Internacional

Juez interrogará a familia de fiscal Nisman por lavado de dinero

Un juez federal dispuso este viernes el interrogatorio de familiares y allegados del fallecido fiscal Alberto Nisman por presunto lavado de dinero.  

Por Buenos Aires/AP

<em>El fallecido fiscal, Alberto Nisman. (Foto Prensa Libre: AFP).</em>
El fallecido fiscal, Alberto Nisman. (Foto Prensa Libre: AFP).

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral aceptó el pedido del fiscal Juan Pedro Zoni para tomar declaración indagatoria a Sara Garfunkel y Sandra Nisman, madre y hermana respectivamente del investigador; al técnico informático Diego Lagomarsino y al empresario Claudio Picón, quien proveyó de un vehículo de alta gama al fiscal, informó el Centro de Información Judicial.    

El magistrado tomó la decisión en el marco de una investigación que incluye movimientos sospechosos realizados en una cuenta bancaria del Merrill Lynch en Nueva York abierta en el 2002 de la que Nisman era apoderado y en la cual figuraban como titulares sus familiares y Lagomarsino, quien trabajaba para el investigador.    

El juez dijo en su dictamen que en la cuenta “se han reportado movimientos dudosos por, al menos, US$666 mil 690” entre el 2012 y el 2014.   

Todos los sospechosos fueron citados en septiembre: la hermana de Nisman el día 8; Lagomarsino el 9; Garfunkel el 11 y Picón el 15.

El magistrado les prohibió salir de Argentina y embargó varios de sus activos.  Una vez que los interrogue el juez dispondrá de varios días para decidir si los procesa, los sobresee por entender que no cometieron delito o les dicta la falta de mérito al considerar que no hay pruebas suficientes para inculparlos.

Esas medidas pueden ser apeladas. El lavado de dinero es condenado con penas de prisión efectiva. 

Misterio 

Nisman fue hallado muerto el 18 de enero en su apartamento de Buenos Aires con un tiro en el cráneo. La justicia intenta determinar si fue un asesinato, un suicidio voluntario o un suicidio inducido.    

Cuatro días antes de ser encontrado muerto el fiscal a cargo de la investigación del atentado en 1994 contra un centro judío en Buenos Aires había acusado a la presidenta Cristina Fernández de idear un plan para encubrir a los iraníes imputados por ese ataque, denuncia que en los últimos meses han desestimado varias instancias judiciales.    

Lagomarsino, el técnico que asesoraba al fiscal en cuestiones informáticas, está imputado de haberle suministrado el arma que efectuó el disparo que terminó con su vida, sin que por el momento haya sido involucrado de forma directa en la muerte del investigador.   

Además de la cuenta bancaria, la pesquisa de Canicoba Corral abarca propiedades que presuntamente eran de Nisman en Uruguay y Buenos Aires y el AUDI Q3 que utilizaba.    

El fiscal Zoni sospecha que los imputados fueron testaferros de Nisman, quien tendría un patrimonio que no podía justificar con sus ingresos.

Canicoba Corral señaló recientemente a medios de prensa que en el marco de la investigación recibió datos oficiales de Estados Unidos que dan cuenta de transferencias sospechosas.   

Asimismo indicó que esos movimientos son investigados en Estados Unidos como “sobornos” y lavado de dinero y que entre los depositantes de la cuenta están Picón y el empresario argentino Damián Stefanini, quien está desaparecido desde octubre del 2014.    

El juez no se refirió a si las transferencias realizadas a la cuenta podrían estar relacionadas con la muerte del fiscal.