Internacional

La violación colectiva a una adolescente consterna a Brasil y expande la indignación

La violación de una adolescente por más de 30 hombres en una favela de Río de Janeiro ha consternado a Brasil y ha provocado una cadena de condenas en las redes sociales, entre ellas la de Dilma Rousseff, la presidenta suspendida temporalmente del cargo y del propio Gobierno interino.

Por Río de Janeiro/Agencias

(Imagen de referencia). Vista de una favela en Río de Janeiro, Brasil. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
(Imagen de referencia). Vista de una favela en Río de Janeiro, Brasil. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

El hastag #EstuproNaoÉCulpaDaVitima (La violación no es culpa de la víctima) ha inundado Twitter en las últimas 24 horas y ha acompañado la indignación de miles de internautas contra la atroz violación colectiva sufrida por una joven de 16 años.

La agresión fue difundida en las redes sociales con un video en el que la menor aparece desnuda y desmayada, con sus órganos sangrando, mientras que el autor de la grabación comenta que fue violada por al menos 30 personas.

El caso ha conmocionado al país y ha provocado el rechazo de la sociedad, de la ONU, de Rousseff y del mandatario interino de Brasil, Michel Temer, quien asumió el cargo el pasado 12 de mayo.

"Todas podemos pasar por eso. No duele el útero, duele el alma", adolescente de 16 años violada por una treintena de hombres.

Testimonio

En sus declaraciones a la Policía, filtradas por varios portales, la menor dijo que fue drogada y violada por varios hombres tras haber ido el sábado pasado a casa de su novio en Jacarepaguá, un barrio en la zona norte de Río de Janeiro.

Agregó que no recuerda bien lo ocurrido desde entonces pero que en un momento en que despertó, ya el domingo, percibió que estaba desnuda y dopada en una cama en una habitación con 33 hombres, algunos de los cuales armados con fusiles y pistolas, en una vivienda de una favela.

Aseguró que no supo cómo llegó hasta ese lugar o quién la condujo, y que cuando tuvo condiciones huyó de la habitación sin enfrentar ninguna resistencia.

La menor admitió que era usuaria de drogas alucinógenas pero alegó que desde hacía un mes que no usaba nada.

En el hospital en que fue sometida a exámenes de cuerpo de delito, la adolescente tomó un cóctel de medicinas destinadas a evitar el contagio de enfermedades sexualmente transmisibles y un posible embarazo.

Igualmente fue sometida a diversos exámenes ginecológicos y a evaluación psicológica.

Los familiares de la adolescente aseguraron que ella estaba desaparecida desde el final de semana cuando anunció que saldría a reunirse con amigos, algo que al parecer era recurrente.

El caso ha abierto un debate en Brasil sobre la llamada "cultura de la violación" y ha provocado innumerables críticas dentro y fuera de las redes sociales contra la "sociedad machista".

Indignación

Temer rechazó hoy con la más "absoluta vehemencia" la agresión sexual de la que fue víctima la joven el pasado fin de semana y consideró "absurdo" que en "pleno siglo XXI tengamos que convivir con crímenes bárbaros como ese".

"Tomaremos medidas efectivas para combatir la violencia contra la mujer", afirmó Temer a través de su cuenta en Twitter, un día después de que saliera a la luz el brutal ataque contra la adolescente.

Violencia de género

  • 92,000 mujeres han muerto entre 1980  y 2010 según un estudio del Centro Brasileño de Estudios Latinoamericanos.
  • 1 mujer es violada cada 11 minutos en Brasil según el Foro Brasileño de Seguridad Pública.
  • 47,636 personas sufrieron una agresión sexual en el 2014.
  • 15 mujeres son asesinadas cada día en Brasil.

El jefe de Estado interino anticipó que será creado un departamento en la Policía Federal para coordinar en todo el país el combate a crímenes contra la mujer y enfatizó que el Gobierno está movilizado, junto con la Secretaría Pública de Río de Janeiro, para "castigar con rigor a los autores de la violación".

Rousseff, por su parte, expresó su "repudio" contra la "barbarie" y la "violencia contra las mujeres" y, al igual que otros personajes públicos, modificó su foto de perfil de Facebook para pedir el "fin de la cultura de la violación".

La mandataria, quien fue apartada de su cargo por el Congreso para iniciar un juicio político con fines destituyentes, insistió en que "hay que identificar y castigar a los responsables".

La Policía ya ha identificado a cuatro personas por su participación "directa o indirecta" en la violación y "evalúa" posibles pedidos de prisión, que todavía no han sido realizados.

"La Policía va actuar con rigor, pero no fuera de la ley", señaló el jefe de la Policía Civil de Río de Janeiro, Fernando Veloso, en un rueda de prensa al ser cuestionado por la ausencia de pedidos de prisión emitidos hasta la fecha.

Los agentes subrayaron que "todos los indicios" apuntan a que fue cometida una violación, pero mantuvieron la cautela y precisaron que la agresión no puede ser confirmada hasta que no se tengan los resultados de los exámenes periciales.

Tras salir a la luz el suceso, la ONU condenó la agresión, pidió que las víctimas no sean culpadas y recordó un caso similar ocurrido recientemente en el estado brasileño de Piauí, donde una joven de 17 años fue amarrada, amordazada y agredida sexualmente por cinco hombres.

"Además de ser mujeres jóvenes, los casos se asemejan por el hecho de que las dos adolescentes fueron atraídas por los verdugos en tramas premeditadas y atacadas violentamente en un contexto de drogas ilícitas", señala la ONU Brasil en un comunicado.

Buscan a sospechosos

En tanto, la policía de Brasil informó que identificó y emitió órdenes de detención para cuatro de los más de 30 hombres que son investigados por la violación grupal.

El anuncio coincide con una convocatoria por parte de Temer a una reunión de emergencia de los ministros de seguridad de cada uno de los estados de Brasil, para considerar delitos de género.

La policía pidió la ayuda de la gente para localizar a los cuatro hombres e identificar a otros. Reportes de medios locales dicen que más de 800 personas han llamado a una línea de emergencia para brindar información sobre los agresores.

El novio de la joven, de 19 años de edad, es uno de los hombres buscados, pero la policía no sabe si puede ser uno de los atacantes. Las autoridades afirmaron que los hombres estaban armados, pero no quedó esclarecido si se utilizaron para intimidar a la víctima durante el ataque.

Brasil, un país conservador de mayoría católica y con unos 200 millones de habitantes, ha sufrido desde hace tiempo para frenar la violencia contra las mujeres.

Un estudio realizado por el Centro Brasileño de Estudios Latinoamericanos señala que entre 1980 y 2010, han muerto más de 92 mil mujeres en delitos de género, en los que se incluye la violación y la violencia doméstica.

De acuerdo con datos del Foro Brasileño de Seguridad Pública (FBSP), una mujer es violada cada 11 minutos en el país y en 2014 47 mil 636 personas sufrieron una agresión sexual.

El año pasado, cuando el Congreso aprobó una legislación en la que se aumenta considerablemente los castigos por violencia contra la mujer, la presidenta Dilma Rousseff recalcó que a diario eran asesinadas 15 mujeres en Brasil por una simple "cuestión de género".

Agradecida por las muestras de apoyo recibidas, la joven lo ha advertido a través de las redes sociales: "Todas podemos pasar por eso".

Y asegura: "No duele el útero. Duele el alma".