Internacional

Clinton comienza a unificar a su partido contra Donald Trump

Tras barrer en cuatro elecciones primarias cruciales, Hillary Clinton ha solidificado su ventaja por la nominación presidencial demócrata, lo que le permite comenzar a trabajar para unificar a su partido contra Donald Trump, quien encabeza la contienda entre precandidatos presidenciales republicanos. 

Por West Palm Beach/AP

<span class="hps">Hillary</span> <span class="hps">Clinton</span> <span class="hps">habla a</span> <span class="hps">sus seguidores</span> <span class="hps">en</span> <span class="hps">Palm Beach.</span>
Hillary Clinton habla a sus seguidores en Palm Beach.

El proceso no será afable: su adversario Bernie Sanders se ha beneficiado de un sentimiento en contra de la clase política de Washington dentro del Partido Demócrata, convirtiendo la que se pensaba sería una competencia fácil para Clinton en una mucho más dura. Él ha prometido que continuará haciendo campaña hasta la convención nacional, a realizarse en julio.       

Pero las victorias en las elecciones primarias del martes permitieron a Clinton asegurar conquistas en estados cruciales para las elecciones generales a través de ese país —North Carolina, Florida y Ohio— y demostrar su atractivo para votantes en estados del cinturón industrial de la nación, quienes serán muy importantes en noviembre.       

Un triunfo decisivo en Florida, estado que más delegados otorgó el martes, la colocó camino a ampliar una ventaja ya abrumadora. Clinton tiene ahora al menos mil 599 delegados —incluidos súper delegados—, casi dos terceras partes del total necesario para ganar la nominación demócrata. Sanders le sigue con al menos 844 delegados.       

“El resultado neto de anoche: La ventaja de Hillary Clinton en delegados creció más de 40%, a más de 300, dejando al senador Sanders contundentemente atrás en la contienda por la nominación y sin un curso claro para alcanzarla”, escribió Robby Mook.

En Misuri, donde la contienda sigue estando demasiado reñida para determinar un ganador, Clinton y Sanders estaban dividiéndose los delegados casi con igualdad ya que los demócratas otorgan delegados con base en la cuota de votos, lo que hace que ganar un estado no sea tan importante si el margen es muy estrecho.       

“El resultado neto de anoche: La ventaja de Hillary Clinton en delegados creció más de 40%, a más de 300, dejando al senador Sanders contundentemente atrás en la contienda por la nominación y sin un curso claro para alcanzarla”, escribió el director de campaña Robby Mook en un memorándum publicado la mañana del miércoles.

“La ventaja de delegados comprometidos de Clinton de más de 300 es casi el doble de cualquier ventaja que tuvo el entonces senador Obama en el 2008”.  

Pero en una conferencia telefónica con reporteros la tarde del miércoles, Tad Devine, estratega de la campaña de Sanders, argumentó que aún había un sendero a la nominación.

Devine dijo que los próximos estados donde se realizarán elecciones primarias ofrecen “un terreno mucho más favorable en términos de nuestro mensaje y nuestro candidato” y agregó que la oficina de campaña tendrá los recursos para competir.       

Devine dijo que esto no es simplemente un problema matemático y que “el proceso es dinámico, no es un proceso estático, no es un asunto de aritmética de delegados” .