con lo que se ganó su apodo de “Chacal de Oriente” o “Carnicero de Zacapa”.



Carlos Manuel Arana Osorio, durante una conferencia de prensa. (Foto: Hemeroteca PL)
Carlos Manuel Arana Osorio, durante una conferencia de prensa. (Foto: Hemeroteca PL)


Durante los años sesenta fungió como embajador de Guatemala en Nicaragua, durante el régimen de los Somoza.

Arana Osorio asumió la jefatura de gobierno el 1 de julio de 1970, en compañía de su vicepresidente Eduardo Cáceres Lehnhoff.

Para llegar al poder fue apoyado por una coalición de partidos políticos de ultraderecha, los cuales se caracterizaron por su ferviente espíritu anticomunista. Sería el primero de una serie de militares que dominarían la política guatemalteca en la década de los setenta hasta mediados de los ochenta.

Sus victorias en contra de la insurgencia y catalogarse como un ferviente anticomunista le valieron para que fuera electo como candidato por el Movimiento de Liberación Nacional (MLN).

Durante su gobierno se impuso el estado de Sitio, lo que dio lugar a un incremento en los secuestros, torturas, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales de los que se consideraban opositores al régimen, según un informe presentado por las Agencia de Inteligencia de la Defensa de los Estados Unidos.

En 1972 surge el Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP), el cual contaba con apoyo de grupos de católicos comprometidos con los pobres afines a la Teología de la Liberación.

Uno de los proyectos más importantes fue creado durante el mandato de Arana Osorio, la Franja Transversal del Norte, en 1970.

Creó instituciones públicas como Bandesa, Indeca, Guatel, Intecap, Fegua y Coperex, entre otras.

Luego de concluir su mandato en 1974 fundó la Central Auténtica Nacionalista (CAN), partido político que pese a haber participado en varias elecciones no logró mayor trascendencia.

Falleció en la ciudad de Guatemala el 6 de diciembre de 2003, a la edad de 85 años.

Kjell Eugenio Laugerud García

Militar y político, nació el 24 de enero de 1930, hijo de padre noruego y madre guatemalteca, ocupó importantes cargos, entre los que destacan el haber sido director de la Escuela Politécnica, agregado militar en la embajada guatemalteca en Washington, EE. UU., y durante el gobierno de Carlos Manuel Arana Osorio fue ascendido a general y nombrado ministro de la Defensa Nacional.

En marzo de 1974 participó en las elecciones presidenciales con el Movimiento de Liberación Nacional (MLN); ganó la Presidencia luego de disputar una segunda vuelta con ell candidato de la Democracia Cristiana Guatemalteca, el general Efraín Ríos Montt, quien impugnó el nombramiento por una supuesta ilegalidad en el proceso electoral. Sin embargo, el Congreso de la República le dio posesión el 1 de julio de 1974.

Al igual que su predecesor impuso el estado de Sitio, como había sucedido años antes, se produjeron desapariciones forzadas y crímenes políticos.

Laugerud tuvo que enfrentar la mayor tragedia natural en las historia de Guatemala, el terremoto del 4 de febrero de 1976. Muchas personas aún lo recuerdan por ser una persona capaz para afrontar una crisis de tal magnitud. Pronunció la célebre frase “Guatemala está herida, pero no de muerte”, con la que buscó levantar la moral del pueblo guatemalteco.



Presidente Kjell Eugenio Laugerud se dirige al pueblo de Guatemala. (Foto: Hemeroteca PL)
Presidente Kjell Eugenio Laugerud se dirige al pueblo de Guatemala. (Foto: Hemeroteca PL)


Concluyó su mandato el 1 de julio de 1978. Lo más destacado fue la pronta recuperación de la infraestructura luego de la devastación causada por el terremoto.



Presidente Laugerud García, evalua los daños ocasionados por el terremoto de 1976. (Foto: Hemeroteca PL)
Presidente Laugerud García, evalua los daños ocasionados por el terremoto de 1976. (Foto: Hemeroteca PL)


Falleció en la ciudad de Guatemala el 9 de diciembre de 2009 a los 79 años, luego de padecer problemas renales y daños en los pulmones. Sus honras fúnebres causaron polémica, ya que no fueron realizadas en la Plaza de la Constitución como se acostumbra cuando fallece un ex presidente, debido a que había un concierto en el lugar.

Romeo Lucas García

Nació el 4 de julio de 1924, en San Juan Chamelco, Alta Verapaz. Hijo de Fernando Lucas Juárez y Concepción García de Lucas, terratenientes del área que desde la década de los setenta se conoce como Franja Transversal del Norte (FTN).

Se graduó como oficial en la Escuela Politécnica, luego de heredar y comprar varias fincas en la FTN. Fue diputado al Congreso de la República, en donde cabildeó para impulsar la inversión en esa zona del país.

En 1975 fue jefe del Estado Mayor del Ejército de Guatemala, luego recibió un ascenso a general y fue nombrado ministro de la Defensa en el gobierno del general Kjell Eugenio Laugerud García, en donde luego del terremoto de 1976, presidió un comité de emergencia.



Romeo Lucas García -derecha-, presidente de Guatemala. (Foto: Hemeroteca PL)
Romeo Lucas García -derecha-, presidente de Guatemala. (Foto: Hemeroteca PL)


Lucas García ganó las elecciones en 1978, junto a su compañero de de fórmula, el doctor en Derecho Francisco Villagrán Kramer, quien había participado en la Revolución de 1944. Aunque todo indicaba que se había realizado una elección transparente, trascendió que todo había sido un fraude electoral y que el mismo sistema había impuesto a Lucas, tal como se presume que sucedió años antes con Laugerud García.

El rechazo popular hacia el nuevo gobierno era generalizado, debido a que luego de asumir la Presidencia, Lucas liberó los precios de la canasta básica y posteriormente un incremento a la tarifa del transporte urbano, lo que originó grandes protestas por parte de la sociedad civil apoyada por la Universidad de San Carlos.

Oliverio Castañeda, dirigente de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU), desempeñó un papel activo en la organización de las huelgas generales, por lo que fue amenazado junto a otras personas que se oponían al régimen, por el Ejército Secreto Anticomunista (ESA).

El 20 de octubre de 1978, durante la marcha conmemorativa de la Revolución de Octubre de 1944, Castañeda se presentó en el Parque Centenario para dar el discurso de la AEU y señalar al ministro de Gobernación, Donaldo Álvarez Ruiz, como responsable de la oleada de terror. Pronunció la famosa frase “Ellos pueden matar a nuestros dirigentes, pero mientras haya pueblo, habrá revolución”. Momentos después sería asesinado en la entrada del Pasaje Rubio, ubicado en la Sexta Avenida de la zona 1.

Aumentó la muerte de dirigentes y personalidades del país, entre las que se recuerda al ex alcalde de la capital Manuel Colom Argueta, dirigente político del Frente Unido de la Revolución (FUR).

La violencia continuaba en el país. El 5 de septiembre de 1980, la guerrilla, detonó un artefacto explosivo en pleno centro de la ciudad, en la Sexta Avenida y Sexta calle de la zona 1, frente al Palacio Nacional. El saldo fue de siete muertos y un número no indeterminado de heridos, lo que desataría el caos en la ciudad.

El 23 de marzo de 1982, Lucas García fue removido del cargo luego de un golpe de Estado liderado por oficiales jóvenes del Ejército de Guatemala, quienes rodearon el Palacio Nacional y le exigieron al gobernante que entregara el poder. Posteriormente asumiría la presidencia una junta de gobierno integrada por el general Efraín Ríos Montt, el coronel Horacio Maldonado Shaad y el coronel Francisco Gordillo. Luego, Ríos Montt asumiría como jefe de Estado.

Romeo Lucas García murió a los 81 años exiliado en Puerto la Cruz, Venezuela, el 27 de mayo de 2006.

Tres generales, tres presidentes, a más de tres décadas de distancia.